Derechos laborales

Activision no reconocerá la sindicalización de Raven; se votará en la NLRB

La corporación norteamericana no acepta reconocer el sindicato de trabajadores. La empresa prefiere reubicar a los empleados en otros departamentos.

Activision Blizzard no reconocerá voluntariamente la sindicalización de trabajadores de Raven Software. De este modo, la decisión se tomará en una votación en la Junta Nacional de Relaciones del Trabajo (NLRB, por sus siglas en inglés) próximamente. De acuerdo con los propios trabajadores, según adelanta el periodista Stephen Totilo, hay altas probabilidades de que la votación sea favorable al proceso de creación del sindicato, que busca preservar la seguridad laboral de los empleados.

Justo una hora después de conocerse la noticia en la madrugada de este miércoles, Nicole Carpenter de Polygon informa que el líder del estudio de Raven Software, Brian Raffel, ha escrito un correo electrónico a los trabajadores informando de la voluntad de Activision Blizzard por reubicar a los trabajadores del departamento de control de calidad (QA) que se quieren sindicalizar hacia otros departamentos; desde diseño hasta arte pasando por ingeniería. Presumiblemente, Activision prefiere esa medida para evitar sus despidos y evitar, al mismo tiempo, la sindicalización.

Raven Software paralizó la huelga este lunes

Los trabajadores del estudio Raven Software (Call of Duty: Warzone) confirmaron este lunes la paralización de su huelga, iniciada el pasado mes de diciembre con el objetivo de poder sindicalizarse. El equipo norteamericano, propiedad de Activision Blizzard, se vio envuelto en numerosos despidos no justificados durante el pasado año, recortes en personal y un ambiente laboral indeseable, según ellos mismos. Ahora quedan a la espera de que la gigante liderada por Bobby Kotick dé luz verde a la creación de ese sindicato.

El principal motivo de la clausura de esta huelga indefinida de Raven Software, que ha tenido finalmente una duración de dos meses, fue la creación del sindicato Game Workers Alliance el pasado viernes. GWA, de la mano con Communication Workers of America —partícipe en las reivindicación laborales del escándalo Activision Blizzard—, buscan que la formación de ese gremio sea reconocida por su empresa matriz. Y es ese punto en el que nos encontramos ahora: el reconocimiento del proceso de sindicalización. Así lo explicaban en la red social Twitter:

Despidos Activision
Oficinas de Raven Software en Madison, Wisconsin.

“A la espera del reconocimiento de nuestro sindicato, la huelga de Raven QA ha terminado. Los fondos de huelga sin utilizar quedan almacenados para futuros esfuerzos de la organización/huelga. Publicaremos o retuitearemos cualquier novedades acerca de GWU aquí. ¡Damos las gracias por todo el apoyo de la comunidad durante esta huelga!”, reza su mensaje.

Ahora es el turno de Activision Blizzard, que debía dar respuesta a Raven Software antes de este 25 de enero, la fecha inicialmente marcada como plazo, aunque como vemos la decisión se alargará más de lo previsto con motivo de la votación. La compra de la corporación por parte de Microsoft por 68.700 millones de dólares no solo ha sido una gran sorpresa en el plano informativo, sino también un halo de esperanza para muchos de los empleados descontentos de la compañía, dado que al cierre de la transacción en el ejercicio fiscal 2023 se prometen cambios en la cúpula y, según fuentes periodísticas, también la salida de Bobby Kotick, el actual consejero delegado y uno de los principales señalados.

Qué está pasando en Raven Software: recapitulación de los hechos

Raven Software es el estudio encargado del desarrollo de obras tan exitosas como Call of Duty: Warzone; así como el principal soporte de otras entregas principales capitaneadas por otros estudios de Activision Blizzard. Tras el despido de 12 trabajadores a tiempo parcial, recortes en personal y el plan de despido de otros tantos empleados del departamento de control de calidad (QA), el estudio convocó una huelga demandando unas mejoras que se habían prometido muchos meses atrás. Fue también entonces cuando se creó un fondo de donaciones al que se refieren en el mensaje publicado en Twitter.

Próximamente conoceremos el final de una situación que puede sentar un precedente histórico en el plano laboral para un estudio de videojuegos norteamericano.

Fuentes | ABK; GamesIndustry; Stephen Totilo; Nicole Carpenter