LG BX OLED, Análisis de un Smart TV preparada para la nueva generación de consolas

Una buena opción incluso para usar las últimas tarjetas gráficas

Estamos cerca del lanzamiento de las consolas de nueva generación, ya sea la PlayStation 5 o las Xbox Series X/S estas vendrán con puerto HDMI 2.1, mismo que se traduce en poder acceder hasta 120 cuadros por segundo. Aquí es donde entra la LG BX OLED, misma que evaluamos en su versión de 55 pulgadas, aunque también se le puede encontrar en 65”.

Diseño

Esta Smart TV tiene un soporte que va justo al centro de la pantalla que permite colocarla en bases o muebles que soporten su peso de 19.9 Kg. Los bordes son tan sutiles que apenas resaltan sobre la imagen. La parte trasera es sencilla y permite acceder sin contratiempos a sus dos puertos laterales HDMI y USB, así como a los dos traseros HDMI 2.1 de 4K @120 hz, digital óptico, antena RF, audio y video compuesto (con adaptador incluido), simplink, salida de audio analógico, puerto LAN y eARC.

Formatos soportados

La LG BX OLED soporta Full HD @120 Hz, 1440p @120 hz y hasta 4K @120 hz siempre y cuando sea con un cable HDMI 2.1 por los dos puertos traseros compatibles.

Un punto robusto es que si se usa con tarjetas gráficas de NVIDIA se puede habilitar el G-Sync e incluso tiene una función automática de baja latencia que funciona muy bien con consolas como la PlayStation 4 o Xbox One X, esta última permite habilitar el modo de baja latencia, la frecuencia de actualización variable y puedes activar la función de 120 hz a una resolución de 1440p.

Es importante subrayar que también cuenta con AMD Freesync Premium que permite hasta 120 hz en Full HD, baja el efecto de parpadeo y compensa las bajas tasas de cuadros por segundo.

No obstante, el televisor cuenta con una modalidad de respuesta inmediata para juegos que compensa la falta de estas funciones en consolas como la de Sony o la Nintendo Switch. Esta opción es recomendable para jugar títulos competitivos como Apex, Call of Duty o Fortnite.

El televisor también es compatible con formatos de video HDR10, HDR10 Pro y Dolby Vision.

Al usarla con la tarjeta gráfica GeForce RTX 3080, encontramos un parpadeo que cambia los colores a una suerte de croma verde si intentamos jugar a más de 120 hz, aunque esto se soluciona desactivando la función de respuesta inmediata del televisor. Justo en un foro digital organizado por LG con el afamado calibrador Vincent Teoh, le preguntamos al respecto de este detalle y nos comentó que la marca está al tanto del mismo, por lo que próximamente habrá una actualización.

Audio

El televisor per se tiene 2.2 canales con un sonido muy bueno y es compatible con Dolby Atmos, así como los códecs AC4, AC3 (Dolby Digital), EAC3, HE-AAC, AAC, MP2, MP3, PCM, WMA y apt-X. El único formato que se quedó fuera es DTS.

En la evaluación la conectamos a un Home Theater Sony STR-DH790 y sin problemas pudimos controlarlo por el puerto Arc, logrando la codificación de los contenidos con Dolby Atmos.

Los modos disponibles de la bocina del televisor son: Sonido por medio de la inteligencia artificial, estándar con o sin surround, cine, clear voice III, fútbol, música y juego.

También permite sincronizar sistemas vía bluetooth, bocinas WiSA, por medio del cable digital óptico, HDMI ARC, audio de línea, audífonos con cable, surround bluetooth + la bocina del televisor, óptico + bocina del televisor y audífonos con cable + bocina del televisor.

Imagen

Sin duda LG al ser los creadores de OLED han encontrado el punto preciso para reflejar de mejor forma los contenidos, ya sean juegos, películas e incluso deportes. Su procesador de imagen α7 de tercera generación mejora las fuentes y las hace ver más fluidas. El re escalado de fuentes en HD es bueno, aunque por la resolución en algunos casos puede llegarse a ver granulado, pero eso dependerá mucho de la fuente. Las opciones de imagen que incluye pueden variar de igual forma dependiendo del contenido a: Estándar, vívido, modo de ahorro de energía, cine, fútbol, juego, HDR con efecto, Filmmaker mode, experto en modo brillante u oscuro. También se apoya de Dolby Vision IQ que ajusta el brillo, color o contraste acorde al contenido y las condiciones de iluminación.

En cuanto a la calidad de imagen, esta Smart TV tiene un contraste perfecto, así como un excelente ángulo de visión. Por otro lado, el panel evita de buena forma los reflejos minimizándolos como pocos paneles en el mercado, aunque si es de subrayar que este es un televisor más apto para cuartos sin tantas fuentes de luz para poder disfrutar mejor de las imágenes oscuras.

Software

Su interfaz de WebOS 5.0 administra sin problema las aplicaciones y el acceso es sumamente intuitivo por su control remoto LG Magic que puede funcionar a manera de puntero como ratón de ordenador. Mandamos contenido desde dispositivos iOS y Android de manera fluida e incluso sincronizamos nuestro álbum de fotos. Lo interesante del concepto ThinQ es que por ejemplo le puedes pedir que te muestre fotografías y este a su vez sincroniza a Google Assitant para desplegarlas en la pantalla, siempre y cuando tengas habilitada tu cuenta. Lo mejor sin duda es que puedes convivir con los dos asistentes por ejemplo con el botón del micrófono puedes tener al de Google y con el botón de Prime Video a Alexa. Una de las aplicaciones que sin duda se agradecen es Apple TV, solo necesitas sincronizar tu cuenta y podrás acceder a todo el contenido que hayas comprado o rentado.

También permite agregar canales directos de Youtube al menú, facilitando el acceso a tu gusto.

CONCLUSIÓN

LG BX OLED es una de las Smart TV’s que mejores prestaciones ofrecen de cara a la nueva generación de consolas. No obstante, tener G-Sync y el Freesync Premium la colocan como una gran opción incluso para los videojugadores de PC, sobre todo porque permite llegar a 4K a 120 Hz.

LO MEJOR

  • HDMI 2.1
  • Soporta 4K @120 Hz
  • Compatible con Alexa y Google Assistant
  • Protectores de pantalla que previenen el quemado de pantalla

LO PEOR

  • No es compatible con DTS

Calificación: 9.5