13 Sentinels: Aegis Rim
13 Sentinels: Aegis Rim
Carátula de 13 Sentinels: Aegis Rim

13 Sentinels: Aegis Rim, análisis. Una historia de otro nivel

Analizamos el nuevo juego de Vanillaware, un título que combina partes de aventura enfocadas en la narrativa junto con combates minimalistas pero efectivos.

A través de los años Vanillaware ha sido uno de los estudios que ha ido ganando presencia y cierta popularidad gracias a sus juegos, los cuales han explorado diferentes estilos de jugabilidad a la par que ambientaciones, ofreciendo siempre una calidad llamativa en todos sus aspectos, especialmente en lo referente al diseño de personajes. Desde Grim Grimoire hasta Dragon's Crown, pasando por otros títulos como Odin Sphere o Muramasa: The Demon Blade han sido las obras más destacadas del estudio actualmente.

Hoy, tras una larga espera, por fin nos llega su último juego, 13 Sentinels: Aegis Rim, un título que sigue de cerca la historia de trece jóvenes en diferentes épocas y como se unen en su lucha para proteger a la humanidad de los kaiju pilotando los centinelas, robots de gran tamaño con capacidad para combatirlos, convirtiéndose en la última esperanza para salvar a la humanidad.

Los primeros pasos dentro del juego llevarán a conocer el prólogo de las historias de algunos de los personajes principales junto a fases de batalla que servirán como tutorial para conocer las capacidades de los diferentes centinelas del juego, así como sus prestaciones para combatir a los kaiju en combate. Una vez superada esta parte el juego ofrecerá la opción de continuar jugando alternando entre el modo aventura, para conocer la historia previa de cada personaje y el trasfondo de la misma, o jugar el modo batalla, en el que los personajes, en el presente, luchan desesperadamente contra las hordas de kaiju para impedir que destruyan la ciudad.

En el modo aventura la acción se centrará en los prolegómenos de los acontecimientos del modo batalla, ofreciendo los eventos previos al enfrentamiento contra los kaijus desde las perspectiva de cada uno de los trece protagonistas del juego y a través de varias fases argumentales que mostrarán diferentes trasfondos de sus vivencias a lo largo del desarrollo de la historia del juego. A través de cada uno de los escenarios, incluyendo fases en el instituto, en la ciudad o en otras épocas, se interactuará con otros personajes y también con el entorno en busca de objetos que ayudarán a progresar en la aventura. A través de esto, se irán añadiendo conceptos a los pensamientos del personaje, accesibles pulsando el botón triángulo, que permitirán conocer el punto de vista del personaje del mismo a la vez que, en ciertos casos, usarlos al interactuar a la hora de hablar, al tiempo que servirán como elementos clave para desbloquear nuevos tramos dentro de la historia del personaje.

Cada historia se desarrolla a través de un esquema, visible pulsando el botón cuadrado durante el modo aventura, en el que se incluirán algunas fases que se desarrollan desde un mismo punto de control pero con diferentes escisiones, que en algunos casos se marcará su acceso moviendo el cursor sobre la casilla y viendo las palabras clave o acciones a realizar para desbloquearlas. Destacar que estas fases carecen de momentos de acción, salvo ciertos puntos concretos, enfocándose principalmente en el desarrollo de la trama y sin muchas opciones de alterar el curso de la trama, justificable por como está planteado el juego, al tiempo que tampoco hay opciones de morir, salvo ciertos momentos en los cuales simplemente se vuelve al punto de inicio de ese tramo y se intenta de nuevo.

Remarcar que uno de los aspectos llamativos en este modo es el diseño artístico del que hace gala, pues tanto los personajes, cada uno de ellos bien diferenciados, como los escenarios ofrecen un conjunto que a pesar de resultar un tanto simple, destaca por sus detalles y su acabado, tanto por las animaciones y gestos de los que hace gala cada personaje como por los elementos animados de los escenarios y los efectos que tienen, como los estudiantes charlando al final de la jornada escolar en las aulas, el patio mostrando a lo lejos a los miembros de los clubes deportivos entrenando o el ambiente solitario y a la vez añejo del antiguo edificio del instituto.

El modo batalla al detalle

El modo batalla, por su parte, se centra en los enfrentamientos en diferentes zonas de los trece personajes a bordo de sus centinelas para hacer frente a las hordas de kaiju que irán apareciendo progresivamente para destruir el terminal de cada área, el cual el grupo deberá defender a toda costa. Cada batalla tendrá a los trece personajes participando en ella pero sólo seis serán controlables por el jugador para hacer frente a los enemigos, quedando el resto del grupo como línea de defensa del terminal. Cada fase se superaré si se acaba el límite de tiempo con el terminal activo o venciendo a todos los enemigos que aparezcan en combate, teniendo en ciertos fases algunos diferentes como acabar con un tipo especial de kaiju de gran poder.

