"MARQUE Z PARA ZOMBIS"

Las mejores películas y series de zombies para ver en Netflix, HBO, Amazon, Filmin, Disney+...

  • Cesar Otero @Dieopheliac

Ahora que Snyder vuelve al fin al redil, buscamos más no-muertos por los servicios VOD para que nos devoren la atención.

“¡Papá, has matado al zombi de Flanders!”, Bart Simpson

“¿…Era un zombi?”, Homer Simpson

Aunque el Resident Evil de Capcom y el House of the Dead de SEGA ciertamente impulsaron el género zombi, no fue hasta que el cambio de siglo y el ojo de Hollywood que el género Zombie, un sub-género dentro del Terror, empezó a cobrar una popularidad mucho más alta que la alcanzada entre los años 60 y 70 del siglo XX.

Y ya en la segunda década de este siglo, con producciones como The Walking Dead, a los no-muertos les pasó lo mismo que a los frikis / nerd / geeks con The Big Bang Theory y similares: Que se convirtieron en Mainstream, en tendencia, en cultura Pop socialmente aceptable, abrazable e imitable.

Series y películas zombi en Netflix, Prime Video, HBO

Justo hoy, 14 de mayo, llega a los cines españoles ‘Ejército de los Muertos’ (Army of the Dead, el 21 lo hará a Netflix), la esperada vuelta al redil Z de Zack Snyder -su nombre empieza con Z, maravilloso…- Y coincidiendo con uno de los estrenos VOD del año, que va precisamente de esto, hemos querido componer un Ranking de series y pelis Z si después de la experiencia Snyder te quedas con ganas de más.

(Honestamente no soy fan de los rankings, pero como los jefes me han dicho que lo haga o me usarán de cebo en la próxima batida fuera del refugio por provisiones, pues que sea un ranking con la excusa de ordenarlo según notas de IMDB -que tampoco hay que echarles mucha cuenta. Y como tampoco me dejan dar más de 10 títulos, haré un Top 10 + 10, y por cada ‘sí, ved esto que según IMDB es la leche’, os regalaré otro ‘4free’, pero guardarme el secreto, a ver si se la cuelo a los de arriba aprovechando que es viernes…)

La Tierra de los Muertos Vivientes (2005). Netflix, 6,2/10

Cuando todo cristo estaba haciendo pelis Z, el padrino del género, George A. Romero, dijo “pues ALLÉVOY”, y 20 años después de su Day of the Dead se sacó de la manga Land of the Dead, una cinta que volvía a los no-muertos clásicos, el gore alimenticio y a ser una metáfora de la lucha de clases en Estados Unidos. Totalmente clásica en su puesto en escena pero eficaz con sus sustos, lo mejor es cómo Romero le da a sus zombies una pátina de respeto y los convierte en otra tribu de este mundo, con el tremendo acierto de ese zombi líder que lleva a su rebaño y su acertado final.

Cargo (2017). Netflix, 6,3/10

Hay muchas pelis zombis que pasan de los rasgos tópicos del género y prefieren darles la vuelta. Cargo hace eso mismo planteando una historia bella y desgarradora en la que un padre es mordido por un Z, y se da cuenta que tiene sólo 48 horas para poner a su bebé a salvo antes que se convierta en un no-muerto. Martin Freeman (Sherlock, El Hobbit), se carga a su hija y la peli entera a sus espaldas y nos regala una propuesta diferente, en la que el apocalipsis zombi es una excusa para narrar una historia tierna y sin efectismos. Si quieres sangre y tripas, este no es tu film.

Planet Terror (2007). Filmin, 7,1/10

Lanzada como un díptico de un ente mayor y supuestamente a la sombra del Death Proof de Tarantino en Grindhouse, Planet Terror resultó ser la buena de las dos. Y más aún, porque quien firma esto la considera lo mejor que Robert Rodriguez ha filmado. Jugando con los códigos ‘exploitation’ de forma mucho más inteligente que su poster, factura visual y tráiler sugieren, esto es cine zombi en estado puro, parodia, romance, denuncia social y crítica al Sistema, todo en 1. Una puñetera maravilla, guarrísima como ella sola en cuanto a tripas, bocados, fluidos y mucha, muchísima mala leche. El cameo Tarantino es simplemente lo más extremo - delirante de su carrera.

Amanecer de los Muertos (2004). Netflix, Movistar+, 7,3/10

Si Danny Boyle y sus 28 Días Despúes le dio nueva sangre al género, el hoy firmante de titanes como Watchmen, 300 o esa Justice League más grande (y larga) que la vida hizo lo propio dos años después, en 2004. Con la excusa de hacer un remake del original de George Romero del 78, Zack Snyder facturó la que muchos siguen viendo como su mejor obra, en la que hay estilismos Snyderianos pero no tan barrocos. El prólogo es Top 3 del género zombi sin discusión, urbanita y aterrador, y el final es en plan ‘para que te vayas caliente’.

