Demo disponible

Impresiones de Project Triangle Strategy, la fusión entre Octopath Traveler y Final Fantasy Tactics

Os contamos nuestras primeras impresiones de la demo debut de Project Triangle Strategy, el nuevo RPG táctico de Square Enix que llegará en 2022

Octopath Traveler táctico. Madre mía. Encima táctico. Y la comparación no es banal: el estilo pixelado muy cuidado a medio camino entre las 2D y las 3D que hemos visto en el trailer nos evoca, irremediablemente, a aquel gran RPG de Square Enix. Sin embargo, esta no es la única influencia que vemos: tanto el estilo de juego como la ambientación nos recuerdan mucho a Final Fantasy Tactics, una saga clásica de la que llevábamos demasiado tiempo sin recibir noticias. La combinación de estos dos gigantes de la compañía nipona debe resultar, sin lugar a dudas, en un auténtico bombazo.

Y por ahora, eso es justo lo que hemos visto en la demo de Project Triangle Strategy. Puede que su duración no sea muy larga, pero nos ha bastado para conocer en cierta profundidad algunos de los detalles más interesantes de este nuevo título que nos promete algo que Octopath Traveler no acabó de cumplir: que nuestras decisiones realmente importan y pueden cambiar tanto el flujo de la trama como de la jugabilidad. Pasemos a desgranar algunos de los detalles que nos hemos encontrado.

El gran peso de la trama

Esto es algo que los fans de los RPGs valoramos mucho, y que llevamos pidiendo a una larga ristra de juegos con narrativas superficiales que acaban centrándose más en la jugabilidad que en la historia que nos cuentan. Este no es el caso de Project Triangle Strategy: en la misma demo nos sumergen en una historia compleja plagada de personajes y secretos donde la situación evoluciona rápidamente. Es de agradecer que el juego nos presente la opción, en todo momento, de presionar el botón X para ver un retrato del personaje que está hablando junto a su título oficial y la facción a la que pertenece; de lo contrario, nos podría resultar difícil seguir el hilo de la narración.

Y es que a este título no le da miedo presentarnos a un sinfín de casas nobles, señores, vasallos y demás personajes, todos ellos con una fuerte carga de protagonismo. Además, aunque el tema principal sobre el que se asientan los hechos puede parecer sencillo (la guerra ferrosalina, que se produjo debido a la escasez de diversos recursos en las naciones principales), en seguida nos mostrarán una red de intrigas y conspiraciones que sin duda nos mantendrán atrapados durante el resto del juego. Pero lo más importante de todo es que nosotros podremos decidir cómo se desarrolla la historia.

Una de las citas más famosas en el campo de los game studies es la de Sid Meier, cuando describió a los videojuegos como "una sucesión de decisiones interesantes". Y eso es justo lo que Project Triangle Strategy viene a ofrecernos: la promesa de que nuestras decisiones importan. Y es que el juego se propone poner a prueba nuestras convicciones brindándonos, en ciertas situaciones, tres opciones que siempre girarán en torno a los mismos principios: el bien común, la moralidad o la libertad. Esto afectará no solo a la forma en que se desarrolle la historia, sino también en quién se unirá a nuestro ejército.

Su culmen llegará en los momentos de votación, en los que se nos presentará una elección difícil en la que tanto nosotros como nuestros compañeros podrán votar. En estas situaciones no solo tendremos que elegir qué camino queremos tomar, sino que también tendremos que persuadir a los miembros de nuestro ejército para que tomen la misma decisión que nosotros.

Jugabilidad variada

Square Enix ha aprendido una valiosa lección de otros títulos de estrategia como Fire Emblem: Echoes o Fire Emblem: Three Houses: los juegos tácticos pueden volverse pesados si los movimientos del personaje se reducen únicamente a avanzar a través de casillas cuadriculadas en el campo de batalla. Es por eso que también nos ofrecen la posibilidad de explorar libremente entre batallas, lo que nos permitirá hablar con nuestros compañeros o descubrir objetos ocultos. Esto ayuda a dar una dosis de dinamismo al título, muy necesaria para evitar aburrirnos siempre con el mismo estilo de juego.