Los centinelas del grupo se dividen en cuatro tipos generacionales, siendo la primera generación fuerte en enfrentamientos cara a cara con ataques físicos especialmente, los de segunda generación son más equilibrados y aptos tanto para ataques a corta como a larga distancia al tiempo que usar habilidades y armamento de apoyo, la tercera generación se enfoca en ataques a larga distancia y la cuarta, por su parte, se centran en habilidades de apoyo. Cada una de las unidades contará de inicio con ataques y armamento básicos que, tras avanzar en el juego, se podrá personalizar y optimizar sus prestaciones.

Durante los combates el grupo de personajes podrá hacer uso del sistema Meta que incluyen los terminales de cada área y que permiten utilizar habilidades especiales para dar cierta ventaja de forma temporal ante situaciones adversas o para dar soporte al grupo. Para activar este sistema será necesario acumular metachips, los cuales se obtienen al derrotar a los kaiju en batalla, llenando la barra de la parte inferior de la pantalla hasta alcanzar el máximo, momento en que se podrá utilizar. De inicio se podrá usar una única vez en combate y con sólo una habilidad disponible, utilizar un PEM (pulso electromagnético) que afectará a toda el área de combate, pero se podrá mejorar el sistema para poder aumentar su nivel, desbloquear nuevas habilidades, aumentar el ratio de puntos y metachips ganados y también para desbloquear nuevo armamento para los robots. Igualmente se ganarán metachips al completar los diferentes tramos de la historia de cada personaje.

Todo tipo de personalización

Las personalización del armamento incluye diferentes tipos dependiendo del tipo de centinela, ofreciendo opciones como liberar los límites de fuerza, a costa de la resistencia del robot, utilizar bengalas antiaéreas para proteger de misiles, invocar torretas o guardianes para atacar a los enemigos o que estos centren el fuego en ellos respectivamente, utilizar ráfagas de PEM, disparar una batería de misiles, etc. Todas estas habilidades requerirán su desbloqueo en primera instancia y posterior mejora para que su nivel aumente y por tanto mejoren sus prestaciones al emplearlos, alcanzando el nivel máximo al llegar a ocho. Cada centinela podrá equipar como máximo seis habilidades para usar en combate.

Por otro lado también, con la progresión en las batallas, se abrirá el sistema de mejora del centinela en el cual se podrán invertir los metachips para mejorar las prestaciones del robot en cinco apartados: armadura (aumenta los puntos de vida y la defensa), generador (aumenta el nivel de PE junto con la recuperación de los mismos y también incrementa el poder de ataque), antifuego (incrementa el poder de ataque y el nivel de críticos junto con la precisión), propulsión (mejora de velocidad y defensa al tiempo que aumenta la rapidez de movimientos y la distancia que puede recorrer el centinela) y neuroconexión (aumenta la velocidad, la precisión y también los puntos de experiencia obtenidos y reduce los niveles de cerebrálisis).

Al utilizar muy asiduamente a cada piloto aumentarán sus niveles de cerebrálisis, denotado en la parte superior del portrait de cada personaje en la pantalla de selección, quedando inutilizado si llega a niveles máximos. Esto podrá solventarse pulsando el botón cuadrado para recuperar a los afectados de los síntomas y volver a estar disponibles pero en contraposición se perderá la racha de puntos, que aumentará tras cada fase completada y que permite ganar más puntuación, metachips y experiencia, volviendo esta a sus niveles iniciales.

En combate se podrán utilizar cuatro comandos al actuar, pudiendo seleccionar de entrada a cada uno de los personajes para posteriormente activarse cada uno de ellos al rellenarse su barra de turno, visible en el portrait de cada personaje en combate. El comando de acción permite entrar a la selección de armamento del centinela para utilizar las diferentes opciones disponibles dependiendo del desarrollo de la batalla. La opción de mover permitirá reubicar al centinela elegido a través del mapa, teniendo en la mayor parte de los casos que tener en cuenta la trayectoria a través de las diferentes calles de la ciudad hasta alcanzar el objetivo, salvo los de cuarta generación que pueden desplazarse con mayor rapidez gracias a su capacidad de vuelo. El siguiente comando es el de reparar y permite al piloto eyectarse del centinela para iniciar las reparaciones a lo largo de un turno para posteriormente reactivarlo y volver al combate. Esto tiene, sin embargo, un inconveniente y es que el piloto queda expuesto a los ataques enemigos y por tanto son mayores las opciones de que pueda morir con la explosión de un misil, por ejemplo, lo que derivará en que la partida terminará con la misión fracasada. Denotar que en el caso de que el centinela sufre daños criticos, el piloto se eyectará forzosamente. Finalmente la última opción de defender y con ella se recuperarán los puntos de energía (PE) necesarios para utilizar el armamento del centinela.

