NEO: The World Ends With You
NEO: The World Ends With You
Carátula de NEO: The World Ends With You

NEO: The World Ends With You, análisis. El regreso al Juego de los Segadores

Analizamos la secuela de The World Ends With You de la mano de Square Enix, que aterriza en PC, PlayStation 4 y Nintendo Switch este 27 de julio.

Ya han transcurrido 14 años desde que The World Ends With You aterrizó en Japón. Un título muy especial, con personalidad propia y un estilo artístico muy distintivo que crearon desde Square Enix para sorprender a los jugadores que buscaban un JRPG diferente y arriesgado. Ahora, en pleno 2021, nos llega su secuela: NEO: The World Ends With You para tomar las bases del original y elevar la fórmula a un nuevo nivel. No cabe duda en que esta secuela es “más”, ¿pero logra cosechar también la etiqueta de “mejor”? Os lo contamos en nuestro análisis después de haberle dedicado una buena cantidad de horas. Regresamos a una Shibuya virtual muy especial para adentrarnos de nuevo en el peligroso Juego de los Segadores.

Bienvenidos de nuevo al Juego de los Segadores

Amanece un nuevo día en Shibuya y todo parece moverse al vertiginoso ritmo habitual de esta especial sección de la metrópolis de Tokio. Rindo Kanade se reúne con su amigo Fret para disfrutar de un delicioso bol de ramen y dar un paseo por la ciudad mientras se ponen al día y se mueven entre centenares de personas pertenecientes a diversas tribus urbanas, a las que podemos reconocer fácilmente por su forma única de vestir. Todo parece ir bien, hasta que un accidente repentino sucede y Rindo observa cómo un gran camión aplasta a Fret. Sin poder reaccionar de otra forma que no sea levantando una mano y gritando con horror, el protagonista experimenta entonces un extraño suceso, que le hace volver unos minutos atrás en el tiempo. Siendo consciente de lo que va a ocurrir, advierte a su amigo y consigue evitar su muerte…¿o no?

Shibuya ahora tiene un toque extraño y paranormal. Lo que podría interpretarse a simple vista como un rodaje de una película de acción, con actores volando por los aires y combatiendo coloridas bestias mediante espectaculares efectos especiales es en realidad algo mucho más complejo. Sin comerlo ni beberlo Rindo y Fret se encuentran inmersos en el misterioso Juego de los Segadores, como no tardan mucho en descubrir. Quienes ya se adentraron años atrás en esta curiosa versión del inframundo conocerán los entresijos que lo componen, pero con tal de no estropear la sorpresa a los recién llegados al título, no entraremos en más detalles. Tan solo mencionar que las reglas del juego han cambiado un tanto, por lo que incluso los expertos se encontrarán con un Juego de los Segadores algo distinto y actualizado, cuyos misterios no lograremos desentrañar hasta los últimos compases de la aventura.

Lo que sí podemos mencionar es que en lugar de ir en parejas, como antaño, en esta ocasión nos toca formar equipo con personajes tan carismáticos como Nagi Usui, entre otros y otras (nuevos y ya conocidos), para enfrentarnos a otros grupos como los Deep Rivers Society, los Purehearts, los Variabeauties o los Ruinbringers en una lucha por la supremacía que determinará quién gana el juego cada semana y quienes son eliminados de forma definitiva. Esta nueva fórmula nos ha parecido interesante con tal de poder ampliar en gran medida las posibilidades de los combates y el título en general, ya que al contar con más aliados disponemos de una capacidad de gestión de equipo mucho más rica y detallada. En contraparte, este sistema de equipos en ocasiones abusa un tanto de las peleas repetitivas entre ellos. Sí, en NEO: TWEWY no solo nos enfrentaremos a los monstruos que componen el “Ruido”, sino que también deberemos plantar cara a adversarios humanos y a sus poderes especiales mediante pines como los nuestros.

