BeTech: noticias de tecnología

CORONAVIRUS GADGETS

Las gafas de visión térmica usadas en China contra el Covid-19

La startup Rokid quiere llevar este wearable a otros países como Estados Unidos. Sus gafas T1 térmicas han sido usadas en China.

Las gafas de visión térmica usadas en China contra el Covid-19

La fuente de la mayor pandemia global en el último siglo ha sido también el país que mejor lo ha combatido. China ha sido y es un ejemplo de cómo pelear contra el Coronavirus usando la tecnología. Y entre la enorme cantidad de robots, gadgets y dispositivos que han utilizado, figuran unas gafas de visión térmica, las T1, que podrían ser usadas en más países.

Visión térmica contra el Covid-19

El aumento de la temperatura corporal y la fiebre son uno de los indicativos de posible contagio por Coronavirus, y en aeropuertos, locales, restaurantes, etc de China han estado y siguen tomando la temperatura a sus ciudadanos. Desde el principio del confinamiento, cuando aquí en España y otros países se calificaba al Covid-19 de una “simple gripe”, en China aprovecharon la visión infrarroja para usar drones con cámaras térmicas para controlar a los que estaban en cuarentena.

Pero también han usado otro dispositivo, las gafas T1 de la startup Rokid, un wearable que monta una cámara termográfica en unas gafas con sensor. Rokid, una de las decenas de compañías que han estado creando tecnología para resolver la crisis del Covid-19, lanzó sus T1, que utilizan un sensor infrarrojo para detectar la temperatura de hasta 200 personas en sólo 2 minutos que se encuentren en un espacio de hasta 3 metros de distancia.

Procesador Qualcomm

Las gafas montan un procesador Qualcomm -muy usado por los fabricantes de móviles en sus modelos Android de las gamas media y alta-, una cámara de 12 megapíxeles, y permite usar una serie de funciones de Realidad Aumentada además de controles por voz para hacer fotos y vídeos. Personal de seguridad y sanitario en china ha usado las T1, que puede que crucen el océano hacia Estados Unidos.

Rokid, que tiene una oficina en San Francisco, está en negociaciones para vender su wearable a los Estados Unidos para ser usado como medida de control en hospitales, negocios y por el personal de las agencias de seguridad. Pero la startup china también está aprovechando para vender un paquete T1 que incluye aparte de las gafas una serie de programas y soluciones software de gestión de datos y reconocimiento facial.

Estados Unidos es el país más azotado por el Coronavirus, sobrepasando los 2 millones de infectados, y aunque su peculiar presidente Donald Trump no deja de decir que ya han alcanzado el pico de contagio, todas sus infraestructuras se beneficiarán de las T1 de Rokid. La duda es, ¿las veremos en más partes del mundo? Porque en España o Italia vendrían de perlas para controlar la crisis que no terminará en las próximas semanas.