¡Salta, pequeño saltamontes!

7 juegos de plataformas para jugar en familia en la cuarentena

El género que popularizó Super Mario Bros es uno de los más interesantes para jugar en familia, sobre todo por la capacidad de cooperar y colaborar entre los más jugones y los menos experimentados con los mandos.

Los que nacimos a mediados de los ochenta hemos crecido con el género de las plataformas como nuestro gran referente. Cuando a finales de esa década llegó NES a España, lo hizo con el juego que marcó nuestra entrada a este mundo del videojuego: Super Mario Bros. Al otro lado, SEGA tuvo una presencia más que notoria en nuestro país y consolas como Master System y Mega Drive estaban en otros tantos hogares. ¿Los reyes del salón? Alex Kidd y Sonic. Avanzar en un plano lateral saltando para superar enemigos y plataformas ha ido intrínseco a nosotros.

Hablamos de parte de la generación de los ochenta porque ahora, pasados los treinta, entramos en esa época de tener hijos (no todos, lo sabemos) con los que ya empezamos a compartir aficiones. También parejas, que pueden ser o no ser jugones/as como nosotros. Y con la cuarentena pasamos muchas horas en casa. ¿Por qué no abrir nuestras sesiones de juego a sesiones también familiares? Lo primero que se nos viene a la cabeza son los juegos de plataformas. Muchos nos adentramos con un género que es ideal.

Por eso, en este artículo queremos repasar algunos juegos de plataformas actuales que son ideales para jugar en familia, ya sea porque tienen una puerta de entrada bastante accesible para los más pequeños o inexpertos, ya sea porque tienen cooperativo que permite ayudar al avance del resto de la familia o porque cuentan con modos entretenidos que vale la pena explorar. No buscamos ni los mejores valorados ni los mejores plataformas a nivel de calidad general, sino los que puedan adaptarse a las manos más pequeñas e inexpertas.

Paw Patrol: On a Roll

Paw Patrol es un juego que puede pecar de bastante simple y no estaría nunca dentro de un top 20 de mejores plataformas, pero es un juego ideal para adentrarse en el mundo de los plataformas y los videojuegos para los más pequeños. El título cuenta con dos mecánicas básicas: la de poder saltar -doble salto incluido- y la de realizar acciones contextuales cuando llega a ciertos puntos. No hay enemigos ni posibilidad de morir por caídas, por lo que se convierte en el tutorial perfecto para aprender a controlar un plataformas 2D.

El atractivo para los pequeños está en que controlas a toda la Patrulla Canina, que el doblaje al castellano de Ryder -el líder del grupo- es como en la serie y que les ayuda a crecer en el proceso de aprendizaje: primero conseguir llegar al final de cada nivel. Luego, entender qué acciones contextuales tocan en cada momento (siempre es una selección de tres) y tercero, cuando han ido avanzando, ellos mismos se ‘pican’ para encontrar todas las medallas que están repartidas por cada fase. Se encuentra disponible en PS4, Switch y Xbox One e ideal a partir de cinco años.

Super Mario Maker 2

Ya hablamos de él en un reportaje anterior de juegos familiares, pero Super Mario Maker responde perfectamente al tipo de plataformas familiar que encaja perfectamente para todas las edades y para todos los públicos. Por un lado, tenemos un modo creación en el que podemos hacer niveles que sean los más adecuados para el nivel de nuestros familiares. Esto hace, también, que se animen a crear niveles y tengan el ingenio de ir pensando como realizar fases y qué les gustaría. Es muy satisfactorio ver como crean auténticas locuras surrealistas repletas de enemigos y van tomando decisiones por sí mismos cuando hacen algo y ven que no se puede superar (bueno, y también es divertido ver que cuando les matan en un nivel creado, se colocan en ese punto una estrella de invencibilidad).

Además, el juego ha ido añadiendo todo tipo de contenido que hace que tengamos muchas opciones nuevas, como la de jugar como Link y convertirlo en un juego más de acción. Los coches de Karts, la posibilidad de jugar con hasta cuatro jugadores a la vez y probar niveles de todo tipo de la comunidad son otros motivos por los cuáles Mario Maker es sin duda un título que nos brinda una gran cantidad de opciones. Disponible en exclusiva para Nintendo Switch e ideal a partir de 5 años.

Bubble Bobble 4 Friends

Pasamos a otro juego que no estaría en una lista de los mejores plataformas, pero el enfoque de este artículo es otro, y de paso evocamos a la nostalgia de esos padres y madres de los que hablábamos al principio. Bubble Bobble 4 Friends mantiene la esencia del juego original -que muchos jugamos en NES o recreativas- y eso significa tener fases cerradas en las que tenemos que acabar con los enemigos primero atrapandolos en una burbuja y luego haciéndola explotar. Una de las novedades del juego es la posibilidad de jugar hasta cuatro a la vez, lo que nos permite cooperar y cubrir todo aquello que los menos expertos no consigan hacer desde casa. Además, el toque infantil tanto del cuento que se relata como el apartado visual, muy colorido, seguro que atrae la atención de los pequeños.

La dificultad de las fases iniciales no es demasiado elevada, por lo que también se plantea como un juego ideal para jugar de manera sencilla y sin grandes alardes. Hablábamos de la posibilidad de evocar a la nostalgia de los padres y madres, y no es solo porque se respeta la esencia del clásico, sino porque también trae dentro de sí el juego original con sus 100 niveles. Disponible en exclusiva para Nintendo Switch e ideal a partir de 5 años.

