BeTech: noticias de tecnología

WI-FI

Internet bajo el agua con Aqua-Fi, el primer Wi-Fi submarino

El sistema Aqua-Fi consigue llevar Internet al entorno subacuático, pudiendo disponer de Wifi bajo el mar.

Internet bajo el agua con Aqua-Fi, el primer Wi-Fi submarino

El 4G, las nuevas redes 5G, los planes de datos, las conexiones Wi-Fi… Nos hemos acostumbrado al Internet ‘wireless’ sin cables, pero curiosamente detrás de esto hay un enorme sistema de cables oceánicos que conectan al mundo destinados a proporcionar el servicio básico.

Miles y miles de kilómetros de cables físicos y palpables que interconectan al mundo entero y permiten que navegues por Internet ahora mismo, que juegues online desde la consola o que tengas un coche inteligente con Google Maps guiándote y señalando el camino. Pero, ¿no es una solución algo arcaica? ¿Cómo podría hacerse de forma más efectiva?

Aqua-Fi

Ahora que llega el verano, mucha gente acudirá a las playas o a las piscinas -siempre respetando las medidas de distanciamiento social para seguir aplanando a la COVID-19. Y ello implica estar con los móviles. Si eres demasiado adicto/a a tu smartphone, puedes meterlo en una funda o carcasa especial y usarlo hasta en el agua, aunque una cosa que no puedes hacer ni tu ni nadie es usar Internet bajo el agua… O al menos, no se podía hasta ahora.



Un equipo de investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología King Abdullah, en Arabia Saudí, ha presentado el Aqua-Fi, un revolucionario un sistema de WiFi submarino que posibilita el poder enviar y recibir datos online bajo el agua, ya sea entre buzos que están explorando bajo el mar, o incluso de debajo del agua a la superficie. Aqua-Fi logra básicamente llevar Internet a entornos subacuáticos, mediante la implementación de un sistema inalámbrico óptico submarino compacto y de baja potencia.



Internet submarino

Tal y como sus creadores comentan en el artículo presentado en el magazine IEEE Communications, el Aqua-Fi utiliza un LED o un láser para dar soporte a servicios de comunicación bidireccionales de amplio alcance con diferentes requerimientos, de bajo coste e implementación sencilla. Los LEDs introducen soluciones resistentes de corta distancia con bajos requerimientos de energía. Y el láser amplía la distancia de comunicación y mejora la tasa de transmisión, aunque a costa de mayores requisitos energéticos. 



El equipo de investigadores, liderado por Basem Shidada, utiliza LEDs verdes o un láser de 520 nanómetros para enviar datos desde un dispositivo pequeño hasta un detector de luz conectado a otro dispositivo. En el estudio, los investigadores señalan que probaron Aqua-Fi cargando y descargando contenido multimedia entre dos ordenadores a pocos metros de distancia en agua estática y registraron una velocidad máximo de transferencia de datos de 2,11 megabytes por segundo y una latencia de 1 milisegundo.



La primera vez del Internet bajo el agua

Shidada reseña que “se trata de la primera vez que alguien utiliza Internet bajo el agua de forma totalmente inalámbrica. Esperemos que algún día Aqua-Fi sea tan ampliamente usado o bajo el agua como el Wifi”,. Y es que sus posibilidades son enormes, desde sistemas de transmisión para empresas, ejércitos, etc, hasta la adaptación de la tecnología para algo tan simple como hacer una transmisión por WhatsApp bajo el agua en una piscina.

La duda es, ¿tardaremos mucho en ver la tecnología de Wi-Fi subacuático en marcha? ¿La adoptaremos pronto, o más bien tarde?