51 Worldwide Games
51 Worldwide Games
Carátula de 51 Worldwide Games

51 Worldwide Games, análisis. Juegos reunidos, pique garantizado

Nintendo lanza un nuevo recopilatorio de juegos clásicos y de mesa para disfrutar en local, online y con funciones tácticas. ¿Nos echamos unas damas?

51 Worldwide Games es el clásico recopilatorio que puede llamar mucho la atención a un tipo de público y a su vez, pasar totalmente desapercibido para otro, como si no existiera para el catálogo de Nintendo Switch. El objetivo principal, reunir decenas de juegos clásicos de cartas, sobremesa y otros en formato virtual para poder disfrutar en solitario, con hasta 4 jugadores en modo local y también con funciones en línea. Juegos tan reconocibles como el ajedrez, las damas o los dardos que se funden con míticas propuestas de cartas como las parejas, el cerdito o el póquer texas hold’em y un tercer grupo de juegos de acción que van desde el billar hasta el golf, el futbolín o el dominó. Estos son los 51 juegos del mundo reunidos.

Porque analizar un juego de este tipo puede ser tan sencillo y a la par tan complejo como entender y desmenuzar los pequeños juegos que tenemos en su interior. Si nos centramos en las funciones principales, veremos que tenemos todos los juegos disponibles de inicio y tres modalidades para disfrutarlos. Jugarlos en una sola consola, con la opción de 1-4 jugadores y opciones táctiles para algunos minijuegos; el juego local, que permite juntar hasta cuatro plataformas o hacerlo en modo tatami, dos consolas conectadas sin los joycons; y la versión Guest edition, que permite que tres usuarios se unan al jugador de la versión completa para probar varios de los modos; por último, el modo online con hasta cuatro jugadores y todos los juegos disponibles, el cual pudimos probar en sesión con otros compañeros de prensa y funcionaba a la perfección. Es importante destacar que no hemos podido probar el Guest Mode (no vemos la app para descargar en una segunda Switch de momento) ni el modo Tatami, que amplía el mapa de juego haciendo, por ejemplo, que los circuitos de coches sean más grandes y variados.

51 Worldwide Games, análisis. Juegos reunidos, pique garantizado
Generala, punto de unión entre dados y póquer

La gracia del título es compartir la experiencia con otros jugadores, aunque es cierto que también cuenta con una CPU de distintos niveles de dificultad que nos hará sudar tinta en más de un juego. Por desgracia, y lo decimos ya de inicio, las opciones multijugador en una sola consola limitan la experiencia en varios juegos, algunos de manera algo exigente. Ponemos de ejemplo el Texas Hold’em. Sí, está claro que mostrar las cartas sobre la mesa no tiene ningún sentido, pero al menos en modo portátil, ofrecer un botón para levantarlas y cada jugador tapar con su manos las cartas para verlas solo él (como se hace en la vida real) habría dejado la opción de disfrutar este y otros juegos de carta en una sola consola. Por desgracia, también se limitan algunos juegos no disponibles a 3-4 jugadores cuando con ciertas condiciones se podrían ofrecer.

La experiencia en solitario tiene cierta exigencia porque el juego te va retando a mayores dificultades, y el nivel de la CPU es interesante incluso en juegos a priori sencillos como puede ser conecta a cuatro, pero es verdad que es lo menos atractivo de todos, ya que al final, más allá de conseguir mejores puntuaciones en ciertos juegos, lo divertido es realizarlos en compañía. Y ahí hemos encontrado varias propuestas que son muy entretenidas en modo local.

51 Worldwide Games, análisis. Juegos reunidos, pique garantizado
Las damas, un clásico y sin tener que poner mano a mano las fichas

Juegos de cartas

En cartas nos hemos encontrado con experiencias de todo tipo. Desde algunas mundanas y entretenidas sin más, hasta otras con mucha más enjundia y algunas de desaprovechadas. Entre las opciones destacadas, última carta, que funciona como una variante de ‘Uno’ de toda la vida, con cambio de dirección, salto de turnos, obligar a coger más cartas a los demás, etc.Otro como parejas nos obliga a buscar los iguales -estilo memory- y otras están mucho más basadas en el azar, como colita de cerdo, donde tenemos que acabar todas las cartas sin lanzar ninguna del mismo palo que está encima de la mesa, o Sietes, que nos obliga a encadenar cartas partiendo de este número en cada palo.