Una función aún más útil que tienen estos segmentos nos llega en el momento en que se nos presenta una votación. Y es que, para persuadir a nuestros compañeros de que nuestra elección es la mejor, tendremos que salir a recabar información que apoye nuestros argumentos. Esto nos obligará a hablar con otras personas y recoger pistas sobre cómo puede afectar nuestra decisión al curso de la trama, con lo que será vital que recordemos estos datos y luego se la brindemos a nuestros aliados, con la esperanza de que acaben escogiendo lo mismo que nosotros.

Además, a la hora de seleccionar misiones, también podremos visitar otros emplazamientos para ver cómo se está desarrollando la trama a través de otros personajes. Así, por ejemplo, podemos ser testigos de la reacción de los señores de las casas Foulker y Teriol a la invasión del Castillo de Alba, lo que nos ayudará a tomar decisiones que nos lleven a reclutarlos como aliados. Adicionalmente, tenemos la posibilidad de visitar el campamento, una suerte de mercado donde podremos mejorar nuestro equipamiento o comprar las provisiones que necesitemos. Todas estas opciones están incluidas para darnos un respiro con respecto a las batallas principales, que se podrían hacer pesadas si se repitieran una detrás de la otra, y suponen un auténtico soplo de aire fresco.

Batallas tácticas complejas

Pero Project Triangle Strategy es un juego de estrategia, y como tal, las luchas tácticas son el centro de este. Y tanto en el trailer de presentación como en el juego hemos podido ver la complejidad de estas: no se trata solo de abrirnos paso a espadazos a través del campo de batalla, sino que tendremos que valernos de todos los elementos que este nos presenta para ganar la ventaja. Así, podemos crear barreras de hielo para evitar el avance del enemigo mientras le atacamos desde lejos con una lluvia de flechas y hechizos para diezmar sus fuerzas.

También es interesante atacar al enemigo desde varios flancos, pues si dos aliados lo atacan desde lados opuestos, la cantidad de ataques que recibirá el rival se duplicará, aumentando drásticamente nuestras posibilidades de victoria. Además, debemos tener siempre en cuenta que los ataques por la espalda son siempre críticos, así que tenemos que aprovecharnos de esta ventaja al mismo tiempo que nos protegemos de que la usen contra nosotros.

Como podemos ver, las batallas de este juego se tienen que resolver con cabeza y analizando muy bien el terreno que nos rodea. Solo así conseguiremos salir victoriosos en las peleas más encarnizadas. Y en este aspecto, la demo no nos ha mostrado ninguna piedad, pues nos presenta una misión en la que, si la queremos superar sin sacrificar las vidas de nuestros aldeanos, tendremos que exprimir nuestro cerebro al máximo para obtener la victoria.

Conclusión

Con lo que hemos visto hasta ahora de Project Triangle Strategy, tenemos muchos motivos para esperarlo con ganas. Y es que promete dar una vuelta a la fórmula clásica de los juegos de estrategia, al tiempo que los mezcla con unos gráficos pixelados que funcionaron muy bien en Octopath Traveler. Además, tanto la trama como la jugabilidad han demostrado que ningún segmento del juego será aburrido, pues sabe atraparnos con una narración fascinante y una jugabilidad adictiva.

Si tuviera que buscarle alguna pega, sería que a veces, durante las batallas, es difícil distinguir a los luchadores cuando se amontonan varios en un mismo espacio, y la cámara tampoco ayuda mucho a distinguir qué está pasando. Otro problema viene de la mano de la localización, y es que la traducción al español se ha tomado demasiadas libertades con respecto al original en inglés, ofreciéndonos a menudo información distinta de la que estamos escuchando decir a los personajes. Esto puede llegar a ser muy molesto especialmente a la hora de tomar una decisión de las que cambian el curso de la trama, pues hemos llegado a ver opciones que eran diametralmente opuestas en inglés y en español.

Con todo, no cabe duda de que este será uno de los grandes títulos del 2022, y que muchos de nosotros lo estaremos esperando con ganas por todo lo que nos ha mostrado hasta ahora.