Modernizando la fórmula

Campamentos y monturas: Blizzard profundiza en el mundo de Diablo IV

Los desarrolladores aseguran que la nueva entrega ofrecerá una exploración más significativa y nuestras acciones tendrán efectos más claros.

Blizzard sigue adelantando detalles sobre uno de sus proyectos más esperados, Diablo IV. Un nuevo tráiler, presentado durante la BlizzCon, nos ha dejado ver más al detalle una de las clases, los pícaros, pero los desarrolladores también han compartido un vídeo extenso tratando aspectos como el mundo abierto, las monturas, los campamentos y el multijugador.

Mundo abierto: elevando la esencia Diablo

A su llegada en 1996, el primer Diablo hizo historia gracias a su macabra ambientación, su adictivo bucle de looteo y el incremento de los peligros a medida que descendíamos más y más para acabar con el mal que yacía en las profundidades. Fue un action RPG emblemático de su tiempo, aunque quedó eclipsado cuando su propia secuela decidió ampliar los horizontes y cambiar el mazmorreo puro por un mundo más amplio. Naturalmente, la faceta dungeon crawler seguía siendo esencial, pero la saga encontró un nuevo equilibrio entre el combate y la exploración de Santuario que desde entonces ha definido la esencia Diablo. Una que Diablo IV ahora quiere llevar al siguiente nivel.

Según sus creadores, la nueva entrega abrazará y potenciará mucho más el concepto de mundo abierto, con ecosistemas más grandes y variados conectados de forma natural, más posibilidades en el movimiento para favorecer escenarios más verticales —con incluso leves toques de plataformeo— y también un diseño adecuado para disfrutar cabalgando, aspecto que abrirá todo un nuevo submundo de personalización mediante las monturas.

Un aspecto clave para poblar la superficie es la presencia de campamentos enemigos, aunque estos no serán generados de forma procedural, sino que estarán diseñados a mano con sus propias historias y condiciones. A diferencia de las misiones, estos fortines serán permanentes y liberarlos tendrá un impacto visible en el mundo, que se irá repoblando con personajes y mercaderes para ofrecer nuevas misiones y contenido.

La importancia de las clases y el JcJ

Por otro lado, desde Blizzard también aseguran que la diferenciación entre clases será un componente muy cuidado, tanto en lo que se trata a habilidades únicas como a la presencia de misiones que solo se pueden ser aceptadas por determinados tipos, moldeándolas así a sus fortalezas, incentivando el rejugado con otros personajes y ofreciendo una experiencia más rica en los enfrentamientos contra otros jugadores.

El multijugador también acapara uno de los focos del estudio, que incorpora un sistema de recogida y purificación de esquirlas que alertan a otros jugadores y pueden hacerlos venir hacia nuestra posición para reclamarlas antes de que se complete el ritual. Para equilibrarlo, aquellos que opten por robar grandes cantidades acabarán siendo marcados como una amenaza y se convertirán en el objetivo de otros jugadores que conseguirán bonificaciones si acaban con ellos.

Algo que no han compartido, por desgracia, es la fecha de lanzamiento, así que es posible que nos toque esperar hasta 2022 para probar todas estas novedades de primera mano.

Fuente: Blizzard

Diablo IV

Diablo IV es la cuarta entrega de la saga de acción y rol en vista cenital de Blizzard Entertainment para PC, PlayStation 4 y Xbox One. Un ritual oscuro ha invocado a Lilith de vuelta a Santuario tras eones en el exilio. Su regreso trae consigo una era de oscuridad y miseria.

Diablo IV