BeTech: noticias de tecnología

GADGETS y ROBÓTICA

El traje de Iron Man del ejército inglés para asaltar barcos volando sobre el agua

Los marines británicos están haciendo maniobras en alta mar con el Jet Suit, un traje con propulsores.

El traje de Iron Man del ejército inglés para asaltar barcos volando sobre el agua

Por un lado hay que admitirlo: Faltan unos cuantos años para que el ser humano sea capaz un traje tecnológicamente tan avanzado como el que Tony Stark se montaba en las pelis de Iron Man. Por otro, la tecnología del Mark IV ya ha sido descifrada por los expertos tras una década de trabajo, y es cuestión de que la propia Tecnología avance lo suficiente para crear esos ‘mecanismos desarrollables’.

El Jet Suit de Iron Man

El inventor Richard Browning, dueño de la compañía, Gravity Industries, se convirtió en 2017 en todo un Iron Man al crear un traje de propulsores que le permite volar -o al menos despegarse del suelo a cierta distancia. Y a inicios de año lo vimos trabajar junto al gobierno británico y al GNAAS (Great North Air Ambulance Service), organización benéfica que ofrece un servicio de emergencia de helicópteros, para adaptar el traje de Browning al servicio de los paramédicos.

El objetivo era demostrar que un paramédico puede llegar en menos tiempo a una víctima que se encuentre en una zona remota con un 'jet suit' antes de pedir un helicóptero u otro tipo de apoyo. En la prueba de hace unos meses, Browning voló con un 'jet suit' hasta una víctima simulada en un lugar montañoso en el valle de Great Langdale, en el Parque Nacional Lake District, que se encuentra en el noreste de Inglaterra.

Browning logró llegar hasta la víctima en tan solo 90 segundos, comparado con los 25 minutos que se tardaría en llegar a pie, demostrando la celeridad de su traje. Una celeridad que en estos casos es siempre clave para salvar con el mayor éxito posible a los accidentados.

Un Mark IV con aplicaciones militares

Pero como le sucedía a Stark en Iron Man 2, un invento semejante despierta mucha envidia, sobre todo la de los gobiernos y sus ejércitos. Y con semejante capacidad de desplazamiento, el Jet Suit podría ser ideal para tareas en campos de batalla como asaltar barcos enemigos o secuestrados en pleno océano. Al menos, esto es lo que han practicado un equipo de marines del ejército británico.

Gravity Industries publicó un vídeo el domingo pasado en el que se mostraba a los Royal Marines utilizando las mochilas propulsoras para lanzarse desde embarcaciones neumáticas rígidas y desembarcar a bordo del buque de patrulla marítima HMS Tamar de la Royal Navy Batch 2. El ejercicio duró tres días, contó con la participación de 42 Comandos de la Infantería de Marina, y exploró alternativas a las prácticas tradicionales de abordaje marítimo.

Las operaciones de abordaje marítimo, también conocidas como operaciones de "visita, abordaje, búsqueda e incautación", suponen un reto y tradicionalmente han implicado que las tropas se acerquen a un barco en una embarcación rápida y enganchen una escala de espeleología o se cuelguen desde un helicóptero en el barco. Con el jet pack, el portador puede lanzarse desde una embarcación rápida, aterrizar en el barco y dejar caer una escalera que otros pueden utilizar para subir a bordo. En el vídeo se puede ver a los marines reales haciendo exactamente eso.

El traje a reacción es todavía experimental, pero la idea es "proporcionar un acceso extremadamente rápido a cualquier parte del buque objetivo, liberando instantáneamente las manos para llevar un arma, e incluso conservando la capacidad de reubicarse en el objetivo o autoexfiltrarse”.

¿Os imagináis ver algún día unidades militares con los jet suits en el desfile del Día de las Fuerzas Armadas en España del 12 de octubre?