Relicta
Relicta
Carátula de Relicta

Relicta, análisis. Un juego magnético

La ópera prima del estudio valenciano Mighty Polygon es un juego de puzles gratificante y con buenas ideas, aunque la narrativa no termina de funcionar.

La doctora Patel se encuentra en la base lunar Chandra, donde ejerce su labor como científica. Provista de unos guantes especiales, desarrolla experimentos gravitacionales y magnéticos. El lugar, lejos de ser el yermo que todos proyectamos en nuestra mente, se ha modificado para mostrar una estampa completamente diferente: bosques, parajes nevados y toda una serie de localizaciones se han construido con el fin de emular la vida en la tierra. No es un día cualquiera para la protagonista, pues su hija está a punto de hacerle una visita, pero como no podía ser de otra manera, los planes no se desarrollan como estaba previsto. Así comienza Relicta, un juego de puzles que se reviste de narrativa para ofrecer una experiencia tan exigente como gratificante.

Esta producción de ciencia ficción marca el debut de Mighty Polygon, que ha contado con el apoyo de Koch Media para la edición de su videojuego indie, disponible en PlayStation 4, Xbox One, PC y Google Stadia. Relicta nace de las cenizas de Pine Away, un prototipo que diseñaron con el fin de lanzarlo como juego comercial, pero que se quedó en el camino, tal y como aseguró Santi Álex Mañas, fundador del estudio, en entrevista con MeriStation: “Durante el desarrollo de Pine Away llegó un momento en el que vimos que no podíamos continuar, que no acababa de cuadrar en el mercado, por lo que se canceló”.

Las comparaciones son inevitables: un juego de puzles con carga narrativa conduce inexorablemente a Portal, aunque más allá de los puntos concomitantes, la diferencia principal es que los entornos son bastante más amplios que los del título de Valve. En ese contexto, los puzles colonizan la jugabilidad y obligan al jugador a estrujarse el cerebro, a otear los escenarios y a trazar un plan en su mente para abrir las puertas y los caminos que le permitan avanzar hacia los siguientes escenarios.

Narrativa y puzles, ¿dos elementos que encajan?

Mighty Polygon se ha esforzado en proporcionar una historia que abrigue la jugabilidad, un hilo argumental que nos conduzca a través de las largas sesiones de puzles que tendremos que afrontar mientras acompañamos a la doctora Patel en sus peripecias por la Luna. El juego, por supuesto, cuenta con subtítulos en español. Algunos se quejarán de que a pesar de tratarse de un producto español, el estudio haya optado por el doblaje en inglés. “El coste del doblaje es bastante caro, por lo que teníamos que elegir el idioma que más nos sirviera para el mercado internacional, en este caso el inglés”, explican desde la desarrolladora. Después de todo, Relicta no es un producto de alto presupuesto, algo que también se refleja en la calidad del doblaje. Sin ser desastroso, las actuaciones están muy por debajo del nivel al que nos han acostumbrado otros proyectos, por no hablar de que en ocasiones los diálogos se cortan abruptamente por error.

Hay un esfuerzo encomiable por parte del estudio a la hora de tratar de darle cierto empaque narrativo al producto. Con todo, los dos elementos de los que se compone no casan demasiado bien. ¿Es la historia la suficientemente interesante como para mantenerte a los mandos? La respuesta es negativa. Mighty Polygon trata de dar significado a lo que hacemos durante la partida a través de una historia sin demasiado gancho, que casi sirve de excusa para ponernos a resolver rompecabezas y que no mide bien su tono. Sus momentos cómicos no tienen chispa y los diálogos más dramáticos no atrapan porque sus personajes son poco profundos. La conclusión es que la conexión entre jugabilidad y narrativa es difusa, como si fueran dos partes distintas.

Son precisamente esos puzles en primera persona los que hacen de Relicta una experiencia mucho más interesante. El concepto es simple: en secciones relativamente amplias, debemos mover una serie de bloques para ir abriéndonos paso por los escenarios. Al principio, los puzles se completan sin mayores dificultades, pero la dificultad se recrudece rápidamente. Los valencianos se han basado en dos conceptos nucleares, la gravedad y el magnetismo. Combinar ambos aspectos de la física será esencial para tener éxito en la misión. De esta forma, podremos hacer volar los bloques, pero deberemos jugar con la polaridad de los mismos para así desplazarlos a nuestra conveniencia.

Los guantes magnéticos de la doctora Patel le permiten realizar tres acciones principales: dotar de magnetismo positivo o negativo a los bloques (se representa en color azul o rojo), activar la gravedad y empujarlos. Por ejemplo, si queremos atraer dos cajas, tendremos que seleccionar un magnetismo diferente para cada una de ellas, mientras que si deseamos que se repelan, la solución estará en seleccionar la misma polaridad. El juego consiste en trasladar los bloques al lugar adecuado para activar los interruptores correspondientes, aunque no es una tarea tan sencilla como parece, ya que el número de cajas es limitado y debemos posicionarlas en el lugar correspondiente, a veces con un precisión milimétrica.

A medida que la partida avanza, los rompecabezas se van haciendo más y más difíciles, hasta el punto de que la curva de progresión se quiebra. De puzles más o menos sencillos pasamos a enigmas mucho más complicados. Quizá esa transición debería haberse realizado con mayor suavidad, ya que el sentimiento de frustración no tardará en apoderarse de la situación. La cantidad de elementos a tener en cuenta y la relativa amplitud de los escenarios exige que el jugador medite muy bien sus siguientes pasos. Si nos confundimos siempre podemos volver a comenzar, ya que la sensación gratificante que se siente al completar un puzle complicado te invita a seguir intentándolo. Quizá el mayor hándicap de Relicta es su duración, excesiva a nuestro juicio. Una experiencia más compacta nos habría dejado unas sensaciones más positivos. En cualquier caso, los amantes de los puzles hallarán un título muy recomendable.

Análisis de la versión PS4.

CONCLUSIÓN

Relicta trata de fusionar narrativa y puzles, aunque los resultados de esa unión no son del todo satisfactorios. La historia se percibe, en cierto modo, ajena a la jugabilidad, desconectada de las tareas que tenemos que realizar para seguir avanzando. Mighty Polygon se ha esforzado en dotar al videojuego de un revestimiento narrativo que enganche al jugador, aunque lo que verdaderamente funciona son sus puzles. Modificar el magnetismo de los bloques, llevarlos de un lugar a otro de los escenarios, activar los interruptores que abren puertas y jugar con todo tipo de posibilidades es lo que haremos a lo largo de las más de 10 horas que tardaremos en completar la aventura. No es un título sencillo, la curva de dificultad podría haberse limado más, pero la sensación gratificante que se siente al resolver uno de los muchos rompecabezas a los que tendremos que hacer frente es fantástica. De todos modos, tal vez habría funcionado mejor con un juego de duración más compacta.

LO MEJOR

  • Puzles bien planteados
  • Lo gratificante que resulta resolver un rompecabezas
  • La ambición a la hora de tratar de dotarlo de un componente narrativo

LO PEOR

  • El argumento es poco interesante y no casa con la jugabilidad
  • Curva de dificultad algo desmedida
  • Se hace excesivamente largo
6.8

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.