De 8 quilates

Mutants from the Deep, el nuevo juego gratis de Locomalito y Gryzor98 para PC y MSX

Junto con Manuel Pazos y Fernando García para crear la versión en el mítico sistema japonés

Locomalito y Gryzor98, la pareja de oro de la escena retroindie española, acaba de lanzar su nuevo trabajo, Mutants from the Deep, un proyecto pequeño que quedó por terminar hace unos años y que ahora ha salido a la luz con el añadido especial de llegar en una versión para MSX1 de la mano de dos figuras importantes de la comunidad retro española vinculada al ordenador japonés: Manuel Pazos y Fernando García. Esta vez el marco de desarrollo ha sido estricto, "bloody retro" como comenta el programador malagueño: un juego de 64Kb para la primera generación de MSX, sin trampa ni cartón, aunque con muchísimo mérito por parte del equipo de conversión para llevar la versión de PC al microordenador, con sólo algo de parpadeo (el clásico flickering) y un autoscroll algo renqueante pero impresionante para el hardware y esta carga de objetos en pantalla.

El juego es un exigente shooter con disparo multidireccional en ocho direcciones en el que un buzo o una sirena tienen que acabar con una amenaza mutante que ha surgido de las profundidades. Podemos elegir a cualquiera de los protagonistas, cada uno con características algo distintas. El buzo Marcelo tiene más vida, por lo que puede aguantar más impactos de los enemigos, pero a cambio es más lento y puede aguantar menos tiempo sin oxígeno. La sirena Marila es más rápida y aguanta más tiempo sin necesidad de burbujas de aire, pero tiene muy poca resistencia al daño y eso hace que haya que ser particularmente preciso con ella.

Delicia arcade retroactual

Es un shmup con un aire distinto en el que se premia la precisión frente al ansia por acabar con todo lo que aparece en pantalla. El hecho de que podamos disparar en diagonal y la velocidad de los disparos enemigos, así como su puñetero sentido de la oportunidad, hace que sea especialmente recomendable moverse bien y posicionarse aún mejor para evitar daño, antes de volverse loco disparando. Gráficamente está a un nivel espectacular para la máquina, con escenarios con mucho detalle, figuras misteriosas que pueblan el fondo marino, corales y una paleta de colores muy bien utilizada. Por supuesto, como es habitual, Gryzor98 tiene la batuta del sonido, con melodías animadas, repletas de energía y con un toque misterioso imprescindible para un juego de temática submarina, una banda sonora de las que nos animan a volver a empezar una y otra vez para llegar al final.

El juego ha salido hoy 13 de mayo en MSX y el 27 de mayo saldrá la versión para PC. Es compatible con sistemas MSX, MSX2, MSX2+ y MSXTurboR, además de poder ser jugado perfectamente en cualquier emulador como blueMSX o a través de emuladores online. Retroworks, que ha trabajado en materiales adicionales como las portadas o las instrucciones, se encargará de producir una versión limitada física para aquellos que quieran seguir acrecentando su colección para sus máquinas inmortales. El juego base es completamente gratuito, y sobre esto Locomalito ha querido dejar claro que no quiere que nadie use su obra para criticar a desarrolladores independientes que sí piden dinero por sus juegos, o deciden sacar sólo un limitado cartucho físico y no lanzar una rom digitalmente, ya que hay quien da por asumido que cualquier nuevo homebrew tiene que ser gratuito y fácilmente accesible por defecto. Ante esto, el creador de Maldita Castilla es claro: "Si lo hacemos así es porque a los que estamos en el proyecto personalmente nos cuadra hacerlo así. Otras personas tienen otras inquietudes y otras circunstancias. Respetad esas decisiones, que tenemos una comunidad retro maravillosa gracias en gran parte a su esfuerzo".

Un regalo para los incondicionales del MSX

Puntualizaciones necesarias aparte, Mutants from the Deep es una pequeña delicia arcade que entusiasmará tanto a los irreductibles del MSX como a los amantes del videojuego clásico en general, un shoot'em up diferente, con su propio ritmo, y con ese sabor especial que siempre existe cuando jugamos a algo que no es sólo retro estéticamene, sino que es un juego que podría haber existido en su día, décadas después del fin de producción de estas máquinas. Un fenómeno que no hace más que aumentar nuestro abanico de experiencias dentro de nuestra afición al videojuego.