BeTech: noticias de tecnología

TRÁFICO

Google quiere controlar también los semáforos de las ciudades

La compañía prueba su potencia en Inteligencia Artificial para hacer que la circulación urbana sea más eficiente.

0
Google quiere controlar también los semáforos de las ciudades

Nacido en Londres en 1868, el semáforo es un dispositivo de señales que se sitúa en intersecciones viales y otros lugares para regular el tráfico, y por ende, el tránsito peatonal. Y en 1917 en San Francisco, California, el primer semáforo automático de luces rojas y verdes empezó su servicio, dando paso a los dispositivos que conocemos hoy en día.

Los mismos en los que detenemos cada día el coche y siempre con el mismo desconocimiento e impaciencia de cuándo cambiará el disco de rojo a verde. Y los mismos que Google quiere controlar con su tecnología para aumentar la eficiencia circulatoria en las ciudades. 

Mayor sostenibilidad energética

Ayer, Google presentó varias opciones sostenibles de cara a su compromiso con el cambio climático, ya una amenaza presente y actual en vez de algo lejano. Un compromiso mediante medidas energéticas con el objetivo de que para 2030, “nuestros centros de datos y campus funcionen con energía limpia las 24 horas del día, los 7 días de la semana”. Pero también ayudando a través de su buscador a “mil millones de personas a tomar más decisiones sostenibles de aquí al 2022” en diferentes ámbitos, incluso el circulatorio.

Y es que utilizar el coche es una de las actividades que más emisiones generan y que todos solemos hacer a diario. Por lo tanto, desde ayer en Estados Unidos y a partir de 2022 en Europa, Google Maps indicará por defecto la ruta menos contaminante, siempre que la hora estimada de llegada sea similar a la de la ruta más rápida.

La propuesta del semáforo inteligente de Google

Con esta medida, “creemos que se podrá evitar cada año más de un millón de toneladas de emisiones de carbono” (lo que equivale a retirar más de 200.000 automóviles de la carretera). Además, al reducirse el consumo de combustible, “los conductores ahorrarán dinero”.

Los semáforos eficientes de Google

Pero quizás la medida más ambiciosa que prepara Google en este sector sea la de usar su tecnología en los actuales semáforos que pueblan las ciudades del mundo. La compañía está estudiando la manera de que las rutas dentro de una ciudad sean más eficientes. Y en esta fase inicial de nuestra investigación “hemos utilizado la inteligencia artificial para mejorar el funcionamiento de los semáforos”.

De hecho, la tecnología ya está en pruebas y resulta ser eficiente: “Ya hemos realizado una experiencia piloto en Israel para predecir las condiciones del tráfico y hacer que los semáforos funcionen de manera más eficiente, registrando una reducción del 10-20% tanto en el consumo de combustible como en el tiempo de espera en los cruces. Estamos entusiasmados con el potencial de este sistema y ya hemos entablado conversaciones para utilizarlo en Río de Janeiro y otras ciudades”.