Life is Strange 2
Life is Strange 2

Life is Strange 2: análisis capítulo 5 y temporada completa

Analizamos la temporada completa de Life is Strange 2 (Dontnod Entertainment) tras la llegada de su quinto y último episodio, ya en PC, PS4 y Xbox One.

La historia de los hermanos Díaz, Sean y Daniel, empezó hace más de un año. Concretamente, el día 27 de septiembre de 2018 llegó el primero de los cinco episodios que han acabado conformando Life is Strange 2. Ahora que la historia ya ha terminado y el largo y complejo camino de ambos hermanos ha tocado a su fin, es buen momento para sentarnos y reflexionar acerca de lo que ha dado de sí esta nueva entrega de la saga Life is Strange. Una temporada con una historia y personajes que no nos han cautivado tanto como lo hicieron Max y Chloe en Life is Strange 1 pero aun así ha resultado un viaje que merece la pena ser vivido.

Un camino repleto de obstáculos y baches

La aventura de Sean y Daniel no empezó por su propia voluntad. Debido a un trágico incidente que vivimos en los primeros compases de la historia, ambos hermanos se vieron obligados a huir del que hasta el momento había sido su hogar. Hacia lo salvaje y desconocido. A emprender un largo y tortuoso camino que los haría crecer y convertirse en adultos antes de tiempo. Los obligaría a tomar decisiones difíciles con tal de cumplir su propósito más importante: sobrevivir y conseguir la libertad.

Todo ello está en nuestras manos, como jugadores y jugadoras. A lo largo de los cinco episodios encarnaremos a Sean, el hermano mayor, y deberemos tener la difícil misión de educar a nuestro hermano pequeño. Éste, Daniel, es un niño muy especial que cuenta con un misterioso poder telequinético. Así como en la primera temporada de Life is Strange era la protagonista la que poseía poderes (Max con su rebobinado del tiempo), en esta segunda entrega es el co-protagonista el que los tiene, por lo que tan solo podemos afectar de forma indirecta en su uso, correcto o no.

Este es uno de los motivos por los que Life is Strange 2 da la vuelta a los conceptos y mecánicas que llevábamos aprendidos de la primera temporada. Han pasado unos años y las cosas han cambiado en muchos sentidos, algo que se puede apreciar en los diversos aspectos que componen el título.

Otro de los grandes cambios que podemos apreciar es que en Life is Strange 2 cada capítulo tiene lugar en una localización distinta. En una entrevista que realizamos hace unas semanas al director narrativo del título, Jean-Luc Cano, nos contó que esta idea del road-trip fue algo que estuvo claro desde el principio. Por un lado, supuso una carga de trabajo mayor para los desarrolladores, ya que el desarrollo de cada uno de los episodios se alargó al no poder reutilizar escenarios ya diseñados. Con tal de evitar el crunch al que podían haber llegado, decidieron espaciar el lanzamiento de los episodios todo lo necesario con tal de poder hacerlos con dedicación y meticulosidad.

Por otro lado, en lo jugable, esta estructura fragmentada y de viaje nos hace conocer a diversos personajes en cada uno de los episodios. Pocos permanecen en el transcurso de la historia total y si lo hacen es mediante cartas, conversaciones entre los protagonistas o recuerdos. Por ello, es más difícil llegar a conocer y empatizar con el elenco completo de personajes, ya que los encuentros con ellos son efímeros y no dejan una huella tan profunda como la dejaron Rachel Amber, Kate Marsh o Joyce de Life is Strange 1 y Before the Storm.

Hablando de la primera temporada, en este quinto episodio habrá diversos indicios que nos indican el estado actual de algunos personajes clave de la primera temporada. Ya sea a través de cartas, fotos o cameos, habrá una pizca de información acerca del destino de Arcadia Bay y su gente.

