Turrican Flashback
Turrican Flashback
Carátula de Turrican Flashback

Turrican Flashback, Análisis. Dispara o muere

Comentamos este recopilatorio en el que se incluyen cuatro de los juegos más representativos del universo Turrican

Hablar de Turrican no es hablar de un juego retro más, no es simplemente un viaje en el tiempo para reencontrarnos con nuestra infancia o expandir nuestras fronteras como jugadores ávidos de conocer los clásicos. Hablar de Turrican es hablar de excelencia técnica y creativa, de unos juegos que se han sentado en el trono tecnológico de máquinas importantes en la historia del videojuego, de leyendas vivas del medio en el cénit de sus facultades.

La historia de la serie, todo un gigante del Commodore 64 y del Amiga, es fascinante y para ello os invitamos a leer el completo repaso de la misma que hizo en su día Joaquín Relaño en uno de sus Regresos al Pasado, aunque no nos quitaremos de hablar en este análisis de algunos puntos esenciales de la saga para poner este recopilatorio en su adecuado contexto. Lo primero que hay que establecer es que no estamos hablando de una antología completa, lo que resta algo de valor al conjunto. En concreto, Turrican Flashback nos ofrece cuatro títulos: Turrican I y II (en sus versiones en Amiga), Mega Turrican de Megadrive y Super Turrican de Super Nintendo.

Welcome to Turrican

La selección, aunque representativa y con títulos fantásticos, dista de ser completa y está lejos de lo que se le debe exigir a un recopilatorio con aspiraciones de dar a conocer una saga a nuevas generaciones que preserven su recuerdo. Pero hay una circunstancia singular que hace la situación algo confusa. Por un lado este "Flashback" que ofrece los cuatro títulos mencionados por 29,95 € en Switch y PS4, por otro lado y por separado tendremos Turrican Anthology también en este año, en un recopilatorio publicado físicamente por Strictly Limited que se divide en dos ediciones (a 35 € cada una) y que incluye una mayor selección: los tres Turrican de Amiga, los dos Super Turrican de SNES, Mega Turrican de Mega Drive y dos "Director 's Cut" de Super Turrican y Mega Turrican con contenido restaurado que se perdió en los lanzamientos originales. Más completo, pero a un precio más elevado.

Es cierto que es el 30 aniversario de la saga y la oportunidad de celebrarla está ahí y hay que hacerlo, pues lo merece con creces, pero las circunstancias parecen un tanto confusas. No nos hubiera importado ver un esfuerzo más armonizado, aunque a buen seguro que hay circunstancias a tener en cuenta dada la enrevesada trayectoria de la saga. Ninguno de los esfuerzos recopilatorios recoge los dos emblemáticos Turrican de Commodore 64, juegos bandera que aprovecharon el ordenador de 8 bits hasta límites insospechados gracias a la magia de Manfred Trenz, el creador original de la obra y una auténtica leyenda de la programación en 8 bits. En un esfuerzo real de documentación, la versión original de Turrican en C64 y su secuela en esa máquina deberían ser de obligada inclusión por ser las raíces y por su lugar como uno de los mejores juegos de la historia del sistema. También brilla por su ausencia Super Turrican de NES, un juego diferente a otras versiones que aúna elementos de los títulos de C64 para crear una gran aventura en la 8 bits de Nintendo (creada además completamente en solitario, incluyendo gráficos y sonido, toda una gesta que cementa el virtuosismo de Trenz).

Una selección incompleta

Comentados estos aspectos nos centramos 100 % en el contenido de este Flashback, con los cuatro títulos mencionados. De los dos Turrican de Amiga hay poco que decir; el primero toma la base del original de C64, esa fusión virtuosa de Metroid y Contra, la dota de los coloridos gráficos posibles del ordenador de 16 bits y aprovecha la capacidad extra para dotar de banda sonora completa a la experiencia de mano de un majestuoso Chris Huesback (la versión de C64 sólo tiene efectos de sonido en buena parte del jueg debido a haber exprimido hasta el fondo la máquina). Es ciertamente un gran juego, con mapeados multidimensionales enormes, acción a raudales, muchos secretos y una ambientación especial, un título sobresaliente que además sirve de antesala a la obra maestra que es Turrican 2.

La versión que nos encontramos aquí de la segunda parte, la de Amiga, es sin duda la mejor, una auténtica joya del legendario ordenador. Rainbow Arts, que acabaría transformándose en la siempre recordada Factor 5, trabajó sobre el pilar de Trenz para poner todos sus recursos y talento en crear un juego que elevaba el listón fijado anteriormente. Más niveles enormes repletos de secretos, más variedad de enemigos y de situaciones que hacían la exploración más satisfactoria, un trabajo visual soberbio, jefes finales impresionantes e incluso lujos como meter fases de Shoot 'em Up espacial perfectamente ejecutadas. Y como colofón, una de las mejores bandas sonoras de la historia del videojuego, la banda sonora que la valió la inmortalidad a Chris Huelsback, haciendo sonar a Paula (el chip de sonido de Amiga) como pocos han podido hacerlo, con una variedad de registros y una calidad general que se mantiene en lo más alto de principio a fin. Lo dicho, una joya maestra a la que hay que jugar y que se mantiene joven ante cualquier juego de acción-aventura 2D de nuestros días.

