Actualidad

Acuerdo multimillonario entre Unity y el ejército de los Estados Unidos

El versátil motor gráfico se convierte en el favorito del gobierno norteamericano. Podrá ser utilizado por defensa para entrenar a sus efectivos.

Sabemos que los videojuegos van mucho más allá de ser la industria cultural y de ocio más potente del planeta. Ya dedicamos en esta, vuestra revista, un artículo en el que hablábamos de su expansión sin límites en otros medios y disciplinas como la psicología, la arquitectura, la educación o la medicina.

Guerra virtual

Por supuesto, también hicimos mención a cómo los gobiernos de distintos países, con Estados Unidos y Rusia a la cabeza, utilizaban nuestro querido medio para reclutar cadetes, entrenar a sus tropas y, en última instancia, tratar sus secuelas traumáticas tras los conflictos.

Pues bien, leemos en Kotaku que Unity, a través de la empresa tecnológica CACI, ha cerrado un contrato multimillanario con el gobierno norteamericano. Su conocido motor gráfico servirá de base para simuladores y demás programas en pos de la seguridad del país, abasteciendo al ejército y a la agencia de defensa.

No todo es un festejo en la empresa. Hay empleados que han cuestionado este tipo de acuerdos que suponen una encrucijada moral. Y es que debe ser complicado estar desarrollando programas que se van a utilizar para entrenar enfrentamientos bélicos reales.

Parece más que demostrado por múltiples estudios que los videojuegos comerciales no están relacionados con actos violentos, también que sirven para entrenar capacidades y soft skills. En este caso lo segundo se utilizará para pervertir lo primero. Una forma de unir lo virtual y lo real de una manera ciertamente cuestionable a nivel moral. Es el signo de los tiempos, como se suele decir. ¿Qué pensáis al respecto, queridos lectores? Nos gustaría conocer vuestra opinión en un caso tan delicado como este.

Fuente I Kotaku