Rayman Legends

Aquí sí que hablamos de uno de los mejores juegos de plataforma 2D de la historia y una auténtica Obra Maestra que es, también, un reclamo para todos los miembros de la familia. Rayman Legends, a diferencia de otras genialidades como Donkey Kong Country Tropical Freeze, los dos Ori o Celeste, no brilla por su elevada exigencia y dificultad, sino por el ingenio de sus mecánicas y la fusión perfecta entre control y lo que vemos y escuchamos. Nos gusta decir que es como Fantasía de Disney, y consigue ser un juego tremendamente inteligente sin jugar en la liga de los grandes plataformas desafiantes en cuanto a dificultad.

Su cooperativo a cuatro nos permite jugar en familia sin muchos problemas, ya que las muertes de los compañeros son infinitas mientras no mueran todos a la vez. Sus mecánicas fluyen a base de saltos, poder planear con los personajes, agarrarse a todos sitios -incluido saltar de pared en pared- y golpear. La ayuda de Murfy para rebajar la dificultad de ciertos momentos, como el movimiento de plataformas y molestar a enemigos, también hacen que todo sea más llevadero. Y modos como la fusión de fútbol y Kung Fú encanta a los pequeños, como también desbloquear nuevos personajes. En fases de escape y musicales van a sufrir más, pero tiene tanto contenido (entre ello los mejores niveles de Origins) que no pasa nada. Disponible en PS4, Switch, Xbox One, PC y Wii U. Ideal a partir de 5-7 años y justamente rebajado a 9,99 euros en Switch.

Sonic Mania Plus para PS4, Nintendo Switch y Xbox One

Otro de los juegos que destaca por calidad es Sonic Mania, y un título que es algo más exigente que los que hemos repasado hasta el momento. Su posibilidad de jugar con dos personajes puede aportar algo de luz en los momentos más complejos, y si ya lo hemos rejugado con anterioridad seguro que Super Sonic puede ser motivo de alegría para los más pequeños. El ingenio y el diseño de niveles hacen que este título sea posiblemente el mejor que se ha hecho jamás para el erizo azul, por lo que también está bien ofrecer algo de buen gusto para toda la familia.

La versión Plus que salió un año después, además, añade nuevos personajes que hacen que la experiencia pueda ser incluso más accesible para algunos jugadores, sobre todo en el caso de Mighty, que gracias a su coraza no recibe daño inmediato cuando cae en zonas de pinchos, por ejemplo. La presencia del modo competitivo para dos jugadores y la novedad de poder cambiar de control de personaje cuando estamos jugando puede ser una manera de afrontar con mayor solvencia las distintas fases del título. Disponible en PS4, Switch y Xbox One (también en Game Pass). Ideal a partir de 7 años y a menos de 20 euros en digital, como en la store de Microsoft.

Super Lucky’s Tale para Xbox One y Nintendo Switch

Damos el salto a los plataformas 3D, que siempre son más complicados para los más pequeños pero a lo que poco a poco se van acostumbrando. Super Lucky’s Tale nació como una de esas experiencias que mezclan el concepto de plataformas de aventura que vimos con Super Mario 64, con un simpático zorro y un juego que se basa eso sí, más en ir superando desafíos y plataformas que en la exploración, también presente cuando buscamos las letras LUCKY, un clásico en juegos del género más de tipo collectathon. Estamos ante un juego con una curva de dificultad bien medida, con mucha variedad y la posibilidad de disfrutar de fases en avance lateral con otras de exploración totalmente 3D.

El diseño de niveles no es excesivamente complejo, por lo que es una buena manera de adentrarse en los juegos tridimensionales sin sufrir por la complejidad de mecánicas o acciones, ni tampoco por desafíos demasiado difíciles. Es sin duda un juego enfocado a niños y niñas que tengan una edad cercana a los 10 años, o algo menos con ayuda de los mayores, y una experiencia entretenida sin demasiados alardes. Disponible en Xbox One y en Nintendo Switch.

LittleBigPlanet 3 de PS4

Cerramos el reportaje con otro juego que ya destacamos como ideal para la familia y que encaja en el concepto de plataformas para todos los públicos. Seguramente no tiene el impacto que tuvieron las dos primeras partes para Playstation 3, pero sí su experiencia y novedades, además nos permite disfrutar de un sinfín de creaciones de la comunidad para encontrar, también por filtros de dificultad, misiones y fases que simplemente sean entretenidas, que sean un pequeño espectáculo audiovisual y sobre todo festivos. Es algo que va ligado a las aventuras de los sackboys, así como el hecho de poder ser tan exigentes como consideremos y hasta donde llegue nuestra imaginación.

Le pasa un poco como a Mario Maker 2: su editor puede ser un arma de doble filo y otro foco de entretenimiento, aunque este sí que es un poco más complejo sobre todo para los más pequeños, aunque seguro que el uso del panel táctil del DualShock 4 les acaba interesando. El hecho de tener cooperativo para hasta cuatro jugadores permite de nuevo que sea una experiencia ideal para la família. En exclusiva para Playstation 4 y ideal para una edad a de entre 7-10 años y a 9,99 euros en la store.