Un buen trato de temas relevantes en la actualidad

Algo que debemos alabar de Life is Strange 2 es el hecho de tratar temas importantes con acierto. El que está más presente es el del racismo. Los protagonistas son dos jóvenes de origen mexicano, por lo que a lo largo de su aventura se encontrarán con más de un intolerante y racista americano que tratará de hacerles la vida todavía más difícil. Los llamados Redneck (un término utilizado en Estados Unidos y Canadá para denominar al estereotipo de hombre blanco que vive en el interior del país y presenta bajos ingresos económicos) serán otro obstáculo más al que tendrán que enfrentarse.

El objetivo de ambos hermanos desde el principio es llegar a Puerto Lobos (México). En el episodio 5 estarán más cerca que nunca de alcanzar dicha meta pero, una vez más, dependerá de nosotros y nuestras decisiones el hecho de que lo consigan o bien alcancen otro destino. En concreto, en este capítulo final podemos ver reflejado más que nunca el tema del racismo tanto en personajes que conocemos como en preguntas inocentes de nuestro joven e inocente hermano: “¿Por qué hay un muro en el sur y no en el norte?”.

Otro de los temas de relevancia que es tratado en Life is Strange es la libertad de orientaciones sexuales. En el episodio 5 encontramos a una pareja de hombres de mediana edad que nos cuentan cómo decidieron escapar de sus intolerantes familias y dirigirse a un nuevo destino en el que poder encontrar la libertad. “Ojalá haya menos personas intolerantes en el futuro” es una frase que Sean pronuncia y que perfectamente se puede aplicar a nuestra situación real actual.

Desde Dontnod Entertainment siempre han apostado por la representación y la inclusión de diversos colectivos en sus juegos. No se trata tan solo de personajes secundarios, sino que el propio protagonista es bisexual y la decisión de si tener una relación con una mujer, con un hombre o bien con nadie recae en manos de los jugadores.

Otros de los temas tratados son la dificultad de cruzar la barrera entre la juventud y la adultez, las separaciones matrimoniales y la vida de las comunidades de personas que desean vivir en libertad y al margen de la sociedad, entre otros. Con todo ello se compone un tejido de temáticas que van más allá del propio videojuego y atraviesan sus barreras para hablarnos directamente a los jugadores y hacernos reflexionar acerca del estado actual de la sociedad. Todo lo que está bien y lo que está mal, además de cómo podría cambiar si todos ponemos de nuestra parte.

Una jugabilidad algo ingeniosa que sigue en segundo plano

Life is Strange 2 da más juego aparte de pasearnos por los escenarios, seleccionar una u otra opción de diálogo y tomar decisiones. Es un título narrativo, por lo que la jugabilidad sigue estando en un segundo plano y el tiempo en pantalla está mucho más inclinado hacia el lado de las escenas conversacionales y de acción.

Aun así, Dontnod sigue sorprendiendo con pequeños e ingeniosos puzles en los que podremos usar el poder de Daniel para actuar. No resultan nada complejos, pero sí interesantes para dotar de agilidad a la trama. Un ejemplo de ello, en el episodio 5, es el momento en el que Daniel nos propone una búsqueda del tesoro para la cual debemos seguir una serie de crípticas pistas hasta dar con el premio final.

Más allá de estos momentos, presentes en cada capítulo, disponemos de una serie de ítems coleccionables que podemos encontrar si exploramos los escenarios al detalle. Para ello, los primeros tres episodios tienen un peso más importante en este aspecto, mientras que los dos últimos se centran mucho más en la parte narrativa, algo que los hace sentir más cortos en lo que a duración se refiere. De hecho, desde el momento de arrancar con el episodio 5 hasta finalizarlo tan solo pasarán unas 2 horas. Por tanto, la duración total de la temporada 2 de Life is Strange 2 se podría estimar en unas 12 horas aproximadamente.

