Opinión

El primer Direct en 500 días, la Virtual Console y un aniversario en ‘stand by’

Nintendo volvió al formato de presentaciones y anuncios largos, pero dejó en el tintero nombres que hace demasiado que se esperan.

Hace justo una semana escribía preguntando qué había después de 3D World. Y Nintendo, como contestando directamente –en realidad, pura casualidad- anunció un Nintendo Direct, el primero en más de 500 días, para lanzar una batería de anuncios no menor. Si nos atenemos a los números a granel, nos encontramos con una treintena de nombres encima de la mesa. La respuesta a la columna de hace siete días estaba clara. Hubo espacio para alguna sorpresa inesperada, como Splatoon 3, o la pronta llegada de otro nombre que no se vio venir: Mario Golf. Pero también hubo –otra vez- demasiadas ausencias importantes. Y ya van muchos días.

Se nos dijo que sería un Direct centrado en juegos de 2021, y por lo tanto empezamos a dejar atrás esperanzas de nombres como Bayonetta 3 y Metroid Prime 4. Pero cuando se vieron títulos y propuestas para 2022, como por ejemplo Project Triangle Strategy, la fusión entre Octopath Traveler y Final Fantasy Tactics, nos quedamos a contrapié. Lo mismo con el mencionado Splatoon 3, pensado para el próximo año. ¿Por qué se anuncian juegos para 2022 y títulos presentados en 2017 y 2019 están desaparecidos en combate?

Especialmente sorprendente fue el caso de The Legend of Zelda. Hoy domingo se cumplen 35 años del inicio de la saga en Japón, y la presencia de un Direct justo en esta semana hacía pensar lo más grande. Las redes y los foros estaban preparados para ello. ¿Realmente Nintendo no era consciente de la fecha señalada? Si lo era, no lo pareció. Salió Aonuma a la palestra para decir que de Breath of the Wild 2, de momento nada. Que ya vendrá. Y acto seguido, se nos presentó Skyward Sword HD.

A Skyward Sword se le esperaba, pero no como único anuncio y a precio de novedad, incluso más caro que las revisiones HD de Wii U

Un anuncio esperado por varios motivos, el principal: era el único Zelda sobremesa en 3D que no había sido revisado. Pero las expectativas cayeron en saco roto. Quienes esperábamos un pack con los HD de Wind Waker y Twilight Princess de Wii U, vimos que no iría por ahí la cosa. Y lo que podía parecer un buen anuncio –Skyward Sword y su apartado artístico merecían una versión en alta definición- acabó con la puesta en escena de un juego de hace 10 años, sin apenas novedades anunciadas a precio de juego nuevo. El balance de inversión-coste-precio final es altamente discutible (y las críticas justificadísimas al precio no se han hecho esperar). Y como en Mario 3D All-Stars, no se trata de hablar de la calidad del juego, sino de cómo vuelve. Fuimos ilusos en pensar que los tres Zelda en HD podían venir en un solo pack.

Todo esto nos lleva de nuevo a decisiones tomadas con Switch que cuestan de comprender. Hoy podemos encender nuestra denostada Wii U y encontrar en su interior la posibilidad de jugar a casi toda la saga Zelda. Desde los originales hasta los de Nintendo 64, pasando por los de Game Boy y DS, compatible con los discos de Wii y con revisiones HD de Wind Waker y Twilight Princess. Si nos vamos a Nintendo 3DS, podemos jugar a toda la saga, incluidas las revisiones de Ocarina of Time y Majoras Mask, salvo claro está los tres últimos juegos 3D en sobremesa.

No tener Virtual Console es a todas luces un error garrafal y un vacío para el jugador, que ve cómo la oferta en Wii U o 3DS estaba a la altura del legado de Nintendo

Y mientras esto es posible en Wii U y en 3DS, en Switch no tenemos acceso a la saga hasta nueva orden. No están en Switch Online salvo algunos, no podemos comprarlos porque la Virtual Console no entra en la estrategia de la consola híbrida y los posibles packs, remakes o revisiones o no están, o están en un cajón.

Creo no tener dudas de que Zelda tendrá más representación para este 35 aniversario de la saga en los próximos meses. Pero tengo claro que el momento era ahora, no más adelante.

Y todo esto no quita que el retorno de los Direct es una buena noticia, que en verano tendremos una enorme cantidad de juegos para Nintendo Switch y que, eso sí, Splatoon 3 tiene año de salida pero Bayonetta 3, Metroid Prime 4 y Breath of the Wild 2, de momento, no.