Ofrecido por PlayStation

The Last of Us Parte I: todos los cambios y mejoras respecto el original

El remake del juego de Naughty Dog llega en pocos días y supone un salto que va más allá del lavado de cara gráfico. Todas las novedades y mejoras.

The Last of Us Parte I es el remake pensado para la nueva generación de uno de los mejores títulos que ha dado la factoría PlayStation. La obra maestra de PS3 ya vivió un remaster en la siguiente consola, pero es ahora en PS5 donde se quiere conseguir la experiencia definitiva en la gran aventura de Joel y Ellie. Naughty Dog ha recreado por completo el juego, desde cero y pensando en todas las capacidades de la consola de Sony para elevar todavía más un videojuego único. Estos son todos los cambios y mejoras del título que llega el próximo 2 de septiembre a PS5.

Gráficos de nueva generación

Lo primero que salta a la vista con esta nueva entrega es la mejora gráfica en todos los sentidos que va a tener el juego, gracias a que se ha rehecho de cero pensando en el motor de PS5. Lo vemos en los modelados, mucho más detallados y repletos de imperfecciones que humanizan más sus caras, sus expresiones, sus miradas. Pero también en una nueva iluminación que permite dar una ambientación más realista y más cercana a la idea original de un mundo post-apocalíptico, con entornos complejos, localizaciones míticas recreadas con más posibilidades y un acabado general que deja claro que esto solo es posible en PS5. Sí, el remaster de The Last of Us se veía de escándalo, pero esto es otro nivel.

También hemos podido ver en los vídeos de Naughty Dog como hay novedades en la densidad de la física de los objetos, la destrucción de nuestro alrededor más detallada y otros pequeños elementos que conforman una experiencia más inmersiva.

Una jugabilidad puesta al día

Aunque es el apartado visual el que más salta a la vista, lo cierto es que también ha habido cambios importantes a nivel de jugabilidad respecto al título que apareció originalmente en 2013. Naughty Dog ha trabajado para implementar mejoras a nivel de mecánicas que hagan que el juego sea más fluido y más natural. El punto más importante de los cambios introducidos está en la inteligencia artificial de los enemigos humanos: estos se sienten distintos a la hora de enfrentarse a nosotros, con reacciones y patrones más variados según nuestos movimientos y mejor comunicación entre ellos para intentar flanquearnos, entre otras opciones.

Aquí hay que apuntar que la IA de los aliados también recibirá mejoras para que estos puedan salir de los campos de visión de los enemigos cuando estamos en modo sigilo, algo que no sucedía siempre en el original y que podía romper la tensión de estar realmente escondidos. Un elemento estético (el juego no te penalizaba si un enemigo tenía en frente a Ellie) pero que aporta más inmersión y que es posible gracias a la mejora tecnológica de esta entrega.

A nivel jugable también tendremos añadidos que no son menores, como los modos de muerte permanente, que nos obligarán a jugar el título como si de una aventura de pura supervivencia se tratase: si mueres, se acabó. También el de speedrun, para intentar terminar el juego en el menor tiempo posible. Todo ello con otros elementos cosméticos como nuevos trajes para Ellie y Joe.

DualSense para sentir The Last of Us Part I

El mando DualSense es uno de los grandes añadidos con los que cuenta la nueva generación de consolas PlayStation. Sus posibilidades son muchas y suponen un avance importante a nivel de inmersión. The Last of Us Parte I no se quedará atrás y usará la tecnología háptica del mando para sentir de forma totalmente el juego. A través de la vibración podremos notar las pequeñas gotas de lluvia fina, las pisadas que damos en medio de hojas en el suelo o la sensación de avanzar a través de la nieve. A todo esto, claro está, los gatillso adaptativos y sus resistencias nos permitirán sentir de forma diferente cada arma del juego gracias a sus resistencias y al retroceso que provoca. Una experiencia que también se nota en las manos.

El poder de PS5

PS5 cuenta con muchas otras características que van a convertir la experiencia de The Last of Us Part 1 en algo único. Por un lado, la carga rápida grafcias al SSD de la plataforma nos permite retomar la partida, cargar y volver a empezar encuentros y episodios casi sin tiempo de pestañear. A esto se le añade el Audio 3D que acompaña la consola y que nos va a ofrecer una sensación única de estar rodeados por explosiones, vegetación, gritos y conversaciones como nunca antes gracias al uso de auriculares compatibles o a través de altavoces que estén adaptados a dicha tecnología.

No te pierdas nuestro concurso

Para amenizar la espera, podéis participar en el concurso que PlayStation ha lanzado en sus redes sociales. Tenéis tiempo hasta final de mes:

The Last of Us Parte 1 llega el próximo 2 de septiembre en exclusiva para PS5 y más adelante en PC. Quiere ser la versión definitiva y más avanzada tecnológicamente de uno de los mejores juegos de Sony y la mejor manera de volver a vivir la inolvidable historia de Joel y Ellie.

The Last of Us: Parte I

  • PlayStation 5
  • PC
  • Aventura
  • Acción

The Last of Us: Parte I es el remake de la aventura de acción a cargo de Naughty Dog y Sony Interactive Entertainment para PlayStation 5 y PC con mejoras gráficas y de rendimiento. En una civilización devastada en la que infectados y supervivientes embrutecidos campan sin control, Joel, nuestro exhausto protagonista, es contratado para sacar a escondidas de una zona militar en cuarentena a Ellie, una chica de 14 años. Pero lo que comienza siendo una simple tarea pronto se transforma en un brutal viaje campo a través. Incluye The Last of Us y el aclamado capítulo previo, Left Behind, que explora los acontecimientos que cambiaron para siempre la vida de Ellie y su mejor amiga Riley.

The Last of Us: Parte I