Tanuki Justice
Tanuki Justice
Carátula de Tanuki Justice

Tanuki justice, análisis. Plataformas con aroma a los 90

Como si de un viaje en el tiempo se tratase, el nuevo juego de Wonderboy Bobi nos permite revivir las sensaciones de los plataformas de principios de los 90 con un título de acción frenética y escenarios de lo más colorido.

Tanuki Justice parece un juego venido de otro tiempo, de aquel a principios de los años 90, en que casi daba igual qué caratula mirases en el videoclub, lo más probable es que si no conocías un juego, fuese un plataformas en 2D. El género más prolífico de los 16 bits dejó grandísimas joyas, pero con el salto a las 3D pasó de dominar a casi desaparecer por completo. A esa época dorada del género nos remite irremediablemente este título.

Creado con Clickfusion 2.5 por el creador del también reputado plataformas Aggelos, Wonderboy Bobi, Tanuki Justice no intenta en ningún momento mascararse como un juego actual. Todo (salvo quizás el tener un corto tutorial) es una experiencia tal cual podríamos esperar de cualquier juego salido en los primeros años de las 16 bits.

Afila tus Shuriken

Frente al estilo más narrativo de Aggelos, Tanuki Justice es un plataformas de acción pura. Sin diálogos ni una narración como sí incluía su anterior obra. Si la inspiración de Aggelos era Wonderboy, en esta ocasión estamos ante un título más cercano a Megaman. Un juego que nos reta a superar unos niveles no muy largos, pero sí llenos de momentos complicados que, a la antigua usanza, al principio nos resultarán auténticas trampas mortales pero que, tras unas cuantas partidas, podremos finalmente superar para seguir avanzando hasta el siguiente reto.

A nuestra disposición tendremos unos shuriken que podremos potenciar, así como la posibilidad de usar un ataque especial (un Shuriken gigante). Para ello necesitamos rellenar suficientemente una barra especial que se incrementa con objetos que recogemos del escenario, así como atacando a los enemigos. Además, podremos bloquear la dirección de disparo de nuestros shuriken mientras avanzamos si así lo deseamos para facilitarnos las cosas. Un doble salto que podremos controlar incluso en el aire será también imprescindible para sobrevivir en el auténtico bullet hell que se convertirán algunas situaciones.

Enfrente tendremos a una serie de enemigos que no por repetir siempre sus patrones de ataque serán más difíciles de superar, dispuestos en un inteligente diseño de niveles que denota claramente que este juego se ha hecho con bastante mimo. De hecho, cada escenario tiene su propio estilo reconocible, además de un jefe final que nos pondrá las cosas difíciles.

La dificultad está calculada para alargar la durabilidad que de otra forma sería notoriamente corta con solo 7 niveles (si bien desbloquea nuevos retos como un modo supervivencia), y lo logra. Y si una vez acostumbrados al diseño de niveles queremos un reto mayor, el juego incluye otros dos niveles de dificultad que incrementarán varias horas más la experiencia de los más dedicados.

Experiencia totalmente retro

En lo gráfico estamos ante un juego muy colorido y que, sin destacar especialmente en ningún aspecto, cumple de forma más que correcta en todos, con unas animaciones fluidas, enemigos variados, jefes de grandes dimensiones y escenarios variados con fuerte personalidad.

Lo mismo ocurre con el apartado sonoro, con efectos que nos sumergen de nuevo en los sonidos de los 90, y unas melodías que casan con el frenetismo en pantalla para sumergirnos de lleno en la acción.

Además, no tendremos por qué jugar solos, el juego incluye la posibilidad de compartir la acción con un amigo o amiga en la misma consola. Un añadido que no varía el diseño de niveles pero que se agradece y redondea lo que sin duda es un plataformas que hará las delicias de los fans del género.

CONCLUSIÓN

Tanuki Justice hará las delicias de aquellos fans de los juegos retro que disfruten con títulos run&gun de acción frenética. Con una dificultad ajustada para resultar retante sin llegar a ser frustrante, unos gráficos coloridos y enemigos originales que varían a cada nivel, la experiencia no podría ser más fiel a lo que habría sido un gran plataformas de haber salido a principios de los 90.

LO MEJOR

  • El carisma de los personajes y escenarios.
  • El diseño de niveles está ajustado para resultar retante sin llegar a ser frustrante, además de incluir varios niveles de dificultad.
  • La posibilidad de jugar en cooperativo.

LO PEOR

  • Algunos controles puedes resultar confusos al principio.
  • En momentos de mucha acción, el juego puede llegar a ralentizarse ligeramente.
  • La ambientación musical cumple sin alardes.
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.