Foreclosed
Foreclosed

Análisis Foreclosed PS5: aventura cyberpunk en formato cómic

El pequeño estudio italiano Antab Games nos sorprende con una aventura de acción, sigilo y cyberpunk con formato de cómic y muy, muy amena.

No es descabellado pensar que desde el anuncio hace ya 9 años de Cyberpunk 2077 ha aflorado de nuevo cierta popularidad por este tipo de ambientación futurista, con gusto sobre todo desde el mercado independiente, desde donde nos han llegado títulos más que notables como The Observer, Ruiner, Ghostrunner o el patrio The Red Strings Club. Probablemente tampoco sea osado decir que todos ellos nos han, no quitado, pero sí paliado el mal sabor de boca que ha dejado el lanzamiento del juego de CD Projekt y toda su polémica posterior. No han sido pocos, y aún están más por venir, entre los que hay que mencionar el que hoy nos ocupa, Foreclosed, desarrollado por Antab Studios, un pequeño estudio italiano, milanés concretamente, y formado por solo dos personas, Andrea Tabacco y Lara Gianotti, y que han aprovechado sabiamente el habitualmente poco prolífico mes de agosto para lanzar el que es no su primer juego, pero sí el más importante hasta ahora.

A pesar de su carácter independiente y de desarrollo pequeño, no es fácil encuadrar Foreclosed en un solo género, encontrándose a caballo entre lo que podríamos etiquetar como un juego de acción en tercera persona, pero también como una novela visual con aspecto de cómic que recuerda irremediablemente al clásico XIII, que tan desafortunado remake vio recientemente. Digamos que es ambas cosas, y lo más sorprendente es que aún tocando muchos palos, lo hace de manera sólida a pesar de su ajustada duración.

Embargado y fugitivo

Bien es cierto que la trama de Foreclosed no es excesivamente original, y es que tratándose de una ambientación cyberpunk, nos encontramos ante la enésima historia con un protagonista perseguido en un mundo donde las megacorporaciones son quienes tienen la sartén por el mango. En este caso, nuestro protagonista Evan Kapnos despierta una mañana descubriendo que su identidad, implantes y prácticamente todo, está embargado –de ahí el título- por Supertech, una de esas grandes compañías. A partir de ahí, nos aventuramos en un recorrido donde el fugitivo tiene que llegar a tiempo a los juzgados antes de que dicha identidad sea subastada y así, la pierda para siempre.

Como decíamos antes, sobre todo esos momentos en que la narrativa es la principal protagonista, Foreclosed toma la forma de un cómic, y lo hace con suma elegancia, presentando tanto la misma escena en diferentes perspectivas como desde puntos de vista de distintos personajes. Deja este aspecto para momentos puntuales en que tenemos el control del mando, pero generalmente bien resueltos y que en absoluto son molestos. Además, hay diferentes opciones conversacionales, pero bien es cierto que tras comprobarlo, las consecuencias y los diálogos apenas difieren en caso de que elijamos una opción u otra. Un apartado gráfico de estilo cell shading termina por modelar un aspecto visual que, reiteramos, nos retrotraerá a XIII, lanzado por Ubisoft originalmente en 2003.

Jugablemente Foreclosed es un compendio de muchas mecánicas, y aunque ninguna la ejecuta maravillosamente bien, tampoco yerra en alguna, con lo que consigue una variedad inusitada donde eso sí, los tiroteos en tercera persona son lo más reiterativo. Estos están ejecutados de manera sencilla, y aunque no exista un botón conceptual para parapetarse tras coberturas, la posibilidad de agacharse nos permite resguardarnos de las balas enemigas. Hay que mencionar que la sensibilidad de la mira es muy elevada –aún pudiendo regularla, bien por esta opción no siempre presente-, las hitboxes a veces son confusas y el comportamiento de los enemigos un poco errático, siendo estos verdaderas esponjas de balas que recuerdan a los enemigos más duros de The Division, por ejemplo. Afortunadamente, estos cuentan con diferentes armas y protección, con lo que tenemos que establecer prioridades y estrategias a la hora de llevar a cabo este tipo de situaciones.

