BeTech: noticias de tecnología

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Europa piensa en prohibir el uso del reconocimiento facial en espacios públicos

Esta restricción podría durar entre 3 o 5 años y se aplica tanto a empresas públicas como privadas

camara seguridad

Es un hecho que las empresas públicas y privadas tienen diferentes medidas para evitar cualquier contratiempo. Disponen de tornos que controlan y registran las entradas del personal, sistemas de reconocimiento de huellas para dar acceso a una estancia o cámaras de video. Precisamente con estas últimas es con lo que Europa tiene un problema pendiente y es que se está estudiando una prohibición del uso del reconocimiento facial en espacios públicos.

Adiós a la IA en espacios públicos

Europa todavía tiene mucho que debatir sobre los últimos avances en el campo de la inteligencia artificial. Son muchas las aplicaciones y en el segmento de la seguridad es donde más anda con cautela. Especialmente son los asuntos relacionados con el reconocimiento facial los que más le trae de cabeza ya que implica violar la privacidad de las personas.

Precisamente este es el pretexto con el Europa plantea prohibir el reconocimiento facial en lugares públicos como parques o estaciones. Esto se aplica a todos los sistemas de vigilancia tanto privados como públicos que estén instalados en sitios públicos dejarán de operar de inmediato o tendrán que retrasar su implementación. De momento es un proyecto, cuya prohibición se extiende de tres a cinco años ni más ni menos tal y como apunta Euractiv.

videcam

Como te comentábamos, esto es un borrador que la Comisión Europea ha puesto en marcha. Su fin es de regular los datos que las cámaras capten en caso de tener un software de las características, algo que está en los planes de países como Alemania, Francia y España para no violar la privacidad de sus conciudadanos.

Europa establece los límites

Como te contamos, Europa busca preservar la seguridad de sus ciudadanos al mismo tiempo que cuida de su privacidad. Es por eso por lo que estudia la propuesta de prohibir el reconocimiento facial en lugares públicos, lo que no exime de la captación de imágenes por las cámaras de videovigilancia. De este modo, el viejo continente mantiene su postura de proteger a la ciudadanía sin convertirse en China.

Recordemos que el gigante asiático ha aplicado muchas medidas de seguridad que integran inteligencia artificial con las que controla a la población en todos los ámbitos, o por lo menos en la gran mayoría. Desde el nivel de peligrosidad, pasando por el sitio a donde van con el coche y ahora en la seguridad de las propias farmacias donde todavía pueden espiar a las personas aunque sea con fines de vigilancia.