BeTech: noticias de tecnología

CORONAVIRUS

Así son los robots que combaten el coronavirus en China

China despliega varios robots con diferentes funciones para combatir la nueva epidemia.

0
china robots

El coronavirus sigue avanzando y los gobiernos de todo el mundo intentan tomar las mejores decisiones para frenar el contagio. Se trata de algo realmente difícil ya que personas de todo el mundo siguen viajando de un lado a otro y a países donde ya hay personas con esta enfermedad. Los servicios sanitarios no dan abasto, y en China se les ha ocurrido contar con la ayuda de la robótica para frenar el avance del virus.

Así son los robots que ayudan a evitar el coronavirus

Los investigadores de todo el mundo trabajan a contrarreloj para conocer todos los detalles sobre el virus que asola el mundo. El coronavirus es portada en los últimos días hasta que se encuentre una cura. Toda precaución es poca, pero hay que esforzarse para evitar más contagios en todas partes. En China, de donde es originario el virus, se buscan las formas de evitarlo y en para ello cuentan con el apoyo de la tecnología, según cuenta Business Insider.

Resulta que por las calles de las ciudades circulan estos robots oruga que limpian aceras, pasamanos y todo el mobiliario urbano. su munición es un líquido desinfectante para evitar la presencia del virus. Algunos incluso tienen un sistema similar a los humidificadores para limpiar más a fondo el ambiente.

robot

Otros robots que combaten el coronavirus en China tienen otras labores que no son de limpieza. Algunos restan trabajo a los médicos y enfermeros tomando la temperatura a los pacientes que llegan a urgencias. Estos se colocan a cierta distancia para controlar a los recién llegados y se mueven allá donde se les necesita gracias a su motor interno. Además, por el camino van limpiando las zonas por las que pasan.

El último de estos aparatos es el que se encarga de hacer y envasar las comidas de los hospitales. Este grupo de aparatos reduce el contagio de dos formas: un grupo se encarga de cocinar y el otro de repartir la comida de los hospitales. Los primeros pueden hacer hasta cien ollas de arroz en una hora, lo que les permite estar servidos para cualquier emergencia. En el caso de los restaurantes, los camareros apenas sirven los platos encargados, una labor que se encarga a un robot que manda la comida con bandejas al punto del restaurante donde se requiere.