A través de cada enfrentamiento irán haciendo acto de presencia diferentes variedades de enemigos que con el tiempo irán haciéndose más dificiles de batir, incluyendo kaijus capaces de generar escudos para nulificar el daño de los misiles, de tipo gladiador que tienen las mismas habilidades que los centinelas o los tipo EX, versiones con gran poder de ataque y complicados de abatir, siendo necesario utilizar las propiedades de cada centinela de forma efectiva para poder vencerles.Al término de cada combate, los pilotos ganarán experiencia y subirán de nivel progresivamente, lo que a la larga les permitirá desbloquear habilidades personales que ayudarán a mejorar sus prestaciones en combate.

Cada fase de combate incluye ciertas condiciones adicionales, tales como tener el porcentaje de vida del terminal por encima del 60%, utilizar ciertos personajes en combate o sólo cuatro unidades en liza, que permitirán desbloquear archivos referentes al lore del juego, tanto término, objetos e incluso el armamento que poseen los centinelas entre otros aspectos, lo cuales podrán consultarse en la opción de archivos del menú principal. Por otro lado también se obtendrán puntos de misterio que servirán para obtener archivos secretos dentro de la misma opción.

El menú de Archivos incluye tanto la información hallada en los archivos secretos como en los desbloqueados a través del combate y también sirve como registro del progreso de la historia del juego, mostrando los eventos vistos hasta el momento para cada una de las líneas argumentales y de forma ordenada, mostrando la progresión de la historia desde su inicio hasta el comienzo del modo batalla, que es el presente para los protagonistas del juego. Los archivos se actualizarán con nueva información a medida que progresa la historia en cada una de las tramas de los personajes.

En el apartado jugable cabe decir que la base principal en este aspecto reside en el modo batalla, ofreciendo combates que a pesar de su simpleza visual, contrasta con las posibilidades que ofrecen los diferentes tipos de centinelas y su armamento, llegando a incentivar el uso de diferentes cursos de acción y estrategias para poder solventar cada una de las fases de las que consta este modo. Asimismo, el desafío que incluye este modo tanto por los objetivos secundarios como por los tipos de enemigo que irán evolucionando y fortaleciéndose conforme se avanza en el juego, es lo suficientemente llamativo como para mantener al jugador pegado al mando hasta la conclusión de este modo, aunque adicionalmente se incluyen una serie de fases extra, sin historia, en las que hacer frente a nuevas hordas de enemigos. Por su parte el modo aventura ofrece fases de interacción simples, enfocándose este modo más en la narrativa que en la jugabilidad.

Un apartado audiovisual marca de la casa: Vanillaware en estado puro

En el apartado gráfico tenemos unos diseños de personajes y escenarios que destacan por mantener la esencia de la que hace gala el estudio en sus producciones, ofreciendo un apartado gráfico que llama la atención por los diferentes detalles que ofrecen cada uno de los personajes y los escenarios de tal forma que el resultado es notable. Por su parte el modo batalla ofrece un aspecto minimalista, casi recordando un estilo de juego retro que si bien puede parecer de poco nivel para un título de un estudio como Vanillaware, realmente va acorde con la propia acción del juego y a su vez resulta efectivo a la hora de jugar, puesto que la importancia residen en este caso en el apartado jugable.

En cuanto al apartado musical, son varias las piezas que ofrece el juego incluyendo temas vocales de estilo ochentero como otras instrumentales que casan a la perfección tanto con la acción de las partes de aventura como en la batallas, ofreciendo una amplia variedad de estilos que deleitarán los oídos durante a partida. En cuanto al doblaje, si bien de entrada el juego sólo incluye voces en japonés, con una calidad notable cabe destacar, a través de una actualización que aparecerá el día de puesta a la venta del juego, se incluirá la opción de doblaje en inglés.

CONCLUSIÓN

13 Sentinels: Aegis Rim es, en definitiva, un juego que destaca por ofrecer un conjunto equilibrado, tanto por el diseño artístico y la narrativa que se muestran en el modo aventura como por la jugabilidad con un estilo minimalista pero efectiva del modo batalla. La trama resulta interesante tanto por su desarrollo, que a la larga es mucho más de lo que se ve a simple vista, como por los diferentes personajes protagonistas contrastando con la intensa jugabilidad de los combates, que destacan por las posibilidades de los diferentes centinelas y su armamento lo que da juego para probar diferentes cursos de acción y estrategia a la hora de jugar.

LO MEJOR

  • La trama se hace interesante a medida que se progresa a través del punto de vista de cada personaje.
  • El grupo de personajes, ofreciendo una amplia variedad de estereotipos y caracteres bien diferenciados y con los que se logra empatizar a la larga.
  • El diseño gráfico del juego, con un estilo llamativo y con una amplia variedad de detalles tanto para los personajes como los escenarios.
  • Las batallas, que a pesar de su simpleza gráfica, terminan siendo muy adictivas en su desarrollo y ofreciendo varios cursos de acción y estrategias con el uso de los diferentes personajes y sus respectivos centinelas.
  • Textos totalmente en castellano.

LO PEOR

  • Quizás el desarrollo de las partes de aventura pueda resultar tedioso en ciertos tramos.
  • Algunos picos de dificultad en ciertas batallas.
8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.