En estas escenas de acción, por suerte, no todo es disparar sin ton ni son, ya que nuestro protagonista cuenta con diferentes habilidades a conseguir a través de un sencillo árbol. Con estas podemos elevarlos en el aire, golpearlos contra el suelo, o combinar ambas para un movimiento aún más letal. Estos poderes telequinéticos nos permiten igualmente hacer lo propio con contenedores o extintores, por ejemplo. Así mismo también es posible mejorar nuestra arma, una pistola que es posible convertirla en automática, o incluso hacer que las balas tengan mayor alcance o precisión. Todo ello, cuidado, teniendo en cuenta que cualquier uso de todas estas habilidades puede provocar una sobrecarga en nuestros implantes que nos provoque un aturdimiento temporal y dejarnos desguarnecidos.

En cuanto a este tema de las habilidades, hay que mencionar que Foreclosed hace algo fantásticamente bien, y es que tiene una duración lo suficientemente ajustada –ni es demasiado corto ni demasiado largo- para que podamos adquirir todas ellas. Eso sí, una vez hecho esto, ocurre en muchos otros juegos que no queda lo suficiente para poder disfrutar de ellas, no siendo este el caso que nos ocupa, con lo que tendremos tiempo por delante para que Kapnos haga gala de toda la sapiencia adquirida.

Hay otros aspectos que cabe destacar de las fases de tiroteos, lamentablemente no siempre para bien. Algunas de ellas aparecen de improviso, sin cobertura posible, provocando una situación injusta en la que quedamos completamente vendidos por una mera cuestión de diseño. Además, y al contrario que los enemigos, Kapnos no es precísamente lo que definíamos antes como una esponja de balas, así que, afortunadamente de manera puntual, nos vamos a encontrar con ciertos momentos de frustración por esta causa.

Pero no solo de disparos vive Foreclosed, y viviremos también varias situaciones en las que el sigilo es la nota predominante, más por necesidades de guión que por decisión nuestra, teniendo estas sus pros y sus contras. Por ejemplo, hay algunas en las que tenemos que dar esquinazo a drones y en las cuales no hay plan B, es decir, si nos descubren, se acabó. Están bien llevadas en general y añaden tensión al tener que descubrir los distintos mecanismos que abren la siguiente puerta, teniendo que investigar el entorno intentando esquivarlos, aunque quieren añadir un toque narrativo con una cámara fija que no siempre ayuda.

Por el contrario, cuando los enemigos son humanos es relativamente más sencillo, ya que basta con acercarnos sin que nos vean y provocarles una sobrecarga con un simple quick time event. Aquí juega de nuevo la en ocasiones extraña inteligencia artificial enemiga, provocando situaciones extrañas en las que creemos que no nos ven, y sí, o viceversa. Por suerte, esta vez sí, si nos descubren si podemos liarnos a tiros, pero siempre teniendo en cuenta que no va a ser la opción más aconsejable.

Foreclosed en general es un juego lineal, a pesar de esta variedad jugable –en la que también tienen cabida diversos minijuegos y puzles-, aunque deja cierta libertad a la hora de explorar el escenario. No es que tenga muchos alicientes más allá de encontrar secretos para aumentar la experiencia que nos permite adquirir nuevas habilidades, pero sí suma una pequeña capa de profundidad a un juego que sorprendentemente para su duración y somero desarrollo, es suficientemente variado para que se haga más corto de lo que realmente es.

CONCLUSIÓN

Antab Studio comienza a hacerse un nombre en el mercado independiente con un título que logra entrar por los ojos con su estética estilo cómic, pero que a los mandos resulta igualmente atractivo. Es de destacar la variedad de mecánicas y situaciones que nos encontramos a lo largo de las entre 6 o 7 horas que puede durar, ninguna sobresaliente, pero todas ellas muy solventes. Tiroteos, habilidades, sigilo, puzles, minijuegos... Tan solo dos personas han logrado desarrollar una de las más grata sorpresas del verano.

LO MEJOR

  • Estilo muy atractivo, con gráficos cell shading y estética de cómic
  • Notable variedad jugable
  • Ambientación muy lograda, buena banda sonora y excelente traducción
  • Optimizado para la nueva generación, con tiempos de carga inexistentes

LO PEOR

  • La inteligencia artificial enemiga provoca algunas situaciones frustrantes
  • Los momentos de sigilo quedan deslucidos por la cámara o... por la IA
  • Decisiones conversacionales sin diferentes consecuencias
7.7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.