BeTech: noticias de tecnología

INTERNET

“¿Me han robado la cuenta?” Tres indicativos a fijarse si notas algo raro al estar online

Si piensas que alguien ha accedido a una cuenta tuya de una red social o de email, fíjate en estos signos.

0
“¿Me han robado la cuenta?” Tres indicativos a fijarse si notas algo raro al estar online

Hotmail, Messenger, WhatsApp, Facebook, Twitter, PlayStation Network, Xbox Live, Nintendo Store, Amazon, App Store, Facebook, Steam, Netflix, HBO Max, Disney+, Google Play Store... Son muchas cuentas, son muchas contraseñas, y es fácil, como hemos visto hoy, dejarse llevar y usas contraseñas tan malas como estas. Y ello deriva en que pueden crackear tu contraseña, usarla y… hacerse con tu cuenta. Pero, ¿cómo saber eso?

Saber si te han robado la cuenta de servicio

 

Como cuentan desde el INCIBE, el Instituto Nacional de Ciberseguridad, aunque a veces es difícil ser conscientes de un robo de cuenta, existen “una serie de factores que pueden darnos pistas o hacer crecer la sospecha de que nuestras cuentas están siendo utilizadas por un tercero”. Factores como los siguientes:

Contraseñas que no funcionan de repente

Generalmente, cuando un ciberdelincuente consigue vulnerar la seguridad de nuestra cuenta y acceder a ella, lo más probable es que cambie la contraseña de acceso. Cuando intentemos acceder nosotros, no podremos, y el servicio nos informará de que nuestras credenciales no son correctas. Ahí tendremos un indicador claro de lo que sucede.

Inicios de sesión que no has hecho

Muchos servicios alertan de los inicios de sesión que se realizan desde un dispositivo desconocido que no es el habitual a través de un correo electrónico; por ejemplo, plataformas de compra online, redes sociales o aplicaciones bancarias.

Si recibimos un correo de estas características, y no corresponde con un acceso que hayamos realizado nosotros, debemos tener especial cuidado, ya que alguien podría haberse hecho con nuestras claves, o también podría tratarse de un ciberdelincuente suplantando a la entidad o servicio para que hagamos clic en un enlace y robar así los datos de acceso a nuestra cuenta (phishing).

Correos y mensajes leídos, publicaciones desconocidas o movimientos no autorizados

Si encontramos mensajes ya leídos y no hemos sido nosotros, es probable que un tercero esté “fisgando” nuestro buzón. De igual modo, conversaciones extrañas con nuestros contactos o publicaciones que no recordemos haber hecho también son un síntoma de un robo de cuenta. Finalmente, ante movimientos o transacciones no autorizadas, como puede ser una compra online, también habrá que sospechar.