BeTech: noticias de tecnología

IPHONE

Un iPhone puede ayudar a detectar el COVID-19 con este gadget

La combinación de software con el teléfono de Apple permitirá que los médicos estudien a un paciente a distancia.

butterly iq

El cuerpo sanitario está trabajando mucho para encontrar una forma de detener y el avance del COVID-19. Son muchas las medidas que se toman en los hospitales para hacer los test necesarios para detectar este virus, pero existen otros métodos con los que pueden ayudar incluso aunque los expertos no estén cerca para hacer pruebas. Es el caso de este ultrasonido conectado a un iPhone para detectar al coronavirus.

Así se encuentra el COVID-19 con un iPhone

Llevamos desde principios de 2020 escuchando el mismo nombre en el telediario y en los resúmenes especiales del Gobierno. Parece que la pandemia remite y es cuestión de tiempo que haya cero contagios y ninguna muerte en lo que llevamos de confinamiento. La vuelta a la normalidad será difícil para muchos, pero todavía hay que mantener la guardia alta por lo que pueda pasar.

Sin embargo, no todo el mundo puede costearse unos medios tan grandes para detectar el virus y a veces hay que apañárselas con un poco de ayuda. Esa ayuda correa cargo de la compañía Butterfly iQ que ha creado un ultrasonido capaz de detectar el COVID-19. Puede que esto no sea tan importante como parece, pero es que cualquier persona que tenga un iPhone es capaz de utilizarlo.

butterly iq covid

Gracias a su entrada Lightning (o USB para dispositivos Android para los que está también disponible) y a la aplicación dedicada es posible utilizar el terminal de la manzana mordida como un visor que interpreta las señales del aparato. Pero como siempre se puede dar una vuelta de tuerca lo mejor es que estos datos se pueden compartir en tiempo real. Dicho de otro modo, la aplicación es compatible con aplicaciones de videoconferencia para que los expertos puedan analizar la ecografía en cuestión de segundos.

El objetivo es que los médicos destinados a países con pocos recursos tengan los medios necesarios para luchar contra la pandemia. De esta forma, se realizarán exámenes para conocer el estado de los pacientes que vienen con patologías del virus.

El precio del dispositivo asciende a los 2.000 dólares, que puede parecer un precio razonable para tener una máquina tan versátil en el ámbito médico. Por si fuera poco, la propia compañía de Butterfly iQ pone a disposición de los usuarios un curso para localizar el COVID-19 de forma eficaz en los casos de pacientes que puedan tenerlo.