BeTech: noticias de tecnología

SAMSUNG PAY

Santander Consumer Finance ya es compatible con Samsung Pay

Si eres cliente de Santander Consumer España podrás pagar usando el sistema Samsung Pay en estos móviles.

Santander Consumer Finance ya es compatible con Samsung Pay

Utilizado por un 50% de los usuarios que tienen un dispositivo Samsung compatible, la tecnología de pago Samsung Pay llega hoy a más personas gracias a la incorporación de una nueva entidad bancaria a la lista de las ya compatibles.

Santander Consumer Finance compatible con Samsung Pay

Samsung ha confirmado la disponibilidad del servicio Samsung Pay para todos los clientes de la entidad Santander Consumer Finance. Desde hoy, si tienes cuenta en Santander Consumer España podrás realizar compras y transacciones de pago a través de smartphones y relojes inteligentes, y la comunidad de Samsung Pay podrá incluir sus tarjetas de Santander Consumer en la plataforma y ampliar sus opciones de pago móvil.

Para usarlo hay que dar de alta las tarjetas de débito o de crédito que tengamos, pero ojo, que debemos tener un dispositivo Samsung compatibles. En España, Samsung Pay es actualmente compatible con estos modelos y wearables:

Móviles

  • Samsung Galaxy Note 10
  • Samsung Galaxy Note 9
  • Samsung Galaxy Note 8
  • Samsung Galaxy S20
  • Samsung Galaxy S10
  • Samsung Galaxy S9
  • Samsung Galaxy S8
  • Samsung Galaxy S7
  • Samsung Galaxy S6
  • Samsung Galaxy A8
  • Samsung Galaxy A5 (2017)
  • Samsung Galaxy A5 (2016)
Smartwatch
  • Samsung Galaxy Watch
  • Samsung Galaxy Gear S3
  • Samsung Galaxy Gear Sport

Cómo usar Samsung Pay

En el momento del pago, el servicio se activa simplemente acercando el smartphone a menos de 5 centímetros del TPV o lector de tarjetas del establecimiento, y deslizando el dedo por la pantalla del smartphone. El usuario deberá elegir la tarjeta con la que desea realizar el pago e identificarse con el sensor de huella dactilar para autorizar la transacción y garantizar la completa seguridad de la operación.

Samsung Pay utiliza tres niveles de seguridad: identificación con la huella dactilar o escáner de iris, tokenización, que encripta los credenciales de la tarjeta, y la plataforma de seguridad móvil, Samsung KNOX.