20 años

Marvel vs Capcom 2 vuelve al EVO: tan amado como roto

Tras una década, el mítico título de Capcom vuelve a escena y por todo lo alto.

El mayor campeonato de juegos de lucha del mundo. El EVO, que se celebra cada verano en Las Vegas, centra la atención de un género que sigue sobreviviendo alejado de los grandes focos de lo que llamamos esports. Ni en bombo, ni en audiencia ni en premios para los vencedores pueden competir los fighting games con otros gigantes. Pero el EVO, como los juegos de lucha en sí mismo, tiene un sabor especial. Seguramente porque se mantiene esa esencia de los salones recreativos en el que el mejor seguía jugando y los demás miraban, aprendían e intentaban quitarlo de enmedio. En la edición de 2020 tenemos sorpresas, entre ellas la ausencia de Mortal Kombat 11… Y la entrada de Marvel vs Capcom 2. El título, que cumple 20 años, hacía una década que no estaba en circuito. ¿A qué se debe esta inclusión?

Principalmente, a la celebración de su 20 aniversario. No es para menos. Durante diez años, Marvel vs Capcom 2 ha sido uno de los grandes reclamos del EVO y suyos son algunos de los mejores momentos que nos ha dejado la escena de la lucha, como ese Yipes vs Justin Wong de 2007, con Wong remando desde Losers y llevándose su cuarto título. Bajo el nombre de 20urnament of champions, el crossover de Capcom será el noveno título principal del EVO 2020, que ya tiene sus juegos seleccionados.

El torneo será una cita con los ocho mejores jugadores del juego. Justin Wong, Duc, Yipes y Santhrax ocupan la mitad de las plazas como campeones de alguna edición del EVO, y las otras se escogerán en cuatro torneos clasificatorios: NorCal Regionals, Big E Gaming, Combo Breaker y un Last Chance Qualifier en el EVO. ¿Qué podremos esperar de Marvel vs Capcom 2?

Estar desequilibrado y ser un referente de la lucha

Jugadores competitivos, prensa y usuarios muchas veces nos centramos en buscar elementos que equilibren los juegos de lucha, lo que mal llamamos balanceo y que pretende que, aunque todos los personajes sean distintos, no sobresalgan unos más que otros. Marvel vs Capcom 2 está aquí para demostrar que esto es una milonga. Se puede ser un juego de lucha legendario, amado y épico y a la vez estar totalmente roto. Donde cuatro (o menos, o pocos más) personajes son realmente viables a niveles altos. Donde los combos infinitos te pueden obligar a dejar el mando y donde todo es posible: It’s Maaaahvel, baby!, Así que todos los que se cansaron de Cammy el año pasado en Street Fighter 5 o reniegan de Goku GT en FighterZ podrán ver lo que es reducir una plantilla generosa a su mínima expresión. Aprendeos los nombres de Storm, Sentinel y Cable.

Jugablemente, Marvel vs Capcom 2 contaba con unas mecánicas muy particulares que se alejaban de los clásicos fighting games. Además de sus dos botones de puñetazo y dos de patada, o los comandos para llamar a los personajes assist, contaba con una barra de energía que se iba cargando y que nos permitía lanzar ataques especiales de diversa índole. Una de las gracias del juego es que se podían combinar hypercombos de cada uno de los personajes del equipo (¿Os suena, verdad?). Acciones como obligar a cambiar el personaje rival, cambiar nosotros mismo de personaje de manera rápida, coberturas en el aire, guardia avanzada para quitarnos el enemigo de encima, escoger el assist de cada personaje para personalizar sinergias… Y claro está, combos aéreos por doquier. Todo ello con más de 50 personajes de ambos universo con un apartado visual espectacular y muy vistoso.

Su exigencia en la ejecución y el hecho que cualquier fallo podía significar morir (ya sea porque te abren la defensa o porque no has optimizado el combo y el rival contraataca) hizo que el título tuviera dos caras: la de su espectacularidad para el jugador ocasional con una plantilla repleta de mitos para controlar (elegante banda sonora de acompañamiento) y la del competitivo, con un meta-juego muy exigente y solo apto para algunos privilegiados.

Que Marvel vs Capcom 2 vuelva en 2020 en forma de torneo homenaje es, también, una manera de rendir pleitesía a una saga clave en el éxito del EVO, que se pudo alargar con el también exitoso Marvel vs Capcom 3 y que no tuvo seguimiento con Infinite, juego que tras una participación en el EVO, desapareció como desapareció de las consolas de los jugadores. Ojalá todo esto sirva para que en un futuro no muy lejano volvamos a ver el Marvel vs Capcom que la comunidad de la lucha actual merece.

 

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...