Con teclado

WorkBoy, el periférico que convierte Game Boy en un mini ordenador, sale a luz tras 28 años

El historiador de videojuegos Liam Robertson descubre el prototipo de un periférico inédito de la famosa portátil de Nintendo que jamás se puso a la venta.

Tras casi 30 años sale a la luz un curioso periférico para la Game Boy original llamado WorkBoy, una suerte de complemento que convertía la popular portátil de Nintendo en una especie de mini-ordenador con funcionalidades cercanas a los primeros teléfonos móviles del mercado, como la posibilidad de guardar direcciones, números, contactos y otras herramientas como una calculadora, un procesador de textos o un reloj con alarma, entre otras. Así lo ha sacado a la luz el historiador de videojuegos Liam Robertson a través del canal de YouTube especializado en curiosidades de la industrial del videojuego DidYouKnowGaming?

Todo un teclado para Game Boy

Así, Liam Robertson ha compartido un interesante vídeo en el que descubre tan peculiar periférico a través de un prototipo totalmente funcional que consiguió del fundador de la compañía responsable de su diseño, Frank Ballouz. Bautizado como WorkBoy, se trataba de un aparato bastante avanzado para la época en forma de teclado que se enlazaba con la consola a través del cable Link.

Ballouz envió una de las pocas unidades existentes del WorkBoy a Robertson para que investigara y pudiera trastear con el periférico; por desgracia, faltaba el cartucho original que hacía funcionar tan curioso dispositivo. Aunque por aquellas coincidencias del destino, unas semanas después se publicaba en internet una filtración de datos de Nintendo que contenían archivos del software de WorkBoy. Con la ayuda de la comunidad, Robertson consiguió devolver a la vida al periférico, tal y como se puede ver en el vídeo que acompaña la noticia.

Como curiosidades, el periférico iba a ser diseñado por la compañía Source Research and Development y producido por Fabtek Inc. en colaboración con Nintendo. La patente fue registrada por Nintendo of America en 1992 y se presentó al público en el CES de ese mismo año; al parecer, pasó totalmente desapercibido, con lo que el proyecto fue descartado sin llegar ni siquiera a comercializarse. Su precio debía situarse entre los 79 y 89 dólares.

Fuente | YouTube