BeTech: noticias de tecnología

WHATSAPP

Las falsas ofertas de trabajo por WhatsApp, cómo identificarlas

La app de mensajería es una de las herramientas usadas para lanzar estafas phishing aprovechando el verano.

0
Las falsas ofertas de trabajo por WhatsApp, cómo identificarlas

Tras dos años con medidas restrictivas por el Coronavirus, este 2022 es el año en que parece que podemos retomar todo lo que hacíamos pre-2020. Y las ganas de viajar, de disfrutar de la vida son máximas ahora que la calor está aquí. Aún no es verano, pero los hoteles se llenan y la industria del Turismo y la Restauración en España se ponen en marcha, lo que conlleva miles de empleos nuevos de carácter estacional que pueden durar de mayo a mediados-finales de septiembre.

Eso representa muchas ofertas de trabajo. Y también por desgracia mucha oportunidad para los cibercriminales.

Falsas ofertas de trabajo por WhatsApp

Según han descubierto los expertos de Panda Security, hay muchas ofertas falsas de trabajo que corren por WhatsApp, y hablan de la forma en que podemos reconocerlas. Como vemos en las imágenes, una de las ofertas hace uso de un mensaje enviado a través de WhatsApp que hace referencia solo a la duración del puesto de trabajo, de media o jornada completa y al salario diario, alrededor de 3.500€ semanales, cuando “normalmente los salarios se ofertan de manera mensual”.

Un truco de los ciberdelincuentes es precisamente este: usar cifras atractivas para que resulte tentador a la víctima abrir el enlace. No dan más información sobre la clase de puesto, el lugar o la empresa contratante a la par que ofrecen un link para consultar todos los detalles, desde el que luego articulan su estafa a través de phishing.

En la segunda imagen, el mensaje se ha enviado vía SMS, lo que se conoce como smishing. El mensaje es muy similar, cifra y duración del puesto y falta de información sobre la clase del mismo, pero hay una pequeña descripción significativa que dice que “el trabajo es muy simple, y se puede hacer en cualquier momento y desde cualquier lugar”, otro ardid de ingeniería social sin duda. Aquí los hackers utilizan el teletrabajo como gancho. Y además van un paso más allá, ya que no facilitan un enlace o link, sino un contacto de WhatsApp.

Por llamada telefónica

Según Panda, también puede darse el caso de que la misma estafa se lleve a cabo a través de llamadas telefónicas, técnica conocida como Vishing.Suele darse como un paso posterior después de haber dado al supuesto recruiter algún dato personal por texto, te llama otra persona de la supuesta misma empresa con el pretexto de verificar los datos, lo que le da a la trama más consistencia y veracidad, pero es ahí realmente cuando se comete el robo”, señala Hervé Lambert Global Consumer Operations Manager de Panda Security.

La compañía también ha proporcionado en la publicación una serie de consejos para identificar si ese anuncio que nos llega vía WhatsApp, SMS o incluso por llamada es legítimo o es más falso que una moneda de 3 euros:

El reclutador se pone directamente en contacto con el solicitante de empleo

Normalmente sucede vía email, desde donde también podría tratarse de una estafa. Primero, verifica si tú has solicitado ese empleo, de lo contrario significa que de algún modo han conseguido tu contacto sin tú haberlo dado de manera consciente.


El salario y el horario son demasiado buenos como para ser cierto

Conociendo como está el mercado, resulta paradójico que puedan ofrecerte 3.500 euros semanales, lo que se traduce en 14.000 euros mensuales, por un horario flexible.En este caso se ha de investigar la procedencia de la oferta. Para ello se puede:

  • Pedir la referencia de la oferta
  • Cotejar si está en alguna de las plataformas de demanda de empleo
  • Investigar la empresa contratista, su página web, datos de contacto, localización, etc. Lo adecuado sería llamar o ponerse en contacto con la compañía para verificar la publicación del puesto.
  • Si aun así, seguimos teniendo dudas, hay que pedir una carta oferta firmada. Al tratarse de un documento bastante oficial, si se trata de una estafa, o no la enviarán, o contendrá errores graves de redacción.

Reparar en la ortografía, redacción y comunicación del reclutador

“Si ésta es poco o nada profesional, lo lógico sería desconfiar. Esto se puede comprobar fijándonos en si hay inconsistencias en la gramática, la sintaxis y la forma en que el empleador escribe”, confirma Lambert.

Realizar una búsqueda en Google con palabras clave que estén en el mensaje

Entre los resultados puede que haya referencias de otros usuarios alertando de esa estafa o similares.

Si solicitan información personal, bancaria o requiere de algún pago a la empresa antes de la contratación

Después de la firma del contrato, entonces sí se pueden dar los datos fiscales, documentos bancarios y otro tipo de información necesaria.

Comprobar la veracidad de los documentos que envían, ya que con una descarga podría infectar tus equipos con algún tipo de malware.

Verifica los documentos en los que te piden tu firma electrónica, pueden ser falsos y podrían robar tu identidad digital, la puerta de acceso a otros muchos trámites.