Un modo que define bien esto es el de “Conquistas cruzadas”. Tendremos que jugarlo en más de una ocasión de forma obligatoria y se basa principalmente en conquistar varias zonas de Shibuya, al eliminar el ruido que hay en ellas, quitarles de las manos a los adversarios sus conquistas y proteger las nuestras hasta llegar al final del día. Quiénes tengan más puntos conseguirán la ansiada victoria, además de una serie de recompensas jugosas en forma de pines de acción o dinero. Sobre el papel parece algo interesante y en un inicio así nos lo parecerá, pero cuando llevemos unas cuantas rondas lo sentiremos como un modo algo pesado y repetitivo. Encaja bien en la fórmula y argumento del juego, sí, pero se podría haber trabajado más en elevar las batallas contra otros personajes a un nuevo nivel más distintivo y complejo. Esto sí que lo encontramos en las batallas contra jefes finales, ya que cada uno de ellos cuenta con sus propios ataques especiales que permiten dotar a cada enfrentamiento de un carácter único y estratégico. Algunas se repiten en más de una ocasión, sí, pero en líneas generales las hemos disfrutado mucho más que las convencionales.

Pines y Psicopoderes a raudales

La jugabilidad de la obra se divide en dos partes principales. Por un lado tenemos todo el tema de los acertijos y las misiones que encontraremos cada día de la semana en el Juego de los Segadores. Algunas de ellas son bien sencillas, como acabar con un determinado tipo de Ruido, conseguir un pin concreto o realizar cuatro batallas en cadena, por ejemplo, pero otras requerirán que estrujemos nuestra materia gris. Ejemplos de ello son encontrar cinco diferencias entre dos imágenes de una misma calle, resolver una combinación numérica o hablar con diversos habitantes de la ciudad para desentrañar el misterio que nos plantee la tarea diaria en cuestión. Para lograrlo tenemos la opción de explorar las distintas áreas de Shibuya hasta conocerlas como la palma de nuestra mano, pero en ocasiones tocará dar un paso más y hacer uso de nuestras habilidades.

Cada personaje que forma parte de nuestro equipo cuenta con unos poderes especiales distintos. Fret puede reconstruir imágenes clave y transmitirlas a las personas para que recuerden determinados hechos importantes, mientras que Nagi nos proporciona la capacidad de adentrarnos en los subconscientes de aquellos que están afligidos por algo para poder luchar contra el ruido que los atormenta y así limpiar sus mentes. En el caso de Rindo, es el poder más especial y que más juego nos dará, ya que le permite retroceder el tiempo a determinadas horas del día para cambiar el futuro. Esta es una habilidad que tan solo se activa cuando algo realmente grave ocurre, así que estará ligada a la trama y no podremos usarla a voluntad. Sin embargo, nos ha parecido bastante interesante para poder dotar de una mayor complejidad al argumento de la obra, sin llegar al punto de que resulte lioso.

Por otro lado tenemos las batallas, que presentan una base similar a las que nos enfrentamos en el original pero con varias diferencias y cambios significativos. En nuestro caso hemos jugado a la versión de PS4, así que tan solo podemos valorar el control a través del mando. En este caso, dejamos atrás el control a través del stick y la pantalla táctil de Nintendo DS que caracterizaba a la primera entrega para pasar a disponer de unos escenarios en 3D y unos controles de ataque ligados a varios botones del mando. En función del pin que estemos usando, deberemos pulsar R1, L2, O y demás para activarlos, de forma simultánea o combinada, a nuestro parecer. Esto crea la opción de encadenar ataques diferentes y así aumentar el porcentaje de ritmo hasta lograr el 100% (y posteriormente también el 200% y 300%) para poder ejecutar ataques definitivos elementales realmente devastadores.

La colección de pines que podemos conseguir asciende a más de 300, algo que nos permite equiparnos los que queramos en cada momento para crear combinaciones únicas y variadas en función de nuestras preferencias personales. Para los recién llegados al título, cabe mencionar que estos pines determinan la habilidad de ataque de cada personaje y que varían en gran medida los unos de los otros: remolinos de fuego, cadenas de espinas para atrapar a los adversarios, rayos de hielo, bombas explosivas, capacidad de regeneración…cada pin nos aporta una opción distinta sobre la mesa, algo que dota a los combates de una frescura constante. ¿Qué es probable que a la larga nos acaben pareciendo algo repetitivos a pesar de todo ello? Sí, no os lo negamos, pero si somos habilidosos y nos gusta pasar tiempo en los menús de personalización conseguiremos mantener la fórmula sorprendente en todo momento.

