Yakuza 4 Remastered
Yakuza 4 Remastered
Carátula de Yakuza 4 Remastered

Yakuza 4, análisis PS4: Y Kiryu dejó de estar solo

La franquicia de Sega dejó por primera vez ligeramente de lado a Kiryu Kazuma para introducir un reparto coral en una entrega que evolucionó sobre las bases de la tercera para ofrecer una historia menos pegada a la actualidad y más centrada en la acción.

Yakuza Collection trae de vuelta con Yakuza 4 a un capítulo que probablemente fue clave para la evolución posterior de la saga. Aunque en lo técnico y jugable estamos ante un título que se dedica a evolucionar sobre las bases establecidas por la tercera entrega, en lo narrativo nos encontramos con una entrega que intenta romper con lo anterior y dejar a un lado la historia de Kiryu, si bien finalmente este acaba siendo un personaje pivotal en la trama.

Una trama que a su vez se aparta del estilo más realista y pegado a preocupaciones reales de la tercera entrega para ofrecernos una historia que gira más hacia la ficción, y que destaca respecto a todas las entregas anteriores por su carácter más coral.

Por primera vez desde el inicio de la franquicia en esta cuarta entrega nos ponemos a los mandos de un reparto coral. Gracias a ello conoceremos a fondo a Akiyama, un prestamista, ex banquero y ex mendigo que se dedica a ofrecer préstamos sin intereses a quienes superan sus pruebas. A Saejima, un presidiario en el corredor de la muerte tras haber sido capaz de matar a sangre fría y armado literalmente hasta los dientes a 18 personas en un restaurante. A Tanimura, un policía con un interesante pasado. Pero el protagonismo de todos ellos lo acaba eclipsando Kiryu, que aquí parte de secundario para acabar haciéndose protagonista.

Estilos propios

Esta apuesta por un reparto coral ayudó a introducir por primera vez una variedad de estilos de combate diferenciados, uno para cada uno de los personajes, adaptados a sus capacidades físicas y personalidad. Así Akiyama será capaz de patear a cualquier enemigo con una agilidad y fuerza equilibradas. Tanimura por su parte es la agilidad personalizada, mientras que Saejima, por el contrario, se siente como un tanque: lento, pero de una fuerza descomunal, y capaz de cargar sus ataques para un daño superior. Kiryu por su parte regresa con su estilo marca de la casa.

Todos los personajes destacan por tener unos trasfondos interesantes, aunque mucho más inverosímiles de lo presentado en la tercera entrega, más pegada a la realidad dentro de los estándares la franquicia. Desde el origen de la fortuna de Akiyama a la imposible vida de Saejima, Yakuza 4 busca más la emoción que el realismo. Esta es por tanto una de las entregas con algunos de los momentos más subrealistas de la saga.

A cambio de disfrutar de un reparto más variado, tendremos la limitación de que la mejora de habilidades que podremos mejorar de cada uno de ellos funciona por separado, según vayamos pudiendo controlarlos. Esto se traduce en unas posibilidades mas limitadas de evolución de nuestro personaje respecto a otras entregas de la franquicia. El inventario, por su parte, es también independiente para cada uno y tiene las limitaciones de estas entregas, en la que los objetos no se agrupan por un mismo tipo. Tendremos que andar por tanto con cuidado de tener espacio suficiente y de llevar con nosotros lo que realmente necesitamos.

Kamurocho a todos los niveles

Kamurocho también crece, aunque esta entrega se convierte en el único lugar que visitamos (más allá de una breve parada por Okinawa). Por primera vez esta entrega nos permitió explorar los tejados y el mundo subterráneo del alter ego del tokiota barrio de kabukicho. Estos añadidos sirven para darle una profundidad superior a la de la tercera entrega, si bien aún se notan las limitaciones de movimiento, con algunas barreras invisibles, que padecía la saga antes del cambio al dragón engine.

Tampoco estaba en esta entrega el sistema de submisiones introducido en entregas posteriores, lo que no evita que haya multitud de eventos secundarios con los que distraernos de la trama principal, a los que se añaden las múltiples actividades secundarias típicas de la saga. En esta ocasión se mantiene y amplia el minijuego de gestionar a una chica de Kyabakura (lugares de citas con chicas con las que conversar y beber) que ya estaba presente en la tercera entrega.

Contaremos también con los minijuegos ya clásicos en la saga: el centro de bateo, los bolos, dardos, golf y pesca, así como el karaoke, así como el minijuego “boxcelios” y su secuela en los arcades. Una variedad que destacaba en su momento pero que palidece ante la oferta de entregas posteriores.

En lo técnico este port vuelve a ser un simple lavado de cara a una mayor resolución y doblando la tasa de frames. Sin embargo, es notoria una mejoría sobre todo en los modelados de los personajes respecto a la tercera entrega, especialmente de los secundarios, aunque se nota el reciclado de algunos escenarios. A pesar de ello, el resultado luce bastante bien, en ocasiones no muy alejado de lanzamientos actuales y hará las delicias de aquellos fans que no pudieron probarlo en su día, o que busquen revivir una de las historias más curiosas de la franquicia.

CONCLUSIÓN

Yakuza 4 supuso una evolución en lo técnico y una vuelta al mundo del crimen y a personajes inverosímiles tras el más "realista" Yakuza 3. Si bien algunos aspectos jugables son obviamente un paso atrás respecto a entradas más recientes, la simple mejora de resolución y tasa de refresco hace que el juego luzca muy bien gráficamente, mientras que se mantiene todo lo que hizo de este título una pequeña joya en su momento.

LO MEJOR

  • El mínimo lavado de cara técnico no impide que el juego luzca muy bien, congracias especialmente a los modelados más depurados que en Yakuza 3.
  • La presencia de varios personajes con estilos de lucha diferenciados sigue funcionando bien.
  • Es un imprescindible para los fans de la saga.

LO PEOR

  • Como en el remaster de Yakuza 3, para quienes estén acostumbrados a las entregas más actuales, muchos elementos son un paso atrás.
  • Esta entrega especialmente limitado en minijuegos y misiones secundarias respecto a las más recientes.
  • El guión está un poco por debajo de otras entregas.
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

¿Está relanzando Switch Lite la Nintendo Switch?

Al salir la versión Lite de Switch pensé muy rápidamente que Nintendo la había cagado otra vez. Digo "otra vez" porque no creo que haga falta recordar episodios pasados como el de la Virtual Boy; o aquel aferramiento demencial al formato ...