Una pieza más

Star Wars: se revela cuál era el plan del emperador Palpatine para Rey

El libro Los Secretos de los Sith plasma los pensamientos de Palpatine y explica algunos acontecimientos de Episodio IX.

Star Wars: El Ascenso de Skywalker trae de vuelta al villano principal de la saga, el emperador Palpatine. Su regreso en el Episodio IX fue muy criticado debido a que apenas se explicaron los porqués, pero también debido a que modificaron el canon oficial. Ya se sabe, la teoría del elegido, que encarnaba Anakin Skywalker y que decía eso de que traería el equilibro a la fuerza. Ahora se han proporcionado más detalles sobre el encaje de Rey dentro de esos planes maquiavélicos.

El antiguo emperador Palpatine había estado urdiendo su plan durante los últimos treinta años. Escondido en el planeta Sith Exegol, la intención original era aprovechar la influencia que el lado oscuro tenía en Kylo Ren para convertirlo en el receptáculo de su futuro como nuevo gobernante del Imperio Galáctico. No es probable que Palpatine lo considerara un trato de igual a igual, así que lo más seguro es que tarde o temprano terminara haciéndose con el control total. De todos modos, ante sus coqueteos con la luz, Sidious se fijó entonces en su nieta.

Un dato más para el rompecabezas

El libro Los Secretos de los Sith trata de coser algunas de las inconsistencias de Star Wars: The Rise of Skywalker y destapa que Palpatine tuvo que adaptarse a las circunstancias y a los hechos que estaban aconteciendo, de modo que modificó su plan inicial. Por eso, fue el propio Darth Sidious el que envío a la joven la imagen de la Rey oscura en la Sala del Trono de la destartalada Estrella de la Muerte. Pretendía, naturalmente, atraerla hacia el lado oscuro.

Al final de El Ascenso de Skywalker, Rey y Ben Solo (Kylo Ren) llegan a Exogol y se enfrentan a Palpatine. Es entonces cuando el viejo político y Sith en las sombras hasta la Orden 66 le ofrece a su nieta el trono, a través de un procedimiento en la que esta debe asesinarlo utilizando el odio. Y ya se sabe, el miedo y el odio son un ticket directo a sucumbir al lado oscuro de la fuerza. Tantos años de preparación acaban en papel mojado, porque Rey no cae en la trampa y elige el lado luminoso. Y fueron felices y comieron perdices. Bueno, parcialmente.

Fuente | Screenrant