BeTech: noticias de tecnología

AMAZON

Así son los robots que trabajan en las plantas Amazon

La compañía de Jeff Bezos ha presentado a Proteus, su primer robot móvil completamente autónomo.

0
Así son los robots que trabajan en las plantas Amazon

Desde que la revolución industrial empezó a implementar procesos de automatización a todos los niveles, hemos visto cómo cada vez más la maquinaria a ido reemplazando al trabajador en distintas áreas de trabajo.

Y aunque aún tenemos muy lejos ese futuro de The Matrix, en sectores como el comercio online las grandes jugadoras sueñan con tener cadenas de recogida, preparación y reparto de paquetes completamente automatizadas, con los humanos en puestos de supervisión y arreglo.

Los robots de Amazon

En estos años, hemos visto ideas de Amazon en cuanto a sistemas de reparto autónomos y robotizados, como vehículos que ya prueban en zonas de EEUU y la ansiada flota de reparto mediante drones que nos traigan los paquetes no a la puerta, sino a la ventana incluso o por el balcón si vives en alto.

Y también los procesos de automatización dentro de sus enormes plantas, que incluyen el uso de tecnología robótica avanzada con estos modelos:

Proteus

El más nuevo, Proteus es “nuestro primer robot móvil totalmente autónomo”, y es capaz de desplazarse de forma autónoma por las instalaciones utilizando tecnología avanzada de seguridad, percepción y navegación desarrollada por Amazon. El robot fue construido para ser dirigido automáticamente para realizar su trabajo y moverse alrededor de los empleados, lo que significa que no tiene necesidad de estar confinado en áreas restringidas.

Puede funcionar de manera que aumente la interacción sencilla y segura entre la tecnología y las personas, lo que abre un abanico más amplio de posibles usos para ayudar a los empleados de Amazon, como la elevación y el movimiento de los GoCarts, los transportes con ruedas no automatizados que se usan para trasladar paquetes por nuestras instalaciones.

Proteus se desplegará inicialmente en las áreas de manipulación de GoCart de salida en los centros de cumplimiento y centros de clasificación. Según Amazon, “Nuestra visión es automatizar el manejo de GoCart en toda la red, lo que ayudará a reducir la necesidad de que las personas muevan manualmente objetos pesados a través de nuestras instalaciones”.

Cardinal

El movimiento de paquetes pesados, así como la reducción de los movimientos de torsión y giro de los empleados, son áreas necesitadas de ser automatizar y ayudar a reducir el riesgo de lesiones. Esto es lo que hace Cardinal, la célula de trabajo robótica que utiliza inteligencia artificial avanzada (IA) y visión por ordenador para seleccionar con rapidez un paquete de una pila, levantarlo, leer la etiqueta y colocarlo con precisión en un GoCart para enviar el paquete al siguiente paso de su viaje. Cardinal reduce el riesgo de lesiones de los empleados al realizar tareas que requieren levantar y girar paquetes grandes o pesados o un embalaje complicado en un espacio reducido.

Con Cardinal, la clasificación de los paquetes se realiza en una fase más temprana del proceso de envío, lo que se traduce en un tiempo de proceso más rápido en las instalaciones. Las operaciones de envío de Amazon funcionan con mayor fluidez porque Cardinal convierte el trabajo manual por lotes en un trabajo continuo y automatizado.

Según Amazon, “Actualmente estamos probando un prototipo de Cardinal para la manipulación de paquetes de hasta 15 kilos, y esperamos desplegar la tecnología en los centros de distribución el próximo año”.

AR ID

Los comentarios de los empleados llevaron a la compañía a crear el Amazon Robotics Identification (AR ID), un dispositivo con capacidad de escaneo impulsado por la IA con  tecnología de visión por ordenador y aprendizaje automático para facilitar el escaneo de paquetes en las instalaciones. Actualmente, todos los paquetes en instalaciones Amazon se escanean en cada destino en su viaje. En los centros de distribución, este escaneo es manual: un empleado recoge el paquete de un contenedor y, con un escáner manual, encuentra el código de barras y lo escanea a mano.

AR ID elimina el proceso de escaneado manual mediante un sistema de cámara único que funciona a 120 fotogramas por segundo, lo que proporciona a los empleados una mayor movilidad y ayuda a reducir el riesgo de lesiones. Los empleados pueden manipular los paquetes libremente con ambas manos en lugar de con una mano mientras sostienen un escáner en la otra, o pueden trabajar para colocar el paquete para escanearlo a mano. Esto crea un movimiento natural, y la tecnología hace su trabajo en segundo plano.

CSS

En muchos centros de distribución de Amazon, los empleados recogen o guardan los artículos en estanterías móviles a medida que los productos avanzan en el proceso de cumplimiento de los pedidos de los clientes. Para reducir la necesidad de que los empleados se agachen, se inclinen o se suban a las escaleras cuando recuperan los artículos, en Amazon han desarrollado un sistema robótico que entrega los productos a los empleados de una manera más ergonómica, el Containerazed Storage System

El sistema ayuda a determinar qué módulo tiene el contenedor con el producto necesario, dónde se encuentra ese contenedor en el módulo, cómo agarrar y tirar del contenedor hasta el empleado, y cómo recogerlo una vez que el empleado ha recuperado el producto.

Reemplazar personas por robots

Desde 2012, Amazon ha empezado a introducir robots en los procesos de su infraestructura, y para muchos esto significa que cada vez más empleados serán reemplazados por robots que ni cobran ni se ponen enfermos. Pero según cuenta Amazon en un post, esto no ocurrirá, o al menos no en un futuro cercano, ya que tras diez años “los hechos cuentan una historia diferente. Contamos con más de 520.000 unidades de uso robótico y hemos creado más de un millón de puestos de trabajo en todo el mundo. Tenemos más de una docena de otros tipos de sistemas robóticos en nuestras instalaciones de todo el mundo, incluyendo centros de clasificación y centros aéreos”.

La idea de Amazon es “mejorar la experiencia de los clientes y los empleados y crear un lugar de trabajo aún más seguro”. El tiempo dirá si esa visión se mantiene, o si la automatización absoluta robótica se impone.