DARQ: Complete Edition
DARQ: Complete Edition
Carátula de DARQ: Complete Edition

Darq: Análisis. Pesadilla a lo Tim Burton.

Analizamos Darq, una terrorífica pesadilla de magistral ambientación digna del mejor Tim Burton que emplea mecánicas muy originales en su propuesta jugable.

En verano de 2019, un humilde título de desarrollo independiente resultó ser una de las sorpresas del año. Sorpresa relativa, porque ya venía de una exitosa campaña de financiación colectiva, y el material que se presentó para dicha campaña ya apuntaba alto. El hecho de que la desarrolladora detrás del proyecto, Unfold Games, esté formada por una única persona cuyo primer título comercial iba a ser el que nos ocupa, nos hizo ser cautos con nuestras expectativas. Las dudas sobre el proyecto pronto se despejaron, hasta el punto que la todopoderosa Epic, ante la buena pinta del proyecto, le ofreció al desarrollador un contrato de exclusividad con su tienda digital, oferta que este amablemente declinó.

 Así pues, en agosto de 2019 salía para plataformas de descarga digital en Pc Darq, un tétrico y ominoso título de exploración y puzles de desarrollo lateral, en la línea de títulos como Limbo o Inside de Playdead, o Little Nightmares de Tarsier Studios. Más allá de ciertas similitudes, Darq emplea varias mecánicas muy originales y personales en su propuesta, siendo la posibilidad de jugar con la gravedad para rotar los escenarios una de la principales. El título emplea esa y otras mecánicas para hacer mucho énfasis en sus puzles, siendo estos los principales protagonistas de la aventura.

Junto con los mencionados puzles, el protagonismo del título recae en una ambientación majestuosa, terrorífica y muy oscura y desconcertante, digna de la mejor pesadilla del genio Tim Burton, cuya obra irremediablemente evoca este ominoso videojuego. La inmersión del jugador en esta vívida pesadilla era uno de los principales objetivos de su creador, y vaya si lo ha conseguido. El pasado 4 de diciembre se lanzó una edición completa del juego en Playstation 4, Xbox y Nintendo Switch y se actualizó a esta de forma totalmente gratuita la versión anterior de los poseedores del título en Pc. En este análisis, veremos qué nos ofrece esta versión, que incluye el juego base más dos interesantes contenidos descargables que alargan la tristemente escasa duración de este magnífico juego de pesadilla.

¿Pesadilla o realidad?

El protagonista del título es el joven Lloyd. Sin que se nos explique ni cómo ni porqué, resulta que el chico está atrapado dentro de una suerte de terroríficos sueños vívidos, de los que no puede despertar. Nuestra misión será acompañarlo en su intento de escape del onírico mundo donde su subconsciente está atrapado, un mundo grotesco y retorcido donde multitud de horrores campan a sus anchas. La narrativa del título es parca y deja absolutamente toda interpretación en manos del jugador y sus conjeturas en base a lo que el juego sugiere.

Como ya comentamos, uno de los puntos fuertes del título es su estupenda ambientación, y una de las principales preocupaciones del creador del juego es la inmersión del jugador en dicha ambientación. Hasta tal punto llevó el creador dicha obsesión, que en la versión comercial disponible en Pc antes de la actualización del día 4, una vez arrancábamos el juego, este nos ponía en situación sin pasar absolutamente por ninguna pantalla de título ni opciones, poniéndonos en la piel de Lloyd de forma directa. Algo muy llamativo y nada habitual, y que se ha cambiado para esta versión completa recientemente lanzada.

Queremos resaltar lo mucho que nos ha gustado está apuesta por ofrecer una ambientación terrorífica, opresiva y desconcertante, y lo fenomenalmente que se ha plasmado en forma de videojuego. Y también felicitamos a la persona detrás del título por su apuesta por realizar un videojuego tan inmersivo como el que nos ocupa. El atribulado Lloyd no será el único que no pueda escapar de este dantesco mundo de pesadilla, ya que nos arrastrará con él hasta que lleguemos al final de la aventura.

Juega con la gravedad para huír.

Darq es un juego de desarrollo lateral con énfasis en los puzles. El principal elemento diferenciador de su jugabilidad es la posibilidad de hacer variar el sentido de la gravedad, lo que nos permite avanzar por zonas inicialmente verticales. Cuando encaremos determinadas superficies, podremos rotar la cámara para que lo que anteriormente era una superficie completamente vertical insalvable pase a ser el nuevo suelo por el que avancemos. De hecho, lo que en realidad es el principal puzle del juego consiste en ubicarnos en el escenario, saber dónde estamos y cómo podemos avanzar por él. Es una mecánica compleja de explicar con palabras, pero muy fácilmente entendible cuando estamos en pleno meollo y que resulta muy satisfactoria. Muy hábilmente, el juego no se queda en esa mecánica tan original, y está introduciendo a mayores otras vueltas de tuerca en su jugabilidad: cambios de perspectiva, varios planos de desplazamiento dentro del avance unidimensional y otros elementos que no os vamos a desvelar, pero que mantienen la fórmula siempre fresca y sorprendente.

La búsqueda de objetos por el escenario será otra de las premisas del desarrollo de la aventura. Debemos rebuscar bien los escenarios para recogerlos, y luego emplearlos en el lugar pertinente. La verdad es que en muchos casos la utilización de dichos objetos no está nada clara y resulta un tanto arbitraria, acorde con el desconcertante universo donde nos movemos. Afortunadamente, nunca portaremos más de dos o tres objetos a la vez, por lo que el tradicional ensayo y error nos sacará de más de un apuro. También deberemos resolver multitud de puzles de lógica variados y muy interesantes. La dificultad en general no es excesivamente alta, y resultan muy satisfactorios de resolver.

