BeTech: noticias de tecnología

DRONES

Airspeeder, así son los drones de carreras pilotados por humanos

Estos vehículos parecidos a un dron pero a escala permitirán llevar a un piloto humano en su interior para competir.

0
airspeeder

En los últimos años hemos visto cómo los drones se colocaban en el mercado audiovisual. Ahora, más que nunca, es muy sencillo hacer tomas aéreas de un objeto o zona determinada, pero este no es la única aplicación para este tipo de aparatos. Y es que con una preparación determinada su función cambia para convertirse en máquinas de velocidad. Pero ¿por qué no hacerlo a escala y montar un piloto humano en su interior?. Este es el concepto del Airspeeder.

Así es el monoplaza VTOL para competir

En la línea que encabeza este párrafo encontrarás dos palabras que solo podríamos ver en una película de ciencia ficción. La primera es monoplaza, que probablemente te lleve a pensar en los coches de Fórmula 1 que compiten en los Grandes Premios de todo el mundo. La segunda es VTOL, un acrónimo del que ya te hemos hablado en alguna ocasión y que significa Vehículo de aterrizaje y ascenso vertical. Con ella nos hemos referido tanto a vehículos como a drones, de los que nace la versión de carreras llamada Airspeeder.

Este concepto de coche volador consiste en una estructura alargada en la que caben el motor eléctrico, la cabina del piloto con sus mandos y cuatro hélices que se sitúan en los cuatro extremos de este para elevar el aparato. Esta composición le permitirá moverse en todas las direcciones posibles, pero lo mejor está en la parte que propulsa las hélices. Y es que los vehículos de este tipo tienen una potencia que le permite alcanzar los 100 Km/h en 20 segundos y una velocidad tope de 125 Km/h. Todo esto con un peso aproximado de 130 Kg.

Preparado para recargar, volar y evitar choques

Una de las cosas que son muy interesantes del Airspeeder es que dispone de un sistema que evita las colisiones en la medida de lo posible. En las competiciones aéreas un fallo puede ser fatal y para evitarlo contará con un radar y su sensor de proximidad que reconoce tanto obstáculos como otros VTOL. Pero existe una duda importante y es la autonomía. Y es que para que el vehículo se mantenga en el aire durante más tiempo necesita un box donde cambiar su batería, la cual se puede reemplazar en unos 20 segundos. Es más lento que un cambio de neumáticos pero bien es cierto que contamina menos.

En lo que a competición se refiere, podríamos ver una primera carrera con estos Airspeeder sin tripulación a finales de este año, tal y como comentan en ReviewGeek, mientras que en 2022 veríamos las primeras carreras con piloto en su interior.