Decisiones con peso ligero y un desenlace menos dramático

Si nos centramos en las decisiones argumentales que podemos tomar, las cuales nos llevarán hacia un u otro final, comprobamos cómo a lo largo de los 5 episodios no hemos dudado en ningún momento acerca de qué hacer. Así como en Life is Strange 1 sí que costó tomar según qué caminos y decisiones, en esta segunda temporada hemos tenido claro cómo proceder. Esto puede ser una perspectiva personal ya que, como hemos mencionado más arriba, empatizamos más con la historia de Max y Chloe que con la de Sean y Daniel.

Aun así, Life is Strange 2 es consecuente con cada uno de nuestros pasos y el abanico de desenlaces que ofrece es mayor del esperado. No hay solo 2 finales, sino que en función de cómo hemos educado a Daniel (un pilar esencial en el juego) podremos optar a ver unas u otras escenas antes de que los créditos empiecen a rodar. Por ello, esta decisión final tan solo está hasta cierto punto en nuestras manos y no todo depende de Sean.

No entraremos en mayor detalle con tal de no destripar ningún detalle de relevancia, pero sí diremos que el final que obtuvimos es más feliz de lo esperado y por ello la carga dramática queda diluida y todo lo que surgió de nosotros fue una sonrisa. Dada la dureza del camino, es algo que se agradece. A pesar de ello, después de ver pasar los nombres del equipo que ha desarrollado el título y de surgir el mensaje de “Gracias por jugar”, no pudimos evitar tener la sensación de que hay temas que quedan abiertos y no se les da el trato adecuado.

El más importante de ellos es ¿por qué Daniel tiene poderes? En ningún momento del juego los personajes tienen la inquietud de intentar descubrir por qué esos poderes han aparecido. Los tratan con una extraña normalidad que nos hace pensar que son un recurso secundario añadido para dotar de epicidad a la historia, vivir más escenas de acción y aportar algún elemento paranormal a una aventura que en caso de no tenerlos sería muy mundana.

Por todo ello, Life is Strange 2 tiene luces y sombras, algo que lo convierte en un título recomendable para cualquiera que quiera vivir la emocionante historia de dos hermanos que tan solo quieren pasar página tras un trágico evento. Un viaje repleto de grandes momentos y aspectos mejorables, pero que sin duda pasará a formar parte de nuestros recuerdos como jugadores y jugadoras.

CONCLUSIÓN

El quinto episodio de Life is Strange 2 nos permite llegar hasta el final de la historia de los hermanos Díaz, Sean y Daniel. Un final que cambiará en función de nuestras elecciones durante la totalidad de capítulos y que presenta un abanico de posibilidades que va más allá de tan solo 2 desenlaces. Aun así, estos finales no portan una carga dramática tan poderosa como tuvo el adiós de Life is Strange 1. En cuanto a los aspectos más destacables de esta segunda temporada, encontramos el trato de temas importantes en nuestra sociedad actual como lo son el racismo y la libertad de orientaciones sexuales y de pensamiento. Al conocer a un amplio elenco de personajes y visitar múltiples escenarios que irán cambiando en cada uno de los 5 episodios no llegaremos a empatizar tanto con ellos, pero sí que nos permitirán adentrarnos en diversas comunidades y formas de vivir que nos harán reflexionar. En cuanto a lo jugable, sigue estando en un segundo plano, por lo que la narrativa es el apartado que más peso tiene. Una narrativa bien escrita que compone una historia interesante y que merece la pena ser jugada…y vivida.

LO MEJOR

  • El trato de temas relevantes como el racismo y la libertad sexual
  • Un elenco de personajes interesantes y bien construidos
  • El visitar distintas localizaciones en un extenso road-trip

LO PEOR

  • Un desenlace algo descafeinado
  • Parte jugable con poco peso
  • Corta duración de los episodios

Streets of Rage 2

 Estoy rejugando la franquicia de Streets of Rage esperando a que salga la cuarta parte. El primero ya lo re-jugué y os dí mis impresiones aquí. Sega sacó dos años después, en 1992 esta segunda parte, para muchos el mejor de la...