BeTech: noticias de tecnología

TECNOLOGÍA

La arena podría la nueva fuente de energía del futuro

La cmpañía finlandesa Polar Night Energy tiene en sus manos una posible nueva fuente de energía usando técnicas términas con arena.

0
La arena podría la nueva fuente de energía del futuro

El tema energético ha sido algo muy delicado estos últimos años y cada país se ha encargado de abordarlo de la mejor forma posible. Aquí nos encontramos con todo tipo de apuestas, pero es innegable que las energías renovables están jugando un papel fundamental. Y es en este sector donde nos encontramos una gran cantidad de soluciones, pero la última de todas tiene que ver con un material que poco tenía que aportar en este segmento como es la energía de la arena.

Finlandia ya trabaja en su propia planta de energía de arena

Son muchos los elementos utilizados para que las pilas sean capaces de obtener y almacenar toda la energía que reciben. El litio, por ejemplo, es uno de los materiales más utilizados en las baterías de muchos de los dispositivos que tienes a mano, pero también es necesario hablar de todas esas fuentes de energía naturales que hay en el mundo.

Y es que aquí Polar Night Energy, una compañía energética de Finlandia afirma que acaba de colocar una planta energética con un material de lo más común como es la arena. Si, este elemento parece que no tiene nada de especial, pero según lo que cuentan en New Atlas podría ser parte de las nuevas fuentes de energía del futuro.

Como te puedes imaginar, la energía se obtiene de forma térmica, es decir, utiliza el calor que desprende la arena con el fin de transformarlo en energía como lo haría otra planta de este estilo. El caso es que en un tanque de acero de 4x7 metros se coloca arena que se calienta utilizando un un intercambiador de calor. El resultado es que se pueden obtener 8 megavatios-hora de energía, a una potencia nominal de 100 kW, con la arena calentada en algún lugar alrededor de 500-600 grados Celsius.

Apuntan a un sistema muy económico

Otra de las características de las que se enorgullecen en Polar Night Energy es que se trata de un sistema muy sencillo y económico de llevar a cabo. La compañía dice que que los costos de instalación son inferiores a 10 € por kilovatio-hora, y funciona de manera totalmente automática, sin consumibles, a un costo mínimo también. Todavía queda mucho para saber cómo exportarán este modelo a otros países en caso de que lo tengan así previsto.