Palabra de Phil Spencer

Los 4 grandes objetivos de Xbox tras la compra de Activision

Xbox celebra la llegada de antiguas IP de Activision Blizzard, como Guitar Hero, y se compromete con mejorar la situación interna de la compañía.

El acuerdo de compra de Microsoft y Activision Blizzard por 68.700 millones de dólares ha dado la vuelta al mundo. Si bien la transacción no se cerrará hasta mediados de 2023, la llegada de unos 10.000 trabajadores, multitud de licencias como Call of Duty y una decena de estudios subsidiarios ponen de manifiesto la oportunidad de comenzar de cero; desde sanear una empresa herida por los casos de abuso laboral y sexual hasta la recuperación de licencias olvidadas o en horas bajas. Esos son algunos de los grandes objetivos de Phil Spencer, máximo responsable de Xbox y futuro CEO de Microsoft Gaming, el sello que abrazará Xbox Game Studios, Bethesda Softworks y Activision Blizzard.

Microsoft quiere recuperar sagas clásicas de Activision Blizzard en Xbox

En una extensa entrevista publicada por The Washington Post, Phil Spencer ha señalado los principales retos que esperan a su corporación una vez se cierre la que es la mayor transacción económica del mundo del videojuego y la mayor operación de Microsoft en sus 46 años de historia (LinkedIn fue adquirida por 26.200 millones de dólares. El primero de ellos es gestionar una ingente cantidad de licencias, propiedades intelectuales tanto activas como inactivas.

Call of Duty, Overwatch, Diablo, Spyro, Crash Bandicoot o World of Warcraft entran la primera de las listas; sin embargo, ¿qué hay de esas otras sagas actualmente en la recámara? Spencer ha mencionado las siguientes: King’s Quest, Guitar Hero y HeXen. Durante estos primeros días, la comunidad ha expresado en redes sociales su deseo por el regreso de Tony Hawk con una nueva entrega; igual con Crash Bandicoot y Spyro.

El compromiso por dotar de más recursos y apoyo a los estudios

Toys for Bob, tras el fenomenal Crash Bandicoot 4: It’s About Time, pasó a servir como estudio soporte en Call of Duty. “Esperamos poder trabajar con ellos cuando se cierre el acuerdo para asegurarnos de que tenemos recursos para trabajar en franquicias que amo desde mi infancia”, dice Spencer, consciente de que esos estudios quieren volver a trabajar en sagas emblemáticas. “Estoy deseando tener estas conversaciones. Realmente creo que se trata de dar recursos y aumentar la capacidad”.

Próximamente saldremos de dudas.

Activision Blizzard
Activision Blizzard

Sanear Activision Blizzard tras los escándalos de abusos y acoso

Activision Blizzard ha pasado un año 2021 envuelto en polémicas. Desde el desmantelamiento de Vicarious Visions hasta la demanda del Departamento de Buenas Prácticas Laborales del Estado de California el pasado julio, por el que se acusa a la empresa (y a su CEO, Bobby Kotick, aparentemente conocedor de todos los abusos) de abuso laboral, sexual y ocultación de pruebas.

Phil Spencer está convencido de que mejorará la situación dentro de Activision Blizzard, si bien hemos sabido esta semana que Bobby Kotick seguirá en su puesto de CEO, al menos, hasta que se cierre la transacción en 2023. “Creo que sus líderes creen en la oportunidad que se les presenta”. Tanto empleados como la comunidad claman la posibilidad de poder sindicalizarse, salvaguardando así derechos sociales y laborales ante escándalos como los que preceden. Spencer, al ser preguntado al respecto, dice que Microsoft tratará de capacitar a los nuevos empleados para que hagan su trabajo lo mejor posible.

Xbox Game Pass
Xbox Game Pass recibirá "tantos juegos como pueda" de Activision Blizzard en los próximos tiempos.

Preocupación por la llegada de nuevas empresas tecnológicas al videojuego

Amazon, Google, Apple, Facebook… Junto a Microsoft, hablamos de las cuatro compañías más grandes del planeta. Las tres primeras ya han demostrado, cada una a su manera, que están interesadas en el sector gaming. Phil Spencer está preocupado por librar una “competición” con aquellas empresas que no conocen bien el medio; al contrario que Nintendo y Sony, que tienen “una larga trayectoria” en el sector. Google tiene su navegador; Amazon su tienda; Facebook su red social. Microsoft quiere que el gaming sea lo primero que se piense cuando se hable de la marca. Ser los referentes de ese campo.

Te puede interesar:

Fuente | The Washington Post