BeTech: noticias de tecnología

IA

Así es el controvertido sistema de vigilancia facial de Londres

La capital inglesa empieza a trabajar con un sistema de vigilancia con reconocimiento facial.

camara seguridad

La inteligencia artificial bien utilizada puede abrir muchas puertas y mucho bien para los humanos. Algunos ven en este segmento de la tecnología algo poderoso con lo que mantener a raya delincuentes y malhechores. Puede que este sistema no guste a todo el mundo, aunque su fin sea bueno. Y es que en Londres han puesto en marcha su nuevo a la vez que controvertido sistema de vigilancia.

Londres ya tiene su sistema de vigilancia facial

Mantener el orden en una ciudad es una tarea que corre de parte del cuerpo de seguridad. Sin embargo, su efectividad total no está garantizada en su totalidad y por eso es necesario recurrir a la tecnología para controlar las partes más concurridas de la ciudad para evitar hurtos, confrontaciones o cualquier otro tipo de altercado que altere el orden público. Con esta premisa, Londres ha puesto en marcha su sistema de reconocimiento facial.

El cuerpo de policía contará con un sistema de cámaras capaces de reconocer a las personas entre una multitud para comprobar si hay delincuentes fichados. Pero este no es el único cometido para usar esta ayuda informatizada y es que según las declaraciones que recoge SlashGear del comisario Nick Ephgrave justifica la implementación diciendo que el sistema puede “ayudar a localizar rápidamente a los niños desaparecidos o adultos vulnerables, evitar que sufran daños y explotación.”

secur cam

Europa en desacuerdo con el uso de la IA en Londres

Puede que el sistema de reconocimiento facial aplicado a la vigilancia de Londres le reporte más seguridad a la ciudad, aunque no todo el mundo está de acuerdo. El sistema no es del todo exacto, por lo que no solo se pueden vulnerar los derechos de las personas, también se pueden confundir con personas que sí son peligrosas. El caso más claro fue en la final de la Champions de Cardiff, donde se implementó un sistema de este estilo que finalmente no fue del todo eficaz.

Pero esta no es la única pega que tiene el sistema. En Europa están estudiando la posibilidad de prohibir el reconocimiento facial en espacios públicos, y si el proyecto sale adelante podría condenar el uso que Londres está usando de esta tecnología. Habrá que esperar para saber en qué queda la cosa, primero por la continuidad del texto y después por la salida de Inglaterra de la UE (caso en el que no le afectará la normativa si sale adelante).