REC (2007). Netflix, HBO, Amazon Prime Video, Filmin, 7,4/10

Ya interesantes en sus trabajos iniciales en el fantástico español, Jaume Balagueró y Paco Plaza pillaron a todo, pero A TODO el mundo por sorpresa con REC, una traslación de las reglas de un FPS al mundo de la supervivencia zombie en uno de esos films - experiencia que se adelantó una década a Capcom y su Resident Evil VII. Una década después sigue sorprendiendo por su habilidad visual detrás de la cámara, planificación, ejecución, actores -Manuela Velasco, enorme-, y porque sigue acojonando y dejando exhaustos tras su visionado. El tercio final es combustible para pesadillas, y dio pie a tres entregas más que nunca han alcanzado a la original.

28 Días Después (2002). Disney+, 7,6/10

El mismo año de la peli de Resident Evil con Milla Jovovich, el iconoclasta y ‘auteur’ Danny Boyle nos soltó ese verano una joya. Tras 6 años de juegos y zombies super-clásicos, Boyle los redefine como criaturas que se mueven veloces, atacan como enjambres y corren más que tu, en una Londres desolada que aterra. El conjunto se resiente un poco con el tono existencialista, pero todo su inicio y su loco final son estupendos. Un film algo olvidado que sin embargo ha influenciado mucho en el género.

Train to Busan (2016). Amazon Prime Video, 7,6/10

Como decimos, de cuando en cuando sale algo que impulsa al (machacado) género. Y Train to Busan hizo eso mismo hace unos añitos. Una de esas pelis que sale de ninguna parte y se convierte en un fenómeno boca - oreja al estilo REC, el toque maestro es el mismo: Encerrar a los supervivientes (y espectadores) en un micro-espacio como es un tren de Alta Velocidad, y ahora llenarlo de zombis que no cojean precisamente. El film es pura adrenalina, supervivencia y además se preocupa por los personajes. Y tiene ese poder de gustar incluso a los que les disgustan los Z. Y Edgar Wright, de Shaun of the Dead, la adora.

Bienvenidos a Zombieland (2009). Netflix, HBO, 7,6/10

Con Scream 1 y 2, Wes Craven homenajeó, parodió y mostró los mecanismos que mueven el terror clásico, siempre desde el respeto y la sapiencia. Eso hace Zombieland con los no-muertos, apostando por un tono auto-paródico al mismo tiempo que deconstructivo del género pero sin reírse en la cara de nadie, sino con ellos. Divertida y gore, sorpresiva y descacharrante -Woody Harrelson es lo puñetero mejor del invento-, Zombieland es una comedia (muy) inteligente con uno de los mejores cameos de la historia.

La Noche de los Muertos Vivientes (1968). Amazon Prime Video, Filmin, Movistar+, 7,9/10

No arruguéis la nariz ni nos llaméis ‘Captain Obvious’, please, porque sabíais que esta iba a caer sí o sí (además el jefazo me ha dicho que o la ponía o a *** ****). Y es que nadie puede llamarse fan si no se ha visto la madre (del cordero) del género -la abuela es el White Zombie de 1932. George Romero hizo lo mismo que Resident Evil: No inauguró el género pero sí estableció sus cánones, pilares y lo redefinió para siempre. Un CLÁSICO absoluto con casquería ‘artsy’ y que algunos/as les parecerá ‘cringe’ puro, pero otros se sorprenderán con lo que Romero hizo sin dinero, sin medios pero con mucha pasión y ganas.

Zombis Party / Shaun of the Dead (2004). Amazon Prime Video, 7,9/10

Un año abarrotado en el género -se estrenó también Resident Evil Apocalypse-, Shaun of the Dead tiene una anécdota en cuanto a que Edgar Wright siempre dice que sabe que está en España cuando le ponen un dvd de Zombis Party -horrible título- por delante para firmar. Shaun of the Dead (me niego a llamarla de la otra forma) es al género Z lo mismo que el Jovencito Frankenstein a los monstruos clásicos: Una parodia profundamente respetuosa, divertida, inteligente que trata con respeto al espectador, todo bajo el mejor humor británico. Algunos de sus momentos son ya clásicos del género.

Top 10 + 10

Ahora que he contentado a los jefes, terminado el ranking y me he mantenido dentro del tope de palabras, vamos a hablar de más no-muertos, ¿vale? Porque quedarse en 10 es poco.

