BeTech: noticias de tecnología

BLACK FRIDAY

Cuidado con los precios online pre-Black Friday, algunos están ‘inflados’ según la OCU

Una práctica habitual, subir los precios justo antes del Black Friday para que luego parezcan muy rebajados.

Cuidado con los precios online pre-Black Friday, algunos están ‘inflados’ según la OCU

Sin duda, el mes de noviembre es el de mayor consumismo de todo el año, al menos en el sector online. No solo porque hablamos del mes anterior a la Navidad y por tanto la fecha ideal para hacer todas las compras para el 25 y el día de Reyes, sino también porque se juntan dos festividades, una nacida en China y la otra en Estados Unidos, que representan el consumismo como nadie. Esta semana hemos tenido el Single’s Day chino, y dentro de dos semanas el Black Friday.

Cuidado con los precios online pre-Black Friday

Establecido para el viernes 29 de noviembre, en cuanto termina el Día del Soltero arranca el llamado pre-Black Friday, un ‘impass’ en el que algunas webs empiezan a lanzar ofertas aquí y allá, mientras que otras se dedican a preparar las campañas. Pero es precisamente en este tiempo cuando hay que tener cuidado con una práctica que se ha convertido en algo habitual: subir, ‘inflar’ los precios justo antes del Black Friday para luego parece que la rebaja aplicada en la festividad es grande.

La OCU lleva años monitorizando los precios de los establecimientos más conocidos por sus ofertas de Black Friday, y comprobando que en realidad “no siempre se aplican descuentos bajo esta denominación y que incluso algunos incrementan sus precios en esta fecha”. A través de este análisis, la Organización pretende averiguar “si el precio en ciertos días de rebajas era superior, igual o inferior al del periodo anterior”.

La norma (Ley 7/96, de 15 de enero, de regulación de comercio minorista) establece que “siempre que se oferten artículos con reducción de precio, deberá figurar con claridad, en cada uno de ellos, el precio anterior junto con el precio reducido” y deja claro que "se entenderá por precio anterior, el menor que hubiese sido aplicado sobre productos idénticos en los treinta días precedentes”.

Subida de precios online

Este año, OCU está realizando un estudio de precios con motivo del Black Friday mediante el que recaba y analiza diariamente “más de 23.300 precios de 25.386 productos pertenecientes a 31 familias de productos, principalmente electrodomésticos, aparatos de electrónica y tecnología de 41 páginas de tiendas online”.

La Organización de Consumidores, que lleva recogiendo precios diariamente desde el 29 de octubre (un mes antes del Black Friday), ha analizado la evolución de los mismos coincidiendo con en el Singles' Day (11 del 11), comprobando si en los distintos establecimientos el nivel de precios de los productos controlados era superior, igual o inferior al de los días anteriores. Comparando los precios de los más de 25.000 productos el 11 de noviembre con el precio mínimo del periodo entre el 29 de octubre y el 10 de noviembre, el resultado es que:

  • Hay un mayor porcentaje de subidas (23%) que de bajadas (4%).
  • Las subidas fueron de más entidad que las bajadas: de media las subidas eran del 8%, y las bajadas, del -5%.

Más subidas de precios que descuentos

OCU advierte además que, en general, los descuentos por ejemplo durante Día del Soltero han sido muy limitados: apenas un 4,3% de los productos analizados estuvieron realmente más baratos en el Single’s Day que en cualquier día entre el 29 de octubre y el 10 de noviembre. En cuanto a los productos, un 23% de los productos estaban más caros el Día del Soltero que en algún momento entre el 29 de octubre y el 10 de noviembre, y da ejemplos que podéis leer en su web.

En resumen, OCU advierte que comprar en el Día del Soltero ha sido un 2% más caro de media que en días anteriores, según se desprende de la comparación de los precios del Singles' Day con el mínimo entre el 29 de octubre y el 10 de noviembre. Además, en algunas webs muy conocidas el sobreprecio medio ha sido considerable. La conclusión es que, para ahorrar no hace falta comprar en Black Friday. Incluso en 2017, el análisis de precios reveló que los productos durante el Black Friday eran en torno a un 2,5% más caros que el mínimo que alcanzaron en el último mes.