Hay muchos más juegos, algunos más complejos por nuestro desconocimiento como Hanafuda o Takoyaki, pero que se entienden con facilidad gracias a los vídeos introductorios de cada partida. Distintos personajes, con voces en castellano, te explican de manera sencilla, directa y con un toque de humor como se juega cada uno de los títulos disponibles, algo que facilita mucho la vida tras probarlo in situ una primera partida.

51 Worldwide Games, análisis. Juegos reunidos, pique garantizado
Velocidad, donde hacer la secuencia antes que el rival es ganar

Por desgracia, encontramos ciertas limitaciones innecesarias en algunos juegos. Volviendo a Texas Hold’em, es imposible jugar una partida entera con un stack a definir, sino que te limita a jugar una serie de rondas, algo que según la buena mano que hayas tenido en algún momento, te permite simplemente mantenerte sin arriesgar hasta el final de las rondas y ganar. Por otro lado, también tiene simplificaciones, como por ejemplo no poder subir las apuestas lo que queramos o estar obligados a aposar sin ninguna resubida cuando somos ciega pequeña. Esto limita la acción, porque no puedes obligar a retirar a otros con apuestas fuertes si tus cartas -o tu farol- te lo permiten. Tampoco nos permite lanzar un all-in cuando consideremos. Esta simplificación, junto al hecho que en algunos juegos la propia máquina te señale las opciones a seguir, automatiza demasiado algunas juegos.

Fichas encima de la mesa

Algunos de los juegos más divertidos sin lugar a dudas son los que contemplan todo tipo de fichas y piezas con las que interactuar. Y esto va desde un Conecta a 4 que no recordábamos tan divertido hasta las damas, ajedrez y otros menos conocidos para nosotros como el Go-moku, una propuesta en la que tenemos que crear una línea de cinco fichas antes que el rival. Algunos de los más sorprendentes y divertidos para picarse en casa son Hex, que nos obliga a conectar con nuestras fichas hexagonales de punta a punta del tablero mientras nuestro rival lo intenta en la otra dirección. Intentar bloquear el camino del adversario mientras construímos el nuestro tiene su miga. Como lo tiene la liebre y los perros.

51 Worldwide Games, análisis. Juegos reunidos, pique garantizado
Hex, conectar los extremos y bloquear al rival

En cas estuvimos atrapados durante horas con este juego asimétrico: la liebre tiene que superar la línea de perros que, por su parte, tiene que dejarla sin movimientos. La gracia es que la liebre tiene movimientos libres por todos lados según indique el tablero, pero los perros solo se pueden mover uno por turno y siempre hacia delante, así que su incapacidad para volver atrás hace que sean muy vulnerables: un paso en falso, derrota. Desafiante también con la CPU y muy recomendado.

Otros juegos tremendamente adictivos son Molino, una especie de conecta a tres pero que permite eliminar las bolas del enemigo y que te obliga a trazar estrategias para jugar en los distintos niveles que tiene el tablero, o código secreto: tenemos que aprender la secuencia que se esconde en la caja usando seis colores y probando suerte con los indicadores que nos dicen cuántas piezas están en su sitio y cuántas son de la secuencia pero no están en su sitio correcto. Por último, nos quedamos también con Mancala, un juego en el que vamos dejando semillas a cada uno de los cazos mientras intentamos que caigan semillas en nuestro espacio general. Muy sencillo de jugar pero inteligente y divertido a la hora de conseguir turnos extras, robar semillas al rival y acabar llevándote la victoria.

51 Worldwide Games, análisis. Juegos reunidos, pique garantizado
Código secreto, secuencias de lógica muy adictivas

Juegos de salón y acción

El tercer bloque en el que definimos los juegos que hemos disfrutado es el de juegos de salón. Propuestas como el billar, como el futbolín o los dardos también están presentes en 51 Worldwide games, y aunque no son los más entretenidos, aportan variedad. De hecho, tenemos sentimientos encontrados con este tipo de juegos. Algunos como los dardos son divertidos y nos permiten usar la pantalla táctil, y tanto el billar como los bolos tienen también su gracia en la ejecución, muy a lo Wii. El golf, que usa algunos campos míticos del Golf de NES es una versión algo simplificada de otros títulos de su estilo, con pocas exigencias a la hora de escoger palo, la incidencia del viento o la facilidad del putt. Pero la peor parte se la llevan los juegos de acción, como el futbolín, el béisbol, el tenis o el boxeo, que son experiencias mu sencillas que tampoco aportan demasiado.

