Manga

Dragon Ball Super entra en un parón indefinido: todos los frentes abiertos para su vuelta

Toyotaro detiene indefinidamente la publicación de nuevos capítulos tras siete años ininterrumpidos. Lo que está por venir queda muy abierto. Lo repasamos.

Dragon Ball Super entra en un parón indefinido tras la resolución de la saga de Granola. Esto significa que Toyotaro, el encargado de dibujar los capítulos mensuales de la serie y plasmar la historia e ideas generales de Toriyama, se detiene por primera vez en siete años desde que volvió la serie a la vida. No sabemos cuando va a volver, porque no se han dado fechas, pero sí sabemos que el motivo es poder preparar con calma las próximas aventuras de Goku y compañía.

Un merecido descanso para Toyotaro, que tras unos inicios dubitativos ha conseguido dar un dibujo y un ritmo a las viñetas en muchos momentos excelso, sobre todo durante la saga de Moro y consiguiendo que en el manga pudiésemos ver un Trunks del futuro mucho más similar al que conocimos en Z que lo que vimos en el anime, por ejemplo. Pero no es un descanso total porque va a plantear los siguientes pasos. ¿Qué tenemos pendiente en Dragon Ball Super y por dónde pueden ir los tiros? Lo repasamos a continuación.

Lo más inmediato: el nuevo Black Freezer

Lo más evidente de todo lo que está por conocer en el futuro es qué pasa con Black Freezer, la transformación más poderosa del emperador que ha permitido superar a Goku y Vegeta por primera vez desde que estos se pudieron transformar en Super Saiyan. Se trata de un poder inconmensurable tras entrenar 10 años en una cámara hiperbólica, pero tal y como explica al final del capítulo 87, tiene otros objetivos que ahora mismo no son los saiyans. ¿Qué va a buscar? ¿A quién o qué quiere enfrentarse? Veremos que pasa ahora que Freezer es un rival digno.

Broly está vivo y tiene mucho que decir

Otra de las carpetas que hay abiertas en Dragon Ball Super es Broly. El Saiyan legendario acabó de buena manera con Goku y volvió al planeta donde fue desterrado tiempo atrás. Que Broly volverá es tan evidente como que en la película de Dragon Ball Super: Super Hero, está entrenando en el planeta de Bills con Goku y Vegeta. Así que su papel como tercer saiyan en discordia, el control de su poder y demás es un camino que deberemos explorar.

Uub ya es una realidad en Super (y fue clave en la saga de Moro)

Otra figura importante es la de Uub, la reencarnación de Buu que Goku pidió al final de Dragon Ball Z. Sabemos que el personaje ya es una realidad porque durante la saga de Moro, dio su energía para ayudar a los saiyans a vencer al malvado villano. Ni Goku ni Vegeta saben de donde vino tanto poder, pero queda claro que Uub va a asomar la cabeza más pronto que tarde. ¿Es el guerrero más fuerte del universo que Whis dijo que a lo mejor ya había nacido al final del capítulo 87? Bien puede ser.

Todo lo que supone la película Dragon Ball Super: Super Hero, ¿nos acercamos al final de Z?

La nueva película que se estrena el 2 de septiembre en España también tendrá un impacto evidente en el futuro de Dragon Ball Super. Sin entrar en destripes, sabemos que Gohan y Piccolo alcanzarán nuevas cotas para vencer nuevos desafíos, que Pan ya está entrenando y que Goten y Trunks ya son adolescentes como en el final de Dragon Ball Z. ¿Conseguirán todos ellos un papel más relevante en Super? es una de las peticiones y el hecho de tener una película donde Goku no es protagonista parece que es un indicativo.

¿Qué pasa si Bills ve que los guerreros Z están consiguiendo demasiado poder?

Una de las figuras más curiosas de todo el entramado de Super es Bills, el Dios de la Destrucción. De momento sus intervenciones son quirúrgicas y siempre parece estar en un estadio superior, pero las técnicas del ultrainstinto y el megainstinto van cogiendo forma y poder. ¿Bills puede aceptar que haya seres en su universo que se le acerquen o superen en poder? Puede eso desembocar en algún nuevo camino inesperado.

Más allá del final que Toriyama diseñó para Dragon Ball Z

De momento, Dragon Ball Super se ubica en ese intervalo de tiempo entre la muerte de Kid Buu y el final de la serie, que suponen años de paz (eso se dijo en Dragon Ball Z, pero ya vemos que no). Pero viendo el ritmo de publicación, lo mencionado anteriormente y que sigue siendo una fuente de ingresos enorme para Toei -la licencia que más le da- es evidente que llegará un momento en el que se superará ese final de Goku con Uub y seguirá adelante. ¿Lo veremos pronto? No lo creemos, pero que es algo que se planteará, casi seguro que sí.

Todo esto puede ser, como también puede ser que nos sorprendan con cosas que no tienen nada que ver con estos momentos y personajes. Lo inesperado siempre ha sido marca de la casa en Dragon Ball. Ahora solo falta esperar pacientemente que vuelva.