Eso sí, ninguno de los dos títulos de Amiga son precisamente fáciles o accesibles. No son de los más difíciles de la época para nada y Turrican 2 es más fácil que el primero, pero el listón de la dificultad de hace 35 años no era el mismo que ahora. Además Turrican en estas versiones tiene algunas particularidades propias, como que el contacto con enemigos o proyectiles no genera ninguna reacción o impacto, ni crea ventanas de invulnerabilidad temporal para darnos un respiro. Si permitimos estar unos segundos en posición de daño, nuestra barra de vida bajará estrepitosamente y no es que no haya falta de oleadas de enemigos o situaciones desfavorables de terreno para ponernos las cosas difíciles. Para los que quieran avanzar más rápido, Flashback incluye tanto la posibilidad de guardar en cualquier punto como la opción de "rebobinar" la acción y revertir errores mortales por nuestra parte. Son herramientas muy útiles para aquel que no quiere pasar por la espartana rutina de dominar los niveles y situaciones que nos encontraremos. Los que quieran un reto tendrá los modos de “Trofeo”, en el que podremos intentar desbloquear las pruebas que el equipo ha ideado (eso sí, sin trucos).

Grandes juegos, mejor música

Estas opciones se extienden a Mega Turrican y Super Turrican, dos versiones que llegaron a las consolas 16 bits de Sega y Nintendo respectivamente y que suponen un cambio de rumbo frente a las de ordenadores con un enfoque más lineal y arcade, aunque manteniendo distintas señas de identidad de la saga y creando en el proceso otros dos títulos fantásticos con algunos de los mejores gráficos y música de sus respectivas plataformas. La mayor linealidad y ciertas consideraciones pensando en el usuario de consola hacen de estos juegos algo más asequibles, pero siguen siendo huesos duros de roer y auténticos clásicos del Run’n Gun, con una influencia más marcada de Contra que de Metroid respecto a las versiones de Amiga.

Las cuatro adaptaciones se han hecho con cuidado y gusto, con un interfaz muy claro y un readaptado sistema de control que funciona muy bien. Gráficamente se mantienen frescos gracias a un trabajo que sigue siendo influyente en nuestros días para toda una generación de desarrolladores indies. En el primero se notan las raíces como título original de Commodore 64, pero en Turrican 2 y en las versiones de consola se nota la entrada en el equipo de Andreas Escher como diseñador gráfico, quedando juegos estéticamente brillantes, entre lo mejor que podían ofrecer esas máquinas entonces. La emulación es impecable y además se ha incorporado un filtro con scanlines muy efectivo y configurable (incluyendo curvatura de la pantalla y diferentes tipos de matrices) que nos permitirá ese toque extra de autenticidad dependiendo de cómo sea nuestra pantalla y nuestros propios gustos.

Si es por la calidad de los juegos, Turrican Flashback es un sobresaliente en virtud de que sus cuatro juegos lo son y se mantienen vigentes en nuestro día. Son cuatro títulos magistrales y tan disfrutables ayer como hoy. Si analizamos Flashback como recopilatorio, está claro que ni se acerca al nivel en el que están otros ejemplos en el mercado, tanto por la cantidad de contenido como el apoyo documental del mismo. Volvemos a lo comentado al principio, la situación entre este Flashback y el futuro Anthology, que saldrá en unos meses es confusa, especialmente si no sabemos si Anthology tendrá versión digital. Entendemos la teoría de que Flashback se queda como la versión “barata” y accesible para que un mayor público pueda acceder a él, quedando Anthology para los fans, pero la diferencia de contenido entre ambas ofertas es elevada y nos deja la impresión de que mucha gente quedaría más convencida con alguna oferta más intermedia con una mayor variedad de juegos (al menos la inclusión de Super Turrican 2 por completar la pentalogía).

CONCLUSIÓN

Tenemos suerte de contar con estas reediciones de Turrican. La situación con la saga siempre ha sido muy delicada en cuanto a licencias, con serias desavenencias (por decirlo suavemente) entre algunos de sus responsables. Que se pudieran comprar los derechos pertenecientes a Rainbow Arts de las cenizas de THQ es un pequeño milagro, especialmente la rocambolesca situación con la resucitada Factor 5. Lo cierto es que Turrican, por a o por b, nunca ha tenido demasiada suerte y su status de leyenda no está respaldado por su suerte en el mercado, condicionado por la piratería salvaje en microordenadores o pobres distribuciones en consola, por lo que tampoco nos parece adecuado ponernos demasiado exquisitos ahora que tenemos una oportunidad de celebrarlo. Los juegos merecen mucho la pena, el conjunto está bien ejecutado y los cuatro títulos nos darán muchas horas de diversión de gran nivel y mejor música, especialmente si vamos a por los trofeos. Es una muestra representativa de lo que hace a la saga grande, con títulos excepcionales. Sólo confiamos en que Anthology pueda llegar también al formato digital y no se quede en un reducido lanzamiento físico, ya que presenta un conjunto de títulos más atractivo y mejorado, aunque sea a un precio bastante mayor.

LO MEJOR

  • Cuatro juegos magistrales e históricos
  • Buena emulación, con opciones bien planteadas y un interfaz claro
  • Una gran excusa para volver a disfrutar de los himnos de Hülsbeck

LO PEOR

  • Una selección insuficiente, al menos se debería haber incluido Super Turrican 2
  • Nula ausencia de material documental y de celebración de la saga
  • Confusión con la presencia de Anthology
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.