En cambio, el hockey de aire con la pantalla táctil tiene su gracia -y sí, como en la vida real nos colaremos autogoles con facilidad-, y el tiro al blanco, que evoca a Duck Hunt te pica a conseguir mejores puntuaciones entre dianas y ovnis. La carrera de coches, a lo excalextric obligándote a controlar la aceleración para no salirte de la pista también deja buenos ratos. De entre todos estos, seguramente los más originales y divertidos en acción son las batallas de tanques o la pesca, que nos hace usar el joycon como caña de pescar.

51 Worldwide Games, análisis. Juegos reunidos, pique garantizado
Conecta 6.

Nos dejamos muchos otros juegos difíciles de clasificar, como Generala, que usa los dados para conseguir puntuaciones y combinaciones como en el póker, las damas chinas que nos obliga a llevar las damas a la otra punta del tablero combinando saltos con nuestras propias piezas y con las de los rivales -muy entretenido, por cierto- o clásicos como el mahjong japonés o el blackjack o conecta a 6, que nos invita a conectar seis bolas de un mismo color y que nos hace pensar por qué si hablamos de juegos mundialmente conocidos e históricos, no está Tetris.

Si queréis la lista total de juegos, aquí va: Mancala, Cuadritos, Generala, Cuatro en Raya, Código secreto, Molino, Hex, Damas, liebre y perros, Go-moku, Dominó, Damas chinas, Ludo, Backgammon, Renegado, Ajedrez, Shogi, Minishogi, Hanafuda, Mahjong Japonés, última carta, black jack, Texas Hold'em, Presidente, Sietes, Velocidad, parejas, Guerra, Takoyaki, Colita de Cerdo, Golf, Billar, Bolos, Dardos, Carrom, Tenis, fútbol, Curling, Boxeo, Béisbol, Hockey en el aire, carreras de coches, Pesca, batallas de tanques, tanques por equipos, tiro al blanco, Conecta 6, ruta deslizante, Mahjong solitario, solitario Klondike, Solitario araña y de regalo, el piano.

Poco más se puede añadir a la experiencia general con 51 Worldwide games. Es un juego claro en sus intenciones, con unos controles que funcionan bien por norma -aunque a veces seleccionar el siguiente movimiento en algunos juegos como las damas o Hex se hace algo impreciso si lo intentamos hacer rápido- y que se enfoca sobre todo al juego con otros usuarios. A medida que vamos jugando, en el modo Globo Terráqueo se nos desbloquean “expertos” que aglutinan juegos por categorías -por ejemplo deportivos- para jugarlos en bloque. Nada que no se pueda hacer de manera aleatoria con todos los títulos, pero bien pensado si queremos retarnos a una secuencia de juegos concretos.

CONCLUSIÓN

51 Worldwide Games suma muchos de los grandes clásicos que hemos jugado de pequeños, y no tan pequeños, y los funde con una buena cantidad de juegos de mesa y similares de otras partes del mundo que en su conjunto, suponen un buen abanico de juegos de siempre en la palma de nuestra mano. Un juego pensado para disfrutar en compañía, donde realmente gana muchos enteros, y que es fácil que te entretenga durante horas cuando se encuentra ese juego que queréis rejugar una y otra vez hasta ganar al otro. Con controles bien adaptados y múltiples opciones de juego, es ideal para quienes tengan en el juego local una prioridad. Aunque por desgracia, simplifica algunas mecánicas, limita algunos de los juegos originales y hay varios juegos, sobre todo de acción, que no son demasiado atractivos.

LO MEJOR

  • Gran cantidad de juegos disponibles
  • Las explicaciones hacen entendibles incluso los títulos más desconocidos
  • Experiencia que se potencia y mucho en modo local u online
  • Buen uso de los controles táctiles y la perspectiva de la consola según cada juego

LO PEOR

  • Limita y simplifica algunos juegos respecto a los originales
  • Hay títulos más de acción que no generan demasiado interés por su mecánica
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.