BeTech: noticias de tecnología

COMBUSTIBLES ALTERNATIVOS

Trenes que funcionan con pilas de hidrógeno, la alternativa al diésel

Alemania prueba un tipo de tren cuyo combustible es el hidrógeno, en un intento de eliminar los combustibles fósiles.

Trenes que funcionan con pilas de hidrógeno, la alternativa al diésel

En la época actual ha quedado muy claro que los motores de combustibles fósiles son cosas del pasado. Contaminan y exigen muchos recursos para que funcionen, motivo por el que han surgido fabricantes de modelos eléctricos como Tesla, aunque el elemento más interesante es la cantidad de marcas establecidas y veteranas que están lanzando modelos de coches con el motor híbrido, una señal de cambio sin duda, pero hasta incluso el coche eléctrico podría no ser la respuesta a los problemas de contaminación del mundo.

Pero ¿y si existiera un tipo de energía que contaminase menos que la eléctrica? Por ejemplo el hidrógeno.

El motor de hidrógeno

Existe una tecnología reciente de la que sabemos no hace mucho, la llamada Pila de Combustible de Hidrógeno, que vimos en 2018 en el Salón de Ginebra del automóvil instalada en dos modelos de coches, el Hyundai Nexo y el Toyota Fine-Confort Ride Concept. El Nexo es un SUV de 163 CV cuyo depósito de hidrógeno le brinda hasta 800 kilómetros de autonomía, y el Toyota Fine-Confort es un prototipo de vehículo familiar con cuatro motores eléctricos, uno en cada rueda, que dispone de 1.000 km de autonomía con su reserva de hidrógeno.

Pero, ¿cuál es el truco de esta tecnología? Un coche equipado con una pila de combustible de hidrógeno es capaz de producir la electricidad que necesita, por lo que no tiene que recargarla de ningún lado. Para lograrlo hace reaccionar el hidrógeno que lleva en el depósito con aire, y de dicha reacción se genera electricidad en unas celdas especiales que la almacenan para que el vehículo la use.

Lo mejor de todo el concepto es que el material desechado del proceso no podía ser más ecológico, ya que un coche con hidrógeno como combustible sólo expulsa agua de vapor por su tubo de escape.

¿Mejor alternativa que un coche eléctrico?

La electricidad almacenada mueve el motor o los motores eléctricos que tenga el coche instalados a baja velocidad, y a alta velocidad los motores reciben energía adicional de la pila de combustible al tiempo que la propia batería se recarga mediante el proceso de estar en marcha y con la electricidad de cada frenada.

¿Ventajas frente a un motor eléctrico? Para empezar no arroja absolutamente ningún contaminante, y su recarga es tan rápida como si echáramos gasolina, por lo que no hay que enchufarlo en ninguna estación eléctrica. Además, el hidrógeno obtenido de energías renovables como el viento o el sol nos permiten producir energía durante el trayecto. Un coche eléctrico depende de un puesto de recarga, que a su vez depende de un sistema que genere esa electricidad como una red de suministro, con sus problemas derivados de aprovisionamiento.

Un tren de hidrógeno

El operador ferroviario nacional alemán Deutsche Bahn (DB) ha anunciado que está desarrollando un tren alimentado por hidrógeno con el objetivo de reemplazar los trenes diesel. La empresa se ha asociado con Siemens Mobility en un nuevo tren, llamado Mireo Plus H, que será alimentado por pilas de combustible de hidrógeno y baterías de iones de litio. Viajará entre Tubinga, Horb y Pforzheim en el estado alemán de Baden-Württemberg, con pruebas programadas para comenzar en 2024.

El Mireo Plus H tendrá un alcance de hasta 600 km, o alrededor de 373 millas, y alcanzará una velocidad máxima de unos 100 MPH. La Deutsche Bahn calcula que sólo la prueba impedirá que entren en la atmósfera unas 330 toneladas de dióxido de carbono.

Además del elemento de transporte, la Deutsche Bahn también busca desarrollar y probar la infraestructura del tren de hidrógeno. Para ello, está reacondicionando una de sus instalaciones de mantenimiento para que sirva como estación de combustible y mantenimiento del tren.

Adiós al diésel

La compañía planea crear hidrógeno por electrólisis, usando electricidad para dividir el agua en oxígeno e hidrógeno. Aunque este proceso es totalmente ecológico (dependiendo de la fuente de electricidad), es muy ineficiente en comparación con la moderna tecnología BEV (vehículo eléctrico a batería) debido a la alta cantidad de energía requerida. También es costoso transportar y almacenar el hidrógeno.

Aún así, los trenes de hidrógeno han sido probados con éxito y están ganando tracción rápidamente en algunas partes de Europa. En la actualidad, Alstrom ya está operando un servicio comercial de pasajeros de trenes de hidrógeno en Austria y también ha realizado pruebas exitosas en los Países Bajos. Además, los trenes de hidrógeno Coradia iLint de Alstom han completado con éxito las pruebas alemanas y están en servicio regional de pasajeros en Alemania desde 2018.

Sin embargo, las pruebas de 2024 son de mayor envergadura, ya que DB es una aerolínea nacional y una prueba exitosa es clave para sus planes de neutralización de carbono. Actualmente, opera 1.300 trenes diesel en servicio regional y el 40% de sus 33.000 km de red ferroviaria no está electrificada, señaló la compañía.

"Necesitamos reducir nuestro consumo de combustible fósil a cero", dijo el miembro de la junta directiva de DB Sabina Jeschke. "Sólo así DB podrá ser neutral para el clima en 2050. Para ese momento, no tendremos ni un solo tren propulsado por diesel operando en nuestra flota".