Cartas, fichas...

51 Worldwide Games, impresiones

Jugamos al recopilatorio de juegos de mesa y juegos clásicos para Nintendo Switch y probamos sus opciones multijugador o en línea.

Uno de los juegos que se anunció recientemente para Nintendo Switch no tenía ni los focos de la relevancia encima de él ni tampoco se puede considerar de los más esperados, aunque a pesar de ello tenga capacidad para entretener durante horas con propuestas de lo más sencillas. Es el caso de 51 Worldwide Games, una compilación de juegos de mesa de todos los puntos del planeta que llega el 5 de junio a la consola de Nintendo. Hemos podido jugar con la versión final para contaros hasta donde llega una experiencia que mezcla el juego tradicional con algunas de las virtudes de la consola híbrida.

El despliegue de juegos disponibles es digno de mención, con algunos conocidos y jugados por nosotros de pequeños, otros que hemos visto muchas veces pero nunca hemos entendido como iban y otros que, simplemente, ni sabíamos que existían. El listado de 51 juegos es el siguiente: Mancala, Cuadritos, Generala, Cuatro en Raya, Código secreto, Molino, Hex, Damas, liebre y perros, Go-moku, Dominó, Damas chinas, Ludo, Backgammon, Renegado, Ajedrez, Shogi, Minishogi, Hanafuda, Mahjong Japonés, última carta, black jack, Texas Hold'em, Presidente, Sietes, Velocidad, parejas, Guerra, Takoyaki, Colita de Cerdo, Golf, Billar, Bolos, Dardos, Carrom, Tenis, fútbol, Curling, Boxeo, Béisbol, Hockey en el aire, carreras de coches, Pesca, batallas de tanques, tanques por equipos, tiro al blanco, Conecta 6, ruta deslizante, Mahjong solitario, solitario Klondike, Solitario araña y de regalo, el piano para tocar y relajarte.

La mezcla de títulos va desde juegos de carta a juegos de mesa, recreación de otros juegos de mayor envergadura, como el futbolín u otros como los bolos y los dardos. Todos ellos repartidos en si se puede jugar en solitario, en parejas o hasta cuatro jugadores, con opciones locales, con opciones con varias consolas -algo que no hemos podido probar, naturalmente, porque el juego todavía no está a la venta y porque por el confinamiento no podemos salir a vernos con otra gente- y también online.

¿Y qué nos encontramos? Pues una variedad de juegos con una respuesta también diversa. curiosamente los juegos que menos interés acaban suscitando son sobre todo los que exigen mayor interacción jugable. Por ejemplo, juegos como el futbolín, tenis o boxeo, basados en versiones físicas que todos tenemos en la cabeza, son algo limitados en opciones y tampoco aportan demasiado. Además, el título simplifica bastantes algunas mecánicas, como por ejemplo en el billar donde podemos ver la trayectoria de la bola que vamos a picar según la dirección que le demos. Esto sucede en otras experiencias, donde se nos indica visualmente y con facilidad si tenemos una ficha de dominó para colocar, un camino de las damas para realizar o una carta del Sietes para meter. No es algo dramático, pero sí que automatiza en exceso algunos juegos.

Diversión inesperada en varios juegos

En cambio, en otros la diversión está asegurada, incluso para aquellos con los que no teníamos demasiadas esperanzas. Cada juego tiene un minituturial que explica de manera sencilla como se desarrollan las partidas, y vamos a ser sinceros: nunca habíamos pensado que las damas chinas pudieran ser tan entretenidas una vez pruebas y entiendes la mecánica. Sucede lo mismo con juegos de los que a lo mejor habíamos visto su tablero pero nunca habíamos probado suerte, como el Backgammon o Carrom, juego tradicional de la India.

Entre las propuestas destacadas encontramos la de los juegos de carta, gracias al hecho de no tener que repartir las cartas y que esté automatizado. Eso sí, el juego no ofrece una solución para poder jugar a dobles en algunos títulos como Texas Hold'em. Naturalmente, que no te vean las cartas es primordial, pero a lo mejor una mecánica para mostrarlas con un botón y tapar con la mano la parte de la pantalla (en modo portátil) podría ser una pequeña solución. Hablando de la modalidad de póker más famosa, tiene algunas limitaciones, como no permitir subir apuesta al nivel que queramos desde un inicio ni tampoco hacer algunas acciones como lanzar un all-in cuando nos apetezca. Está simplificado.

Algo que nos ha sorprendido de manera positiva es el nivel de la CPU, que te exige jugar concentrado y pensando los movimientos porque no te deja espacio para ganar fácilmente. Nos pasó con el cuatro en raya, del cual no esperábamos demasiado y con tres o cuatro partidas ya ibas viendo que la CPU trazaba estrategias de lo más interesantes. Lo mismo con las damas o el renegado, así que el juego tiene su punto también para el jugador solitario. Durante nuestras sesiones hemos podido probar el juego en línea, disponible para hasta cuatro jugadores, y las partidas han funcionado perfectamente, sin ningún tipo de problema a nivel de lag o similar.

Otra de las funciones que hemos encontrado disponible es la posibilidad de jugar con controles táctiles en una gran cantidad de juegos, algo que se hace más amable en varios juegos de cartas y otros de mover fichas como Backgammon, Ludo, Shogi o las damas. El título cuenta con un hub en forma de globo terráqueo donde podemos encontrar otros avatares que nos invitan a jugar por categorías, por ejemplo juegos que están relacionados con Nintendo, otros que sean solo por controles táctiles o juegos sociales comunes en eventos, entre muchos más.

51 Worldwide Games es una propuesta sencilla, directa y que tiene muy claro lo que quiere ofrecer: una gran cantidad de juegos clásicos para disfrutar en casa sin demasiados problemas. Es cierto que la necesidad de una segunda consola para disfrutar de algunos títulos limita las posibilidades locales y que se han simplificado mecánicas en algunos casos, pero también que hay opciones variadas y para todos los gustos, además de un modo online funciona de manera sencilla (solo tenemos que crear una sala y que el resto se añada a ella) y sin problemas. Cuando hayamos profundizado mucho más en cada uno de sus juegos, en las opciones y modalidades multijugador y en intentar vencer a la CPU en su mayor dificultad, podremos emitir nuestro análisis final. De momento, la experiencia en términos generales está siendo de puro entretenimiento. Y eso es lo que acaba contando.

51 Worldwide Games

Nada menos que 51 juegos clásicos se dan cita en 51 Worldwide Games, un juego de puzle y minijuegos a cargo de Nintendo para Switch. Se pueden disfrutar de diversos modos: algunos son multijugador para un máximo de 4 personas en modo inalámbrico local, mientras que otros son también compatibles con el juego en línea.

51 Worldwide Games