De aparición muy puntual y reducida, también nos las veremos con algunos letales enemigos en nuestra aventura. El más mínimo contacto con ellos será fatal, ya que no poseemos ninguna capacidad de defensa. Dichos encuentros se resuelven con secciones de sigilo muy simples, y como ya hemos comentado sucede en contadísimas veces en todo el juego, y ni entorpecen el ritmo ni resultan molestos en absoluto.

El principal problema de Darq es su duración, que ronda las 3 horas, algo más o menos en función de nuestra pericia. Cierto es que el juego esconde varios coleccionables realmente complejos de encontrar, y cuyo descubrimiento supone en muchos casos darle una vuelta de tuerca a lo que estamos haciendo y resultan muy interesantes de conseguir. En tal caso la duración se incrementa, ya que como decimos no son nada fáciles de encontrar. Para paliar esta escasa duración, se han lanzado dos contenidos descargables extra, incluídos en la versión completa de consolas y disponibles de forma totalmente gratuíta para los que ya tuvieran Darq en sus bibliotecas de Pc previamente.

La torre es el primero de los contenidos descargables lanzados, añadiendo un muy atractivo nuevo nivel, donde no tenemos ninguna novedad significativa a excepción del nuevo escenario, y cuya duración ronda los 20-30 minutos. El último DLC lanzado, La Cripta, sí que tiene mucha más enjundia y aporta una mecánica nueva muy interesante que da .una nueva vuelta de tuerca a la jugabilidad. Sube además esta expansión el listón de la dificultad un par de peldaños, ofreciéndonos los puzles más desafiantes de toda la aventura, contando con una duración de unos 45 minutos o más si no atascamos o tratamos de descubrir todos los coleccionables de este nivel, una tarea realmente ardua. Sumando las expansiones, nos queda una duración de 4 o 5 horas en función de nuestro afán completista. El principal problema no es dicha duración en sí, es la sensación de que no se acaban de explotar todas las mecánicas interesantes que plantea el título, dejándonos con ganas de más a pesar del excelente sabor de boca que queda tras completar el título. Aunque son muy escasos, es un punto a gardecer el hecho de que todos los textos del título estén traducidos a nuestro idioma.

Construyendo los sueños del terror

A nivel artístico, nos encontramos con un videojuego sublime que sabe jugar sus bazas con maestría para tejer una atmósfera y una ambientación magistrales. Ya hemos comentado que una de los principales objetivos de su creador es lograr una total inmersión del jugador en la propuesta del título, y vaya si lo consigue. Visualmente estamos ante un título oscuro, grotesco y retorcido, que con su opaca paleta de colores, su utilización de la iluminación y su desconcertante y terrorífica dirección artística, digna del mejor Tim Burton, consiguen construír un oscuro mundo de pesadilla que no deja de sorprendernos a cada paso que damos en él.

Resulta una labor realmente sorprendente y encomiable especialmente si tenemos en cuenta como ya se ha comentado que todo el trabajo corre casi enteramente por cuenta de una única persona. Debemos destacar también la variedad de escenarios y lo tétrico y fenimenalmente ambientado que está cada uno. Quizá alguna animación resulte un tanto robótica, y en algún momento notemos algún tironcillo en la tasa de imágenes por segundo, pero son nimiedades que no consiguen empañar un trabajo visual mayúsculo.

El apartado sonoro no se queda atrás, ofreciéndonos de hecho un trabajo como pocas veces hemos visto en un videojuego en este apartado. Prescindiendo casi por completo de banda sonora, los efectos de sonido realizan una labor increíble a la hora de enfatizar la ambientación del juego, con una enorme variedad de sonidos y efectos que nos pondrán los pelos de punta o nos desconcertarán por completo. Creednos si os decimos que si uno cierra los ojos y de dejan llevar por los fenomenales efectos de sonido del título, creerá estar totalmente inmerso en la pesadilla del atribulado Floyd. No es de extrañar la calidad de este apartado si tenemos en cuenta que detrás de él tenemos a un veterano de la industria como Bjørn Jacobsen, quien ha trabajado en títulos como Hitman o el mismísimo Cyberpunk 2077.

CONCLUSIÓN

Darq es una excelente aventura de desarrollo lateral llena de puzles y mecánicas originales, que hace gala de una soberbia atmósfera de terror digna de la mejor pesadilla de Tim Burton. La posibilidad de variar el plano de la gravedad, rotando el mundo del juego, posibilita la introducción de puzles muy interesantes, siendo de hecho el ubicarse y el moverse por los niveles un puzle en sí mismo. Si os gustan títulos con Limbo, Inside o Little Nightmares, Darq es una apuesta segura, siendo conscientes de que se centra más en los puzles, la lógica y la búsqueda de objetos que los citados videojuegos. Lástima que casi todos los apartados del proyecto corran a cargo de una única persona, lo que nos deja un título que podremos terminar en 3 o 4 horas, y que nos deja con ganas de mucho más dado lo acertado y variado de su propuesta. Ideal en cualquier caso si os apetece vivir una retorcida y dantesca pesadilla en una ambientación magistral, donde emplearemos multitud de mecánicas originales para resolver unos puzles muy variados y satisfactorios.

LO MEJOR

  • Una soberbia ambientación terrorífica digna de la mejor pesadilla de Tim Burton.
  • Ofrece varias mecánicas muy interesantes en su propuesta jugable.
  • Puzles muy satisfactorios y variados.

LO PEOR

  • Su duración se hace escasa, nos deja con ganas de más y no permite explotar sus buenas ideas.
  • Narrativa demasiado parca en detalles.
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.