Personalización al detalle; una amplia biblioteca de coleccionables por recolectar

Hablando de personalización no podemos saltarnos el mencionar los textiles que podemos equipar a nuestros personajes. El tema de la ropa y las modas era algo que en el título original se destacaba mucho más, pero en este NEO no se queda atrás. Podremos ir de compras a multitud de establecimientos distintos para ampliar nuestro armario y poder así vestir a los protagonistas con diversos sombreros, camisetas, pantalones, vestidos, calzados y complementos. No veremos el cambio físicamente en su diseño, pero sí que afectarán a sus atributos de Vida, Ataque, Defensa y Estilo, pudiendo incrementar todos ellos en función del tipo y calidad de ropa que llevemos puesta.

Otra forma de mejorar nuestras posibilidades en combate y fuera de él es ir a comer a varios restaurantes (cada personaje tiene sus propias preferencias en comida) y expandir la red social de contactos. A medida que avancemos en la historia y realicemos misiones secundarias podremos conocer más y mejor a los personajes que componen la obra para así desbloquear apartados como el modo Fácil o Difícil del juego, la opción de que aparezca un indicador de PV sobre los enemigos y mucho más. Más allá de esto, el resto de coleccionables en forma de música, libros o grafitis se limitarán a formar parte del elevado porcentaje que necesitamos para obtener el 100% y por ello el Trofeo de Platino.

Apartados gráfico y sonoro cargados de personalidad

El apartado artístico de NEO: The World Ends With You destaca por su cell-shading característico, presente tanto en escenarios como en personajes para hacerlos únicos por su estilo cercano al cómic. Es algo que queda potenciado en las conversaciones que tienen lugar en el juego, a través de viñetas y bocadillos de diálogo con una localización muy buena a nuestro idioma. Las voces las podemos disfrutar en japonés o inglés, ambas de gran calidad, pero es en la banda sonora donde el apartado sonoro brilla con luz propia. Con una mezcla de temas que ya escuchamos en el original y otros inéditos, esta BSO compuesta por Takeharu Ishimoto (THRILL Inc.) acompañará a la acción en todo momento y se quedará registrada en nuestra cabeza.

En lo técnico el título aguanta bien el tipo, al menos en el caso de la versión de PS4. No se trata de ningún portento y de hecho podemos encontrar algunas irregularidades ligeras como bordes de sierra en las texturas de los escenarios, pero a lo largo de varias decenas de horas de juego no hemos encontrado bugs graves ni nada por el estilo. A falta de probar la versión de Nintendo Switch, que dio algunos problemas en la demo gratuita, podemos afirmar que Square Enix ha hecho un buen trabajo con esta secuela, colocándola a la altura del original y demostrando que una obra de estas características es muy necesaria en pleno 2021. Si disfrutamos de la primera entrega sentiremos este NEO como una vuelta a casa cargada de nostalgia. Si se trata de nuestro primer contacto con la licencia comprenderemos el valor que hay en esta obra de Tetsuya Nomura y compañía y lo importante que es el hecho de que esta secuela sea una realidad después de tantos años de espera.

Hemos realizado este análisis gracias a un código digital para PS4 proporcionado por Koch Media.

CONCLUSIÓN

NEO: The World Ends With You es una secuela a la altura del título original, que gustará a los amantes del género JRPG que busquen algo distinto y supondrá un imprescindible para aquellos que disfrutaron de la primera entrega. Con una historia sorprendente y un elenco de personajes carismáticos, nos atrapará de principio a fin a pesar de que en determinadas secciones tenga algunos problemas de ritmo. Jugablemente resulta único y divertido y la cantidad de pines y combinaciones disponibles dan mucho juego para que cada batalla sea única. Hubiéramos agradecido una mayor variedad de enfrentamientos y enemigos, pero la propuesta actual es más que suficiente para proporcionarnos decenas de horas de diversión, sorpresas y posibilidades.

LO MEJOR

  • La historia, repleta de giros argumentales y sorpresas
  • Los carismáticos personajes y sus distintivos diseños
  • Shibuya y sus posibilidades
  • La variedad de pines y psicopoderes disponibles
  • Su maravillosa banda sonora
  • La traducción y localización al español

LO PEOR

  • Determinadas partes del juego acaban por resultar un tanto repetitivas
  • El sistema de combate pierde algo de personalidad respecto a la primera entrega
  • Su duración total es demasiado elevada, algo que perjudica al ritmo general
8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.