Derrota parcial

Quantic Dream, condenado a indemnizar a un exempleado por no garantizar su seguridad

Los creadores de Heavy Rain y de Detroit: Become Human no se anticiparon a la difusión de fotos "homófobas, misóginas y racistas".

Quantic Dream tendrá que indemnizar con una cuantía superior a 5.000 euros a un antiguo empleado de la empresa que denunció la difusión de fotos "homófobas, racistas y misóginas" por parte de sus compañeros, según ha sentenciado la Corte Laboral de París.

A principios de 2018, varios medios de comunicación, entre los que se encontraba Le Monde, publicaron en sus páginas que miembros del estudio habían denunciado prácticas sexistas y homofóbas, así como comportamientos inapropiados en el seno de Quantic Dream, el estudio responsable de juegos como Beyond: Dos Almas, Heavy Rain o el reciente Detroit: Become Human. Como consecuencia de ello, la empresa fue denunciada por antiguos empleados. Ahora, los tribunales han dictaminado una condena contra Quantic Dream, aunque se han desestimado otras alegaciones de los extrabajadores.

La derrota judicial del estudio se ha producido contra un antiguo empleado, ya que el juez ha estimado que las fotos difundidas eran “homófobas, misóginas, racistas y profundamente vulgares”. Consideran probado que fueron creadas por otros empleados y compartidas entre los integrantes del equipo sin que la dirección pudiera proteger a la víctima. Por ello, la sentencia obliga a Quantic Dream a pagar 5000 euros al empleado como compensación. Deberá abonar otros 2000 euros en concepto de costes legales.

La sentencia no condena al estudio por el contenido de las imágenes, sino por fracasar a la hora de proteger a su empleado. Especifica que el espíritu humorístico que defendía la compañía no se acoge ante una “práctica más que cuestionable”. El estudio, por su parte, ha publicado un tuit en el que se celebra la sentencia como una victoria judicial.

¿Cuál es la postura de Quantic Dream?

“El juez ha rechazado todas las peticiones principales de los exempleados y ha considerado muy claramente que la imagen “Super Nanny” no justifica sus demandas, ya que no se produjo un deterioro de sus condiciones laborales en la compañía”, dicen en el tuit. “El juez determinó más adelante que los directivos de la compañía actuaron de forma apropiada, pues tomaron las medidas necesarias en el día del incidente en cuestión”.

El comunicado continúa de esta manera. “El exempleado ha obtenido únicamente una compensación de 5000 euros (más 2000 euros de costes) en concepto de 'obligaciones de seguridad'. Aunque estas imágenes fueron creadas fuera del horario laboral y no se produjeron quejas, la compañía debía haber anticipado la posibilidad de que estas capturas circularan sin control, puesto que fueron diseñadas en las instalaciones de la empresa”.

La compañía confirma además que no va a recurrir a la sentencia. También afirma que publica el comunicado para evitar la desinformación.

Quantic Dream estuvo ligada a Sony durante varios años, aunque su contrato con la empresa japonesa expiró hace unos meses. Desde entonces, el estudio ha decidido seguir un camino multiplataforma y convertirse en una compañía completamente independiente. Así las cosas, todos los títulos exclusivos de la plataforma PlayStation se han comercializado también en PC. Detroit: Become Human saldrá a la venta el 12 de diciembre en Epic Games Store

Fuente | Le Monde/PC Gamer

Detroit: Become Human

Detroit: Become Human para PlayStation 4 y PC es la nueva aventura de los creadores de Heavy Rain y Beyond: Dos Almas, Quantic Dream, que en esta ocasión nos cuentan la historia de una androide con conciencia propia que logra salir de la fábrica en la que ha sido creada para enfrentarse a la realidad del ser humano. Título basado en la demostración técnica Kara del propio estudio.

Detroit: Become Human

¿Está relanzando Switch Lite la Nintendo Switch?

Al salir la versión Lite de Switch pensé muy rápidamente que Nintendo la había cagado otra vez. Digo "otra vez" porque no creo que haga falta recordar episodios pasados como el de la Virtual Boy; o aquel aferramiento demencial al formato ...