Aggelos
Aggelos
Carátula de Aggelos

Aggelos, análisis PS4

Por fin le echamos el guante a la versión de PlayStation 4 de Aggelos, un indie con reminiscencias a la franquicia Wonderboy.

Hay sagas que marcan un profundo poso en el corazón de los jugadores. A poco que una de esas personas se interese por el desarrollo de videojuegos en un futuro, muy probablemente tomará referencias de ese legado. Repetir lo pasado, pero con algunas señas de identidad propias.

Ejemplos los tenemos a pares en el sector de los videojuegos, pero el caso que ahora nos atañe es digno de mencionar: Wonderboy. La franquicia ha congregado a millones de jugadores en todo el mundo durante estas tres décadas aproximadamente. Como era de esperar, muchos jugadores crecieron con ella, de ahí que parte de sus planteamientos se llevaran hasta la actualidad.

El caso de Aggelos, título que se toca en este artículo, es digno de mencionar. El juego apareció como un proyecto de itch.io como homenaje a Wonderboy (de hecho, el correo de contacto era “wonderboy_bobi”), pero adquirió tanta fama que al poco tiempo se planteó que diera el salto hasta algo más serio. Por ello, Julien Rocca, desarrollador francés que está a cargo de dicha producción, se puso manos a la obra para traernos este título que recoge lo mejor del otrora juego.

Mismo planteamiento, cambio de conceptos

A poco que uno esté familiarizado con Wonderboy, seguro que los primeros compases de Aggelos van a sacar una sonrisita. El juego es casi un clon directo en lo que a estética se refiere, es decir, vamos a encontrar ese estilo pixelado donde los personajes y monstruos a los que nos enfrentamos tienen mucho carisma.

Son coloridos, variopintos y con multitud de formas. La idea principal sobre la que radica la obra es que haya heterogeneidad de figuras, y eso se consigue gracias a que el equipo ha introducido numerosos mundos para explorar. A más pantallas por las que pasear, más variedad de enemigos.

Aquí entra en juego el segundo de los pilares sobre el que se sustenta Aggelos: es muy grande. Aprovechando las posibilidades que ofrece el género en la actualidad, el equipo ha creado un amplio mapeado por el que el jugador se puede mover libremente. La idea base es que se deben recopilar las cuatro fuerzas elementales (fuego, tierra, agua y aire) para combatir a una acechante oscuridad, así que el escenario se orienta a esos cuatro principios.

Cada pantalla tiene sus propias particularidades, desde trampas ocultas hasta pequeños puzles que se deben superar con las habilidades que tenemos. La historia se entremezcla con gran acierto en el plano jugable, que es donde radica el tercer y último punto fuerte de este Aggelos para PlayStation 4.

Aggelos combina el toque plataformero con el Action-RPG más básico y simple (y eficiente, todo sea dicho). Podemos equipar armas, armaduras y utilizar una serie de hechizos, así como algunos objetos. Es poco y sin grandes florituras, pero cumple de manera directa con su cometido y divierte (aunque es difícil). En otras palabras, prefiere ir al grano con lo que sabe que funciona en lugar de perderse con decenas de utilidades que al final no se utilizan.

A partir de esto, las mecánicas de salto y ataque son la nota predominante, acompañado a su vez de un sistema de niveles que se potencia con la experiencia ganada al derrotar enemigos. Otra pizca de RPG para redondear una fórmula jugable a la que poco se le puede criticar por lo adictiva que es.

Cómo no, la producción se redondea con una bonita banda sonora que también rememora lo visto en Wonderboy con anterioridad. Además, y esto es importante, la versión que se ha jugado viene ya con la traducción al castellano, otro de los puntos a tener en cuenta dado que las primeras no la incluían.

CONCLUSIÓN

Aggelos no es una mera copia de Wonderboy, más bien es un exquisito homenaje a dicha saga. Coge lo mejor de ella y lo adapta a los nuevos tiempos, pero siempre respetando esas pequeñas aristas que provocan que la esencia continúe. Es adictivo, divertido y con lanzamiento a precio reducido.

LO MEJOR

  • El colorido apartado gráfico con pixel art.
  • La pequeña capa de personalización que ofrece es fantástica para no entrar en complejidades.
  • Es muy divertido.

LO PEOR

  • Planteamiento ya visto con anterioridad, por lo que puede ser repetitivo para amantes del género.
  • Que quizás se antoje corto (en siete horas se puede completar).
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.