The show must go on

The Game Awards se celebrará el 10 de diciembre

La gala por excelencia del mundo del videojuego se celebrará este año entre Tokio, Londres y Los Angeles

A través de Variety se ha anunciado que a pesar de la pandemia mundial, habrá gala de The Game Awards este año, concretamente el 10 de diciembre. Dadas las circunstancias, será un evento digital, retransmitido en vivo desde tres localizaciones: Londres, Tokio y Los Angeles en 4K y a través de 45 plataformas distintas de vídeo. Uno de los objetivos de este formato será hacerlo más interactivo, de forma que el público pueda interactuar más a través de redes sociales, plataformas de streaming y eventos in-game por anunciar.

Conectar a todos

En el reportaje que sirve de pistoletazo de salida, su productor ejecutivo y presentador, Geoff Keighley, reconoce que nunca tuvo dudas de que se celebraría el evento, pero no tenía claro cómo presentarlo, barajando la opción de un perfil bajo desde casa. Pero una vez que habló con su junta directiva y con diversos altos ejecutivos de compañías videojuegos, el mensaje que le transmitieron era de "hacerlo, y hacerlo a lo grande". De ahí nació la idea de hacerlo en tres localizaciones distintas, aunque Keighley también cita como inspiración a Death Stranding y su objetivo de "conectar emplazamientos", un nuevo reconocimiento a esa relación especial que la figura tiene con Hideo Kojima.

The Game Awards se ha convertido en una cita fija para la industria del videojuego y uno de los faros para calibrar cuáles han sido los juegos más exitosos del año. Aunque todas las publicaciones (y todos los usuarios a nivel individual) tienen su propia lista de favoritos del año, el impacto y la audiencia de la gala hace que sus resultados siempre llamen la atención y sean tenidos en cuenta. Junto al hecho que aquí también se suelen producir anuncios importantes de nuevos juegos y tráilers. Recordamos que en la edición del año pasado Sekiro: Shadows Die Twice se hizo con el preciado "Juego del año", además de mejor aventura del año, mientras que Death Stranding ganó "mejor dirección", el español Gris se hizo con el premio a "juego de mayor impacto" y el ucraniano Disco Elysium se convirtió en uno de los grandes triunfadores, ganando mejor RPG, mejor Indie, mejor narrativa y mejor estudio indie revelación.