BeTech: noticias de tecnología

ENERGÍA RENOVABLE

Una gota de lluvia ilumina 100 bombillas: la próxima gran energía renovable

El mundo busca fuentes alternativas de energías limpias y ecológicas. Y podemos llevar miles de años malgastando una de ellas.

Una gota de lluvia ilumina 100 bombillas: la próxima gran energía renovable

Que el cambio climático está sucediendo de verdad es un hecho palpable, incluso aunque Donald Trump se empeñe en decir que no. La comunidad científica no hace más que anunciar que la forma de vida del ser humano es insostenible a largo plazo, una forma elegante de decir que nos estamos cargando a la madre Tierra -donde vivimos, por cierto. Y si el clima cambia, los ecosistemas del mundo cambian, y ello nos obligará a cambiar a nosotros.

Por ejemplo, podría haber problemas con el cultivo de la Cebada, lo que causaría que la cerveza fuese un bien muy caro de obtener al escasear su materia prima. Arroz, legumbres, chocolate… Y si el agua escasea, ¿cuánto valdría una Coca-Cola?

Energía eléctrica a través de la Lluvia

Con los combustibles fósiles cada vez con más fecha de caducidad, la Humanidad necesita alternativas energéticas limpias, ‘verdes’, renovables y no-intrusivas. Tenemos la energía solar, la eólica, la hidrodinámica. Y de hecho el agua es protagonista de un nuevo tipo de energía que lleva desde que el mundo es mundo, cuyo origen es aleatorio y nunca se le le echa cuenta más que para evitarla. Hablamos de la Lluvia.

La energía hidrodinámica crea electricidad a partir de enormes generadores movidos por corrientes de agua. Y un principio similar es el usado para conseguir que el agua de lluvia genere también energía eléctrica. Hasta ahora se han hecho varios estudios y experimentos sobre el tema, pero ha sido un equipo de científicos de la Universidad de Hong Kong quienes han dado con el sistema más prometedor hasta la fecha,

1 gota de lluvia, 100 bombillas LED

El equipo ha creado un generador eléctrico DEG con una estructura tipo FET -Field Effect Transistor, un tipo de transistor que usa un campo eléctrico para controlar el flujo de corriente. Este aparato permite una alta eficiencia en cuanto a la conversión energética en el proceso, siendo capaz de crear instantáneamente una altísima densidad energética que se cuenta por miles, en vez de por los cientos de otros aparatos similares con estructura tipo FET.

Y es que una sola gota de lluvia de 100 microlitros que caiga desde una altura de 15 centímetros es capaz de producir la cifra de 140 voltios, suficiente electricidad para iluminar a la vez 100 bombillas LED pequeñas. Cuando la gota choca contra la superficie, enlaza dos electrodos y crea un circuito cerrado, lo que ayuda a liberar por completo cualquier energía acumulada. Imaginad si se pusiera en una zona en la que hubiera muchas lluvias, como la época del monzón en Asia: Hablamos de una cantidad de energía descomunal, barata y limpia.

El problema es que ahora mismo el proyecto está en sus inicios, y todavía queda mucho trabajo, ya que es fácil crear un estallido repentino de energía con este método, pero ahora hay que mantenerlo y almacenarla, lo que es más complicado. Aún así, el panorama que dibuja es enorme, ya que con instalar estos aparatos en los techos de las casas seguro que tendríamos que pagar menos al mes en cuanto al consumo eléctrico.