BeTech: noticias de tecnología

TESLA

Tesla desmiente los problemas de aceleración en sus coches

La firma confirma que el sistema de control autónomo del coche no acelera si no se lo ordena un humano antes.

tesla autopilot

Tesla tiene algunos de los coches más avanzados del momento. Su función Autopilot los coloca en lo más alto de la tecnología al servicio de los usuarios, pero algunos piensan que todavía no están listos para llegar a las carreteras del mundo. Por eso, ante las últimas críticas de que si los coches aceleraban solos, Tesla ha emitido una respuesta ante estos problemas.

No, los Tesla no aceleran solos

O al menos eso es lo que cuenta la firma en su comunicado oficial. La firma ha respondido con él a las alegaciones de un vendedor que insiste en que ha tenido un accidente de tráfico por culpa del Autopilot, que sería la causa de que el coche acelerará por su cuenta. Concretamente, este problema ha sido reportado hasta en 123 ocasiones, las cuales han sido respondidas una a una.

Tesla tiene claro que no es problema de los coches, sino de quienes lo conducen. Así lo explica en el comunicado diciendo que “investigamos todos los incidentes en los que el conductor nos alega que su vehículo aceleró en contra de lo que querían, y en todos los casos en que teníamos los datos del vehículo, confirmamos que el automóvil funcionaba según lo diseñado. En otras palabras, el automóvil acelera si el conductor le dijo que lo hiciera, y disminuye o se detiene cuando el conductor aplica el freno”. Vamos, como lo haría cualquier otro coche.

tesla

Pero el comunicado no se ha quedado ahí, ya que la firma ha aprovechado la ocasión para destacar que existen medios por los que los Tesla no pueden acelerar solos. Resulta que son capaces de detectar cuándo se ha producido una ‘falsa pisada’ en el acelerador. En el texto se puede leer que “los pedales del acelerador en los modelos S, X y 3 tienen dos sensores de posición independientes que en caso de detectar un fallo cortan el par del motor. Lo mismo pasa si se pulsa el acelerador y a los pocos segundos el freno.

Pero lo más interesante viene haciendo relación al Autopilot diciendo que “ utilizan el conjunto de sensores del piloto automático para ayudar a distinguir las posibles aplicaciones incorrectas del pedal y reducir el torque para evitar accidentes cuando confiamos en que la información del conductor no fue intencional”.

Como se puede leer, la firma está convencida de que no hay ninguna unidad defectuosa en carretera y que en caso de fallo sabrían encontrarlo. Pero de momento, tanto el piloto automático como las funciones de seguridad son puntos suficientes para que la firma confíe en que sus coches están bien construidos a todos los niveles.