Nuevo acuerdo

Zack Snyder se queda en Netflix: en macha Ejército de los muertos 2 y otros proyectos

El director de cine llega a un acuerdo con la plataforma de streaming para desarrollar sus nuevos proyectos y universos: se vienen “grandes películas”.

Ejército de los muertos 2 ya es una realidad; o lo será próximamente. Y es que ya es oficial el acuerdo entre Zack Snyder y su equipo y Netflix para el desarrollo de nuevos proyectos ya anunciados y muchos otros por anunciar de cara al futuro. Y la primera confirmación llega de la mano del director, que ya está trabajando en la secuela de uno de los últimos grandes éxitos de Netflix. Tanto es así, que Ejército de los muertos ha superado las expectativas de la compañía, alcanzado 75 millones de reproducciones durante sus primeras cuatro semanas cuando se estimaban alrededor de 72 millones.

El universo zombi de Snyder se abre paso

Aunque antes de entrar de lleno con Ejército de los muertos 2, Snyder tiene varios frentes abiertos con Netflix, entre ellos varias producciones del mismo universo como la precuela o la serie animada, además de una de sus películas más ambiciosas, Rebel Moon, una historia de ciencia ficción que surge de una idea descartada del cineasta para Star Wars y que arrancará su rodaje a principios de 2022.

Todo ello fruto de un nuevo acuerdo entre Zack Snyder, su esposa Deborah Snyder, el ejecutivo Wesley Coller y la productora del matrimonio Stone Quarry Productions con Netflix para que la plataforma produzca parte de sus nuevas películas y decida si las quiere en exclusiva como parte de su catálogo o no. Así lo ha comentado recientemente el propio Snyder: “Mi objetivo es traer la mayor cantidad de contenido de calidad que pueda y hacerlo a gran escala. Grandes proyectos y grandes películas”, recoge el medio The Hollywood Reporter.

Los fans de Ejército de los muertos tienen dos citas próximamente en Netflix con la película precuela Ejército de los ladrones, prevista para este otoño, y la serie animada con Dave Bautista para primavera de 2022.

Fuente | The Hollywood Reporter