Little Monsters

De lo más reciente del género Z y disponible en Movistar+, Little Monsters es una comedia tierna y divertida y a la vez gore y sangrienta en la que una profesora de preescolar debe guiar a sus alumnos para sobrevivir todos de una horda zombi en mitad de una excursión escolar. Lupita Nyong'o hace alarde de su inmensa versatilidad en esta divertidísima comedia que es algo así como coger el concepto de La Vida es Bella y meterle más niños y no-muertos.

Dead Set

Antes de remover conciencias con la imprescindible Black Mirror, Charlie Brooker agitó conciencias y estómagos con una propuesta de 2008 tan original como atípica: Imagina que estás dentro de la casa de Gran Hermano, concursando en la edición inglesa. Y fuera estalla un apocalipsis zombi… ¿Cómo sobrevives? ¿Quién elige los que se van de la casa a un estudio infectado de Z? Cargada de mala leche, Dead Set es una mirada vitriólica a la sociedad actual, los realities y una mini-serie que sorprende con su inventiva capítulo a capítulo. Está en Filmin, y sus zombis son tipo 28 Días Después.

Kingdom

Que Corea de Sur está ‘on fire’ con los Z es una realidad. Y Kingdom es una prueba de ella, que juega a sacar a los zombis de su época habitual -el siglo 20 / 21- para usarlos como desencadenante del drama en la Corea feudal del período Joseon. Jugando con una batalla en la que 500 coreanos vencieron a un ejército de 30.000 japoneses, Kingdom es a la vez serie de época feudal, drama histórico, thriller político y terror zombi, todo en uno, una suerte de Onimusha live action cuyas 2 temporadas hasta el momento están en Netflix.

Rec 2, Rec 3, Rec 4

El exitazo de la 1 llevó a una secuela que aumentaba el lore alrededor de la niña Medeiros, y aunque mezclaba tres historias, el factor sorpresa ya estaba superado. Aún así es una secuela digna con un final ‘plot twist’ total. En Rec 3, Paco Plaza se atrevió tanto a hacerla precuela canon como a romper el esquema de found footage por una narrativa clásica de puro género. Y Rec 4 es quizás la más olvidable de todas, aunque el toque que esté ambientada en un barco a lo Resident Evil Revelations tiene su punto. Todas las tienes en Netflix, HBO, Amazon Prime Video y Filmin.

iZombie

Uno de esos conceptos que cogen el género y lo retuercen para hacer algo original, iZombie es en su fondo y forma un ‘procedural’, una serie de investigación y resolución de casos con un toque original: la protagonista es infectada, y se transforma en una no-muerta, buscándose un curro de forense para poder tener comida fresca y gratis. Pero cada cerebro que come le da los recuerdos de esa persona, y debe resolver su asesinato para que las voces de su cabeza se callen. Tenéis las 5 temporadas en Netflix.

Santa Clarita Diet

Con 3 temporadas en Netflix, esta serie es un puñetazo al perfecto ‘sueño americano’: Imagina un matrimonio (cis-hetero) feliz, con un chalet en un vecindario USA ideal, y un trabajo de vendedores de casas con una buena comisión. Pero de repente ella, una enorme Drew Barrymore, cambia su dieta y empieza a devorar, cocinar y licuar partes humanas al tiempo que se transforma en una especie de zombi pero lúcida y loca por su familia. Mala leche, comedia y horror, y no apta para estómagos sensibles -pero cuál de este reportaje lo es.

Ash vs The Evil Dead

Ok, esta nos la hemos pensado mucho. Por un lado, como fangirls absolutas de la franquicia, de Bruce Campbell y del Necronomicon, no queríamos ponerla por aquello que los principales enemigos no son zombies, sino ‘deadites’. Por otro hemos pensado, “¿qué diría Ash…?”. Pues Groovy’ y p’alante, así que aquí está. Sus tres temporadas son oro puro, de humor retro políticamente maravilloso, además de una colección de guarrerías visuales constantes que no parecen tener fin en su búsqueda de lo original y repulsivo. Netflix tiene las tres temporadas, porque vaya crimen que la cancelasen.

Ejército de los Muertos

Oh, venga, es imposible no recomendar ver el que ha sido el detonante de este artículo y que tenemos hoy en cines y la semana que viene en Netflix. Zack Snyder aparca al fin a los superhéroes y vuelve al género que lo vio debutar con aquella lejana y magistral Dawn of the Dead. Su Ejército de los Muertos promete un cruce entre aquella y Ocean’s Eleven, mezclando no-muertos y apocalipsis con atracos en una Las Vegas hasta arriba de zombies saltarines, una sacerdotisa que parece sacada de Land of the Dead y Hellblade, y un maldito TIGRE ZOMBI que ha robado todo el protagonismo de las promos. Sin haberla visto, suena a batiburrillo estilizado y divertimento salvaje pero no memorable. A ver qué sale.

Hay mucho más que nos hemos dejado por ahí, ¿cuál nos recomendáis?