Ofrecido por PlayStation

Deathloop, un juego hecho pensando en PS5

  • MeriStation Brandlab

El exclusivo en consolas de Arkane Studios se encuentra ya a la venta como un gran reclamo para la nueva generación.

Deathloop está ya a la venta como uno de los grandes exclusivos de PS5 en su primer año de vida, y lo hace, además, como un juego que optimiza las características únicas de la máquina de Sony. En Arkane Studios llevan años creando algunas de las experiencias más sorprendentes e inmersivas del medio, y ahora han podido seguir avanzando en ese concepto gracias a algunas de las capacidades que la quinta consola sobremesa de Sony les puede ofrecer y que les ha permitido experimentar con algo que antes, simplemente, no era posible.

La fluidez siempre ha sido un objetivo total y absoluto para la experiencia de juego de Arkane Studios, y algo que va a permitir el poder de PS5 es precisamente poder apuntar a los 60 frames por segundo sin sacrificar calidad visual respecto a la anterior generación de consolas. Una fluidez y una experiencia visual que hasta ahora, en consolas, no era posible, y que Deathloop va a cumplir. Pero donde la inmersión da un paso al frente y donde se ve que el juego está hecho para jugarse en PS5, es a través del DualSense.

Sentir lo que ves a través del mando

Dinga Bakaba, game director de Deathloop, admitía en una entrevista que las capacidades únicas de la consola les han permitido crear una experiencia mucho más personalizada y concreta. Y que el mando de PS5 tiene mucho que ver. Como ha pasado con la mayoría de jugadores que han estrenado su consola, cuando Bakaba cogió el mando, simplemente sonrió, porque no solo sonreía él, sino también sus manos. Y sus palabras se han trasladado al juego: características solamente posibles en PS5 para dar otro tipo de inmersión.

El DualSense es el mando más revolucionario que ha creado PlayStation en toda su historia, y lo es por dos motivos evidentes: los gatillos adaptativos y el feedback háptico. Los gatillos nos colocan en situaciones que antes no podíamos prever ni, sobre todo, sentir. A la hora de disparar armas al inicio del juego, éstas no acostumbran a ser las más poderosas ni las más apañadas, y se pueden encallar con facilidad. ¡No funciona! Es lo primero que se te viene a la cabeza cuando el gatillo se bloquea. Y así es: el arma se ha atascado. Lo que pasa en la pantalla lo estamos sintiendo en los mandos, y eso es relevante, pero más todavía en un juego de acción en primera persona. Pero hay más.

El retroceso de las armas escala, se hace incontrolable en algunas ocasiones según sus particularidades, y eso que vemos en pantalla mientras el arma tiembla y se eleva, es lo mismo que sentimos a través del feedback háptico. Sentimos como el cosquilleo y temblor se mueve por nuestras manos. El juego también nos indica, de manera háptica, cuándo nos golpean y nos disparan. Cuando hay una explosión cerca aunque no nos toque de lleno. Todo lo que nos rodea, se puede notar.

Interactuar fuera de la pantalla

En un título como Deathloop nuestra interacción con nuestro protagonista se limita a lo que vemos a través de sus ojos y sus manos. Es lo único que vemos, y el mando es el vehículo que conecta la pantalla con el jugador. Poder notar cómo colocamos una bala tras otra en el interior de un cargador y sentir que van cayendo bala tras bala, es una característica única de PS5 y el DualSense.

Esas sensaciones van más allá de los tiroteos, porque Deathloop, como siempre ha pasado con Arkane Studios, es una experiencia que puede ser en primera persona, pero va más allá de disparar a diestro y siniestro. Es lo que propusieron con Dishonored y lo que han cumplido desde entonces con excelencia. En Deathloop saltas, corres, te agachas y te mueves con sigilo. Y hasta ahora, todo esto te intentaba atrapar a través de su particular dirección artística, de los movimientos realistas de la cámara. Y sientes cuándo pisas la nieve, cuándo corres mientras te disparan y cuándo te mueves pasito a pasito. El feedback que te transmite el juego nunca ha llegado a estos niveles como los que se consiguen en PS5, y eso es gracias a que Deathloop ha sabido aprovechar las características del mando y trasladar cada uno de nuestros pasos

Astro’s Playroom te demuestra lo que el DualSense puede hacer con los videojuegos, Ratchet and Clank te hace sentir cada una de las armas. Y ahora, en Deathloop, Arkane Studios integra una experiencia global, de forma natural y orgánica: sin grandes estridencias, simplemente adaptando lo que quieren mostrar en pantalla a través de los mandos.

Una experiencia que naturalmente viene apoyada con un nivel de detalle –tanto técnico como en resolución- solo posible en la nueva generación de consolas, y en el que la velocidad del disco duro SSD aporta mejoras de calidad de vida para el jugador. Estamos ante un título en el que lo más normal es que Colt, el protagonista, muera a menudo, sobre todo al principio. El SSD hace que esa repetición del bucle, ese cambio entre localizaciones o emplazamientos se hace de inmediato, con tiempos de carga muy cortos. ¿El resultado? Trasladar la sensación de Colt de Otra vez, vuelta a empezar al usuario, en un ciclo sin fin. Hasta que rompamos el bucle, claro.

Dos ediciones

Deathloop llega como exclusivo de consolas en PS5 con dos ediciones, la estándar (69,99 euros) y la Deluxe (89,99 euros). Dicha edición trae:

  • Deathloop: juego base
  • Arma única: Trencher de Transtar (exclusiva PS5)
  • Arma única: Tribunal “Abajo los ricos”
  • Arma única: Fourpounder “.44 quilates”
  • Diseño: Colt “En tu fiesta me colé”
  • Diseño: Julianna “Tiradora certera”
  • Dos ingenios (mejoras para equipar)
  • Selecciones de la banda sonora

Deathloop

Deathloop, desarrollado por Arkane Studios y editado por Bethesda para PC y PlayStation 5, es un título de acción first person shooter en la que dos asesinos rivales se ven atrapados en un bucle temporal en la misteriosa isla de Blackreef, condenados a repetir una y otra vez el mismo día. Para escapar, la única esperanza de Colt es acabar con ocho objetivos clave antes de que el día se reinicie. Aprende con cada ciclo, prueba nuevas rutas, consigue información y obtén más armas y habilidades. Lo que sea con tal de romper el bucle.

Deathloop