Cruzada contra DC Films

El actor Ray Fisher (Cyborg) es despedido de DC y no estará en la película The Flash

Finalmente, y tras varios ataques directos a Walter Hamada, presidente de DC Films, el actor de Justice League queda apartado de las películas de DC.

El conflicto entre el actor Ray Fisher, Cyborg en el Universo Extendido de DC y que tomara parte en su momento en el reparto de Justice League, y Warner Media ha alcancado un punto de no retorno. Tanto es así, que el propio Ray Fisher ha sido despedido y ya no participará en la próxima película The Flash tal y como estaba previsto. Así lo ha anunciado el actor a través de un extenso comunicado oficial tras anunciar recientemente que no volvería a interpretar a Cyborg mientras Walter Hamada siguiera al frente de DC Films. Al parecer, finalmente ha sido Warner Bros. quien ha despedido al actor tras varios meses de controvertidas acusaciones entre todas las partes sobre los supuestos abusos de autoridad en el reshoot de Justice League por parte del director Joss Whedon.

El adiós definitivo de Ray Fisher como Cyborg

Y es que en las últimas horas, el actor ha explicado los últimas y controvertidas acciones tomadas por Walter Hamada en relación a todo este asunto, desvelando prácticas poco profesionales y situando al presidente de DC Films en una comprometida situación; siempre según el propio Ray Fisher. Warner Bros., finalmente, ha tomado la decisión de apartar a Fisher y eliminar a su personaje de The Flash, película en la que debía tener algo más que un cameo.

“He recibido la confirmación oficial de que Warner Bros. Pictures ha decidido eliminarme del reparto de The Flash. No estoy en absoluto de acuerdo con su decisión, pero no me sorprende. A pesar de la idea equivocada, la participación de Cyborg en Flash era mucho más grande que un cameo, y mientras lamento la oportunidad perdida de traer a Victor Stone de vuelta a la pantalla, traer conciencia sobre las acciones de Walter Hamada será una contribución mucho más importante para nuestro mundo”, asegura Fisher en su comunicado.

“Sigo afirmando que Walter Hamada no es apto para una posición de líder y estoy dispuesto, en cualquier momento, a someterme a una prueba de polígrafo para apoyar mis acusaciones contra él. No sé cuántos casos de abuso en el lugar de trabajo ha intentado cubrir en el pasado, pero espero que la investigación de Justice League sea la última. Y si el final de mi tiempo como Cyborg es el precio a pagar para ayudar a concienciar y responsabilizar las acciones de Walter Hamada, lo pagaré con gusto”, concluye Fisher.

Pronto veremos de nuevo a Ray Fisher como Cyborg en el corte del director Zack Snyder de Justice League, muy probablemente, el último largometraje en el que aparecerá dicho personaje, al menos por parte del actor.